Marvel y DC Cómics: Sobreexplotación de superhéroes en los medios

Cuenta la leyenda, que existió una época en la que ser un lector de cómics era sinónimo de ser un “raro”. Hoy en la actualidad esta actividad se ha convertido en una moda. Debido al repunte que han tenido las cintas inspiradas en los personajes de Marvel y DC Cómics, al expandirse sin precedentes en la industria cinematográfica, en la televisión y en el streaming.

Esa ardua y competitiva carrera que revivió el amor por los cómics a algunos y a muchos otros los hizo “expertos” en la materia. No los culpo, yo caí en esa moda también.

Lo único que yo había leído de Marvel y DC Cómics, eran solo eventos importantes. Nunca me preocupé por ser una ávida lectora de estas editoriales y no porque no me gusten, sino porque llegó un momento en el que leer casi siempre lo mismo me aburrió. Mataban a alguien pero números después lo revivían ¿Saben? Ese tipo de cuestiones son un poco tediosas para mi gusto, sin embargo los sigo leyendo en ocasiones, cuando algo me interesa. El punto es que prefiero otro tipo de cómics que no tratan todo el tiempo sobre súper hombres o capas.

Hoy en día, cualquier persona resulta ser fan de Marvel, que queramos o no son los que están penetrando con más impacto, a raíz de la oportunidad de expandir con recursos propios su universo cinematográfico. La gente ahora es “experta” en temas relacionados con el material original, en el que se basaron para los proyectos que se han llevado a la pantalla grande. Realmente, estamos frente a un fenómeno contundente y ojo, no estoy en contra de esto, me gusta el universo Marvel y el de DC Cómics, pero la industria no se alimenta solo de superhéroes.

Ya los veo hasta en la sopa, todo mundo con camisetas de Marvel, de Batman o Superman, vanagloriándose de saber millones de cosas que componen las historietas, cuando quizá en su vida se tomaron el tiempo de echarle el ojo a algún número, a una serie, evento o qué sé yo.

En las cafeterías, en las convenciones, el dinero fluye al explotar al máximo está moda. El auge que han traído consigo las películas es gigantesco. Pero no deja de ser una novedad, una usanza que a medida que pasen los años se va a dejar atrás, al menos eso creo que va a suceder. Aunque el acontecimiento es tan expandido hasta rincones inimaginables del mundo.

Lo que quiero decir es que hay muchos números y autores que vale la pena conocer, hay un mundo allá afuera lleno de cómics maravillosos y la gente se ha dejado llevar porque están en boga los superhéroes. Y esto es gracias a que han sido llevados al cine, fueron volteados a ver por esa razón. Ignorando todo el trasfondo.

Antes, nadie en mi círculo de amistades hablaba por ejemplo de “Civil War”, que fue el primer evento que yo leí de Marvel y que fue por lo que empecé a consumir sus productos. Ahora todo mundo sabe o cree saber. Me da pena ajena, es que se acerquen a querer lucirse o a hacerse los geniales y que no sepan de lo que están hablando. Yo no soy experta, pero he leído y me asombra que la gente quiera quedar bien comentando cosas por las que no tiene un auténtico conocimiento o peor aún, que carezca de un interés innegable.

Me fascinan los cómics de Marvel y DC, no obstante considero que hay vida después de ellos y yo soy admiradora de ese mundo; repleto de historias que casi nadie voltea a ver ahora. Esa es mi perspectiva, es lo que noto a mi alrededor. Lo que flota en el aire. Es lo que percibo en el cine, en la emoción que muchos dicen sentir cuando una nueva producción de Marvel se acerca a su estreno en cartelera o en la televisión cuando Warner anuncia nuevas series basadas en personajes de DC Cómics.

Eso ya me cansó, en el cine también se ofrecen cosas distintas a los superhéroes, pero parece que esto último es bastante redituable. Y me pregunto cuánto tiempo va a durar. Porque quiero ver que tan lejos llegan. Me gustan, las respeto y estoy ansiosa por ver más, no malinterpreten mis palabras. Porque el punto de esto, radica en que el mundo gira en torno a ellos porque es de lo que todo mundo habla.

Ciertamente lo cruel viene cuando las personas se convierten en fantoches, siguiendo esta moda vigente, cuando en su vida se han tomado la molestia de contribuir a la industria comprando cómics. Aunque creo que últimamente las ventas de los cómics han incrementado.

Porque por otro lado están los que a raíz de esto se han unido a este lado de la fuerza, disfrutando la lectura y compartiendo sus ideas de una manera consistente y real. Eso es lo que vale la pena valorar. Conoces el arte, a los autores y por supuesto vas logrando una admiración cada vez más grande, porque siempre se aprende y nunca terminas de conocer el amplio y jugoso planeta de los cómics. Descubrir todo eso es lo que de verdad importa.

Ahora mismo la Tierra se encuentra girando para seguir explotando esa minita de oro que en todas partes ha causado furor, y que bien, enhorabuena. Las disfruto en demasía cuando se logra una excelente trama, acompañada de una poderosa producción.

La moda es pasajera, más tarde que temprano encontraran algo nuevo que explotar y esa gente que cayó en el seductor encanto de las capas y las mallas, se van a dejar envolver por la moda siguiente, luego de que esta pierda el impulso con el que se elevó. Así como le pasó a los zombies ¿Lo recuerdan? “I Love Zombies” y entonces le preguntabas a la persona con este “amor” a los zombies, si conocía el trabajo de George A. Romero, contestándote que en su vida había escuchado ese nombre.

Ese es un claro ejemplo de una moda que llegó fuerte. Los zombies existen desde décadas atrás, pero a alguien se le ocurrió sacarle jugo al rubro. Se llama capitalismo y ese dudo mucho que pase de moda.

En fin, son varios los directores que han manifestado su enfado hacia las películas de superhéroes, porque les roban al público. Otros se han adaptado, decidiendo unirse para querer dirigir algún proyecto de estos. Inclusive actores, saben que ahí está el futuro por ahora. Saben dónde está la atención. Lo siento por el cine de arte, el independiente y todo aquel filme que no esté repleto de asombrosos efectos visuales, explosiones al por mayor y destrucción masiva, ya les llegará una oportunidad.


@Aldama9231