Shingeki no Kyojin: El live action tendrá cambios en la historia

Los fans de Shingeki no Kyojin - Ataque a los Titanes que creían ya saber todo lo que sucedería en las adaptaciones al live-action del manga podrán quedar un poco decepcionados. El guionista Tomohiro Machiyama revelo que las películas tendrán alteraciones drásticas en la historia, incluyendo el cambio en la personalidad de algunos personajes y la exclusion de otros que serían importantes en la trama.

Las diferencias estarán presentes en los protagonistas, Eren y Mikasa. Mientras que el primero era un personaje determinado a vengarse y exterminar a todos los titanes existentes, en las películas será solo un chico normal que negaba la existencia de las enormes criaturas, y hasta la invasion de estos. Mikasa también perderá algunas de sus características, volviéndose solo un interés amoroso.

Entretanto, algunos de estoss cambios fueron hechas a peticion del propio autor, Hajime Isayama. El cambio en la personalidad de Eren fue concedida por él, que quería ver al personaje como un joven común que se asustará al encontrarse con uno de los titanes.

Entre otros cambios, se destaca uno aún más polémico y que está dando mucho de qué hablar en el fandom, y es la exclusion de Levi, que era crucialmente importante en la historia del manga y del anime. La decision fue tomada por varios miembros del staff de produccion. Sin embargo, a pesar de los cambios, Machiyama aún cree que la película será bien recibida y que los telespectadores simpatizarán con Eren y su deseo de sobrevivir.

El primer live action de Shingeki no Kyojin se estrena en Japon el día 1° de agosto. La segunda película, Attack on Titan: End of the World, llegará en septiembre.


Nueva informacion de los live actions

Para promover el lanzamiento de las dos películas live action de Shingeki no Kyojin, se están transmitiendo tres comerciales en la TV japonesa. Los trailers recibieron los títulos de "Grand Entrance", "Standard" y "Cast", este último con la música tema de la película "Anti-Hero", cantada por el grupo de rock SEKAI NO OWARI.