Reseña: Ant-Man - El Hombre Hormiga

Se estrenó la última película del universo cinematográfico de Marvel de este año y con ello, concluye la fase 2 de las cintas dejando el terreno preparado para Captain America: Civil War. Ant-Man, dirigida por Peyton Reed (Yes Man, Bring It On), está basada en uno de los personajes veteranos del universo de Marvel en los cómics, creado por Stan Lee y Jack Kirby, por allá en los años 60.

Atención: El siguiente texto puede contener spoilers.

Cuando me decidí a ver Avengers: Age of Ultron, sentí lo que se puede llamar, una descarga de completa decepción. No podía superar el hecho de haber caído en las redes del hype. Para mi suerte, aún quedaba Ant-Man (El Hombre Hormiga), que se estrenaría en un verano súper competido y redituable para numerosas casas productoras.

Bueno, ahora les puedo decir que he llevado una tremenda sorpresa con la decimosegunda película de Marvel Studios. Principalmente, está el cliché de siempre, querer salvar al mundo del mal, pero en vías de querer lograrlo, se disfruta de una proceso fílmico único y especial dentro de MCU, de entrada, porque cuando la empiezas a ver, ni siquiera se siente como una cinta de Marvel, es diferente a su manera.

El guión lo escribió Edgar Wright (Scott Pilgrim vs. the World), Joe Cornish, Adam McKay (Step Brothers) y Paul Rudd, como ven, es una combinación monstruosa de mentes creadoras de comedia, incluyendo al director, por lo que pueden esperar que Ant-Man les robe muchas carcajadas, es graciosa y creativa a la hora de querer hacernos reír. No voy a olvidar esa pelea con Yellowjacket, ni los tantos detalles que se tomaron todas las personas que laboraron en el film, sencillamente es cuidar todo, desde las hormigas compañeras de Hank, hasta los juguetes de la pequeña Cassie.

La dimensión de los tamaños, los cameos, las referecias incluso a Avengers: Age of Ultron y la posible mención incluso de "el hombre trepa muros" (Spider-Man) lograron convercerme, de hecho la manera en que introducen a este personaje fue correcta y creíble. Bien, Marvel lo hizo de nuevo, pues en el prólogo se encargó de justificar al personaje y cómo este no había sido mencionado dentro del MCU. La primera escena con Peggy Carter, Howard Stark y Pym, estuvo construida adecuadamente.



Insisto en que esta cinta se siente muy distinta a las demás, les puedo confesar que es de mis tres favoritas de Marvel Studios. ¿El héroe es un ladrón? si, Scott Lang (Paul Rudd) es un ladrón, pero no de los vulgares, si no a la Robin Hood, con un toque especial. Después, el Ant-Man original, Hank Pym (Michael Douglas), lo recluta para proteger su fórmula, la cual tiene la cualidad de reducir de tamaño a personas, seres vivo u objetos. Esta tecnología no puede caer en manos equivocadas o el caos se desatará en la tierra.

La actuación de Paul Rudd es genial, se adueña de su papel, interpretándolo de una manera limpia y no le tengo ningún reproche. Lo mismo para Michael Douglas, un actor que merece mis respetos, por una carrera brillante y llena de triunfos. La selección del reparto en general, me pareció muy atinada. Evangeline Lily (Real Steel) interpreta a Hope van Dyne, la hija de Hak Pym inventada para la película, también se agradece no ver las mismas caras de siempre.

Michael Peña es Luis, uno de los camaradas de Scott, debo admitir que el tipo es hilarante. Las escenas en donde el aparece contando diversos relatos me hicieron el día, junto a Dave (T.I) y su otro amigo Kurt (David Dastmalchian) le brindan un giro a la trama sustancioso para mí.

Ant-Man tuvo que esperar ocho años para estrenarse por cuestiones polémicas con el director, pero es realemente fascinante que ya podamos verla. Esta cinta discrepa de lo que Marvel Studios nos ha dejado ver hasta el momento, como mencionaba, por momentos ni siquiera sientes que es una película sobre superhéroes, porque lo único que busca Scott es cumplirle a su pequeña hija y ayudar en el proceso a salvar al mundo. No busca ser la cinta del año, ha sido la más barata del estudio y ha sido la que menos ha recaudado en su primer fin de semana de estreno.

No me lo explico, de verdad que no. Siento que si bien no es perfecta, la trama vale mucho la pena, es familiar y repleta de bromas, cameos (Stan Lee, Avengers, Falcon, Spider-Man), brillantes actuaciones y efectos especiales de alto nivel. Las escenas de peleas están como siempre, al máximo en coreografía, sobre todo esa escena piloto que Edgar Wrigth se encargó de dirigir antes de salir del proyecto.


La música está a cargo de Christopher Beck, quien se está encargando de llenar los zapatos de un gran compositor en Peanuts Movie, que en su momento compuso Henry Macini y al escuchar lo que hizo Beck en Ant-Man, supe que va a realizar un trabajo exepcional en Peanuts. Por otro lado las canciones seleccionadas también convergieron de maravilla con la película. Damos gracias que no lleve "canciones" modernas al estilo Rihana.

Tiene altas, tiene bajas, no es perfecta, pero para mí, es la mejor película de Marvel Studios después de Capitán América: The Winter Soldier y Guardianes de la Galaxia. Nada mal para un personaje que no goza de tanta popularidad como Iron Man o Capitán América. ¿Ustedes qué opinan? ¿Encontraron todos los easter eggs en la película? no olviden que hay dos escenas post-créditos, una en medio de estos y la otra al final, como buena costumbre de Marvel Studios para que mires los créditos de todas aquellas personas que hicieron posible la realización de la cinta.