Crónica musical: Banda sonora de los juegos de Dragon Ball en Videoconsolas de sexta y séptima generación.

Recordada es la época de videoconsolas como la Sony PlayStation 2, Xbox 360 de Microsoft, o la Gameboy Advance de Nintendo. Asimismo, Dragon Ball, una de las franquicias de anime y manga más exitosas a nivel global en cantidad de ventas y espectadores, no ha pasado desapercibida en el mundo de los videojuegos de ese tiempo. 

Con juegos famosos como la saga Super Butōden para Super Nintendo o Dragon Ball GT: Final Bout y su entrada al mundo 3D en PlayStation 1, Dragon Ball aireaba un gran porvenir durante las 2 próximas generaciones de consolas, donde la música de sus juegos tomarían un gran protagonismo en las diferentes regiones de lanzamiento. Sin embargo, debido a diversos factores, este trabajo musical tiene orígenes, autores o desarrollos que son desconocidos para el común de sus jugadores. En el presente artículo, se realizará una introspección a las bandas sonoras de los juegos de sexta y séptima generación de la franquicia, haciendo hincapié en los antecedentes y polémicas que marcaron estas obras sonoras. 

Comenzamos en el Año 2002 y Dragon Ball presentaba sus primeros juegos para las nuevas consolas que llevaban 1 o 2 años en el mercado. El primero en ser lanzado para esta generación fue el inicio de la saga de juegos Dragon Ball Z: The Legacy of Goku, de la mano de su desarrolladora Webfoot Technologies. La primera entrega del trio de juegos fue lanzada el día 14 de mayo, luego se lanzarían sus secuelas en los 2 años posteriores. La música de fondo de esta saga de juegos se caracterizó por combinar trabajos originales y remix de la música hecha por Bruce Faulconer y su equipo para la emisión de Dragon Ball Z en territorio norteamericano. La música fue compuesta y arreglada por el texano Ariel Gross en el primer juego y el australiano Yannis Brown para las entregas posteriores.

Tema de Trunks en el juego:


Tema para la aparición de Trunks en el anime:


Durante este mismo periodo de tiempo, en Japón se lanzó lo que sería conocido como «ゼットサーガ» (La saga de los Z), que son los juegos Dragon Ball Z, Dragon Ball Z 2 y Dragon Ball Z 3 respectivamente, conocidos en territorio americano y europeo como «Los Budokai», juegos que contaron con la composición de Kenji Yamamoto (山本健司) luego de su meteórico ascenso como compositor. 

Kenji Yamamoto, nacido y criado en la ciudad de Fukuoka, pasó por el prestigioso Instituto de Diseño Kyushu(Ahora parte de la Universidad de Kyushu en Fukuoka), para luego comenzar a trabajar en la rama de Yamaha Corporation que se ubicaba en su ciudad natal, dentro de la empresa realizó composiciones para varios comerciales y creó arreglos para los concursos de música de la compañía conocidos como «Popcon» y «World Popular Song Festival». Su paso por Yamaha amplió su campo laboral, cosa que lo hizo moverse a Tokyo, es aquí donde, en el año 1987, pasó a ser empleado de la casa animadora Toei Animation y así comenzó su primer acercamiento a los juegos y el anime. Partiendo como ayudante del arreglista y compositor Takeshi Ike(compositor del primer Opening y Ending de Dragon Ball), fue ganando terreno cada vez más hasta ser encargado de las bandas sonoras de la saga de juegos «Butōden», haciéndose conocido por la composición de temas específicos a personajes como Gohan o Trunks. Paralelamente, se vió involucrado en la música para la serie de televisión de Dragon Ball, haciendo grandes aportes de Insert Songs(canciones para momentos específicos de la series) y música para las películas u ovas de animación, donde se destacan:

Insert Song del capítulo 120 de Dragon Ball Z
Interpretado por la banda de Yamamoto llamada MONOLITH:



Insert Song del capítulo 65 de Dragon Ball
Composición por Takeshi Ike y arreglos por Yamamoto:


Banda sonora para la OVA de Harbour Light Monogatari
Composición y arreglos por Yamamoto:


Para la banda sonora de los juegos Dragon Ball Z: Budokai, se contó con un buen presupuesto, tiempo y contactos que hicieron posible la participación de íconos de la música como el grupo y sección de vientos Tower of Power, además de el guitarrista, bajista y baterista de TOTO; Steve Lukather, Mike Porcaro y Simon Phillips. También han participado otros músicos japoneses famosos en la escena del Jazz Fusión y City Pop Japonés como lo son Hiroyuki Namba (Tecladista que formó parte del grupo T-SQUARE y ha tocado con Tatsuro Yamashita) o Masayuki Muraishi (Baterista que ha tocado con diversos artistas como Kotoko, Do As Infinity o Yumi Matsutoya o en juegos como Sonic) y el cantante Hironobu Kageyama. Dividido en 2 sesiones, la grabación de la banda sonora fue realizada en Los Ángeles y en Tokyo, artistas de los respectivos países dieron el color y forma a la música, con las guitarras y solos rock de Lukather o las guitarras jazz de Jun Kajiwara y las de Nozomi Furukawa (Guitarrista que se mantendría en próximas entregas de juegos de Dragon Ball). De ambas sesiones, se destacan temas como:


