Un Cartoon Network sin héroes

A estas alturas del juego, posiblemente ya te diste cuenta, o leíste en algún lugar: las series de acción están perdiendo cada vez más su espacio en Cartoon Network. Y a pesar de que tal comportamiento sea una tendencia entre todos los canales enfocados al público infantil, es algo que todos nos deberíamos lamentar.

El canal simplemente esconde debajo del tapete todas sus series de acción, que son suprimidas por comedias como Un Show Más y Hora de Aventura. Cuando se hace esto, los héroes, defensores de la justicia, son simplemente olvidados por el público, que a pesar de lamentar su ausencia, no los echan en falta.

¿Recuerdas las exhorbitantes batallas de los defensores de Atena? ¿De las aventuras de un joven entrenador pokémon o de un prometedor ninja rubio de ojos azules? Son momentos únicos en la vida de cualquier chico, que hacen vibrar las más fuertes emociones con tales acciones, que, en la actualidad, simplemente no existen.

El llamado bloque destinado a los héroes de Cartoon Network está simplemente invadido por series comerciales y, compuesto por títulos que no son tan heróicos. En el intento de tener el visto bueno de los padres superprotectores, se le priva a los chicos de momentos únicos de la infancia.

Mientras que los programas actuales son emitidos hasta el cansancio, en todos los horarios de la programación, shows como ThunderCats (2011), Justicia Joven, Cuidado con Batman -que, nisiquiera se estrenó aún por aquí- y tantos otros completamente suprimidos, tardan en llegar, y son sacados poco a poco de la grilla del canal.

Esto llega a ser extraño, ya que al mismo tiempo en que la matriz norteamericana trae a su público bloques diversos destinados a estos shows, la filial latina se dirige por un camino totalmente opuesto, dando prioridad a bloques más suaves.

El pensamiento que queda es que el canal quiere esconder lo que produce, o el hecho de que un dia produjo este tipo de contenido, que puede interferir en las buenas costumbres y en valores de familia. Así como las series de comedia, estas series poseen su público, son responsables por la diversidad del público, y este merece ser tratado como merece.

Un canal de televisión no puede ser una niñera electrónica, queda en los padres o responsables la supervisión de lo que ven y hacen sus hijos, sin privar al público en general de tal contenido, que únicamente, es sólo uno más. Y a los que lamentan en desinterés de CN en adquirir animes, deben primero ver todos los puntos del canal. Si sus propias producciones son tratadas de esta manera, ¿qué quedará para producciones ajenas?