Reseña: Coco


Dirigida por Lee Unkrich y co-dirigida por Adrián Molina llega Coco de manos de Disney Pixar y estrenada durante este fin de semana, por lo que a continuación les dejaré una pequeña reseña de la película y aunque ya pasaron algunos días, lo haré sin ningún SPOILER. 

Corría el año 2012 cuando Pixar quiso patentar el nombre de Día de Muertos, una de las celebraciones y tradiciones más importantes en México, por lo que la indignación en los mexicanos no se hizo esperar. Afortunadamente, Pixar tomó la decisión de no hacerlo y en su lugar surgió la idea de Coco, película que haría honor a la tradición mexicana resaltando nuestras costumbres, algo que el estudio responsable de Toy Story quería hacer desde hace años. 

Después de todo este tiempo y de muchos viajes del equipo creativo a comunidades en el país, por fin pudimos ver el resultado final del proyecto, el cual muchos imaginaban iba a ser estereotipado y lejano a la realidad. No obstante, Pixar lo logró. La producción tomó como inspiración, poblados pequeños ubicados en Michoacán, México y estudiando a los pobladores, capturó de manera decente el concepto del Día de Muertos que hemos visto en producciones hollywoodenses que se apartaron bastante de lo que en verdad representa. 

Tenemos un apartado visual impresionante con una animación increíble hecha con la tecnología más avanzada que se encuentra en manos de Pixar, el famoso “Render-Man” lo hizo de nuevo. Los colores, los detalles y demás lograrán cautivar como es costumbre con Pixar, sin embargo esta vez veremos algo nuevo, algo diferente pues todo se enfoca en el Día de Muertos y cómo lo viven los mexicanos. 

En la historia vamos a ver la misma fórmula repetida en múltiples ocasiones en cintas del estudio, el héroe en busca de un sueño que inicia una travesía contra las adversidades para lograr alcanzarlo, que en esta ocasión es un niño llamado Miguel que sueña con ser músico, pero que en su familia se ha prohibido de manera definitiva el escucharla o tocarla a raíz de un conflicto familiar que se extendió por un par de generaciones. Pero aunque es la misma fórmula, la gente lo pasará por alto porque Coco la ejecuta de una manera sublime. 

El Día de Muertos se aproxima y los muertos cruzaran a recolectar las ofrendas que sus familiares han depositado en los tradicionales altares de muertos y por supuesto para reunirse con los suyos, con los que aún permanecen en el mundo de los vivos. Este cambio entre ambos mundos es bastante notable, muy bien logrado y al final de cuentas, una interpretación al estilo Disney Pixar de cómo pudiera ser ese otro plano si existe o existiera. 

Si son de los que lloraron con Toy Story 3, con Coco pasará algo similar pues juega con las emociones tocando fibras sensibles que tienen que ver con la muerte y la familia, siendo la familia uno de los valores más importantes en México. Definitivamente un recurso demasiado utilizado en numerosas cintas de Pixar pero no significa una debilidad, al contrario regresamos a la ejecución, que es lo importante y en la película está muy bien consumado. 

Les recomiendo verla en español, el doblaje es estupendo es dirigido por Ricardo Tejedo. Tenemos voces como Gael García (Héctor) quien presta su voz en la versión en inglés también, Marco Antonio Solís (Ernesto de la Cruz), Angélica Vale (Mamá Imelda), Angélica María (Abuelita), Cristina Hernández(extra), Xóchitl UgarteFrancisco Colmenero, entre otros que sinceramente aportan mucho a la versión latina, aunado a esto tenemos canciones interpretadas por artistas mexicanos entre los que se encuentran Bronco, Jorge Blanco, entre otros y sin duda la banda sonora compuesta por Michael Giacchino (Inside Out, Ratatouille) es el toque especial. 

Mucho se corrió la voz de que Coco era una copia de El Libro de la Vida y lo cierto es que no hay comparación, adicional, la producción de Coco inició hace 6 años aproximadamente antes del estreno de El Libro de la Vida que fue durante el 2014. Coco es un homenaje rico y colorido con una historia muy diferente, una de las mejores cintas animadas del 2017 que seguramente será galardonada en los meses venideros. La recomiendo ampliamente y aconsejándoles no ir a verla con una mente sugestionada por este supuesto plagio. 

Concluyendo para no extender demasiado este texto, Pixar ha logrado algo excelente con Coco lo que no había podido hacer desde hace un tiempo y estamos contentos de que la cultura mexicana por fin haya tenido, sino una fiel interpretación, si una lo bastante cercana.