Sesión en USA(Muestra con Lukather):



Sesión Japonesa(Muestra con Fujiwara):


Material de ambas sesiones(Muestra con Furukawa):


Año 2003 y 2004, las secuelas de la saga fueron trabajadas musicalmente de la misma manera hasta llegar a Dragon Ball Z: Infinite World, juego que fue pensado como la versión definitiva y terminada de los juegos Budokai. Este juego cuenta por primera vez con la participación de la hija de Kenji Yamamoto(de seudónimo cAnON) y lo que sería la banda ‘‘Project DBZ Super Unit’’ que sería el grupo ficticio encargado de musicalizar los juegos de Dragon Ball hasta la entrega de PlayStation 3 y Xbox 360 conocida como Dragon Ball: Raging Blast 2, lanzada en 2010.

Ya consolidado, Kenji Yamamoto crea 59's Laboratory Inc en 2004 y coloca una oficina en Roppongi, este estudio sería la base de operaciones para los proyectos del compositor, aquí inició las grabaciones de lo que sería el soundtrack de Infinite World, realizado en 2 sesiones en las ciudades de Fukuoka y Tokyo, en ellas participan el guitarrista Nozomi Furukawa, Kenji Yamamoto(usando el seudónimo de Kenz) en sintetizadores, bajo y secuenciación, y su hija Kanon Yamamoto en teclados, bajos, guitarras y grabación de los temas. El equipo contó adicionalmente, como ya era común, con destacados músicos del medio como Hiroyuki Noritake (Baterista de T-SQUARE) o Yoichi Murata y Takeru Muraoka, ambos trompeta y trombón de los soundtrack de anime como Detective Conan, Lupin III y Cowboy Bebop. Dentro de este trabajo, se destacan temas como:

Sesión de Tokyo:


Sesión de Fukuoka (Pieza compuesta por Kenz):


Sesión de Fukuoka (Pieza compuesta por cAnON):


Los soundtrack de la saga de juegos Budokai y el de Infinite World fueron lanzados solo en Japón por Lantis y TEAM Entertainment. Curiosamente, en el empaque de los lanzamientos de los soundtrack de los 4 juegos, no se hace mención específica a los músicos e incluso al compositor, como es el caso de Infinite World que solo nombró a Hironobu Kageyama(intérprete vocal de canciones de entrada y salida de Dragon Ball), esto provocó que recibiera críticas por parte de los reseñantes estadounidenses, acusando además a la obra de ser repetitiva mientras que otros aplaudían el soundtrack y criticaban el juego.

Año 2007, y paralelamente al proyecto con Infinite World, Kenji Yamamoto es llamado para el juego Dragon Ball Z: Burst Limit en donde volviendo a las raíces de los juegos Budokai, decide realizar una sesión adicional en Los Ángeles junto con Lukather, además de reutilizar material no lanzado de las sesiones anteriores. Kenji Yamamoto trabaja bajo su seudónimo Kenz, y esta vez en la sesión estadounidense el bajista Leland Sklar reemplaza a Mike Porcaro, también, Tower of Power no participó en las grabaciones por estar involucrado en otros proyectos para ese año, en el lado japonés se incluye la participación de cAnON y otros músicos sin registro que ayudaron en tracks puntuales. Esta banda sonora se caracterizó por poseer temas más metaleros y otros acercados a un estilo synth jazz o derechamente jazz. Como en todas las entregas desde Dragon Ball Z: Budokai 2 e Insert Songs del pasado, Hironobu Kageyama interpreta un opening compuesto por Kenji Yamamoto y de letra escrita por Yuriko Mori. De este soundtrack se destacan como muestra:

Sesión de Tokyo:


Sesión de LA:


En los años anteriores, Kenji Yamamoto había participado en los temas de entrada y cierre de la saga de juegos «Sparking!», conocida fuera de Japón como los «Budōkai Tenkaichi», nombre que viene de un cambio de orden de las palabras Tenkaichi Budōkai, es decir «Asociación Mundial de las Artes Marciales» o por su adaptación al doblaje español latino «Torneo de las Artes Marciales». Si bien Kenji Yamamoto participó en las canciones antes mencionadas, las composiciones para los lanzamientos occidentales de las 3 entregas de esta saga son erróneamente asociadas a él (con la excepción del primer Budōkai Tenkaichi) o a compositores norteamericