Opinión: Tate no Yuusha no Nariagari

Hace poco terminó uno de los isekai más populares del año, me refiero a Tate No Yuusha No Nariagari o El Ascenso del Héroe del Escudo, traducido a nuestro idioma. Este anime tuvo mucha repercusión durante la primera parte del año, aunque debo decir que este género no es de mis favoritos la serie en general terminó agradándome, en esta nota aclararé el por qué.


La serie nos cuenta la historia de Naofumi Iwatani, un chico introvertido que ama estar en su computadora jugando videojuegos y leyendo mangas o novelas ligeras, pero que al llegar a una biblioteca y encontrar un libro antiguo es invocado junto con otros jóvenes a otro mundo con el objetivo de salvarlos de las "Olas de la Calamidad". Los personajes principales son Naofumi Iwatani, un chico otaku que fue trasportado a este mundo, Raphtalia, una semihumana que fue comprada por Naofumi para ser su espada y terminó enamorandose de él y Filo, una filolial que puede transformarse en una loli girl  y que siempre trata Raphtalia como su hermana mayor y rival por el cariño de Naofumi

La parte positiva de la serie fue el desarrollo del personaje de Naofumi, ya que desde el primer episodio nunca nos muestra a un chico tipo "Kirito" o "Subaru", al contrario su personaje pasa de ser un chico ingenuo a madurar y convertirse en hombre "hecho y derecho" con el objetivo de salvar al mundo y a las personas que quiere. Pero no todo es bueno para él, ya que al ser culpado de un crimen que no cometió Naofumi se vuelve un ser despreciado, haciendo que el odio y el resentimiento afloren en su personalidad. Pero más allá de todo es un buen tipo y hace lo que en su opinión es lo justo; sin importarle lo que dirán los demás

Raphtalia sería la parte humana, o mejor dicho lo que evita que Naofumi caiga en la locura, desde que fue comprada como esclava hasta convertirse en una fuerte guerrera. Vamos viendo como ella logra crear una conexión muy especial con su amo hasta que al final de la serie saca a relucir sus sentimientos por el héroe del escudo. Además no es la típica damisela en apuros, ya que es una gran guerrera y su trágico pasado nos hace encariñarnos aún más con ella.

La parte negativa de la serie es el argumento, ya que es muy conveniente para el personaje principal. Entiendo lo ocurrido en el primer capitulo, pero siento que el Rey de Melromarc, su hija mayor Malty y el pontífice de la Iglesia de los Tres Héroes, los antagonistas en gran parte de la serie no tiene un motivo real para sus acciones. Otro problema son los personajes secundarios, ya que se quedan en segundo plano, es molesto ver como los otros héroes son en muchos capítulos tratados como idiotas sin algún tipo de oportunidad de redención ante Naofumi.

En concusión, Tate no Yuusha no Nariagari es una serie que tiene buenos personajes en un mundo corrompido, donde el personaje principal brilla sobre todos los demás y donde el héroe ve lo "moral y lo que es bueno" como algo subjetivo. Pero con todo ello es un poco de aire fresco para este género que se ha vuelto cada vez mas falto de ideas a la hora de contar historias, no digo que sea una obra maestra pero intenta marcar un cambio de rumbo en lo que estamos acostumbrados a ver en las obras isekai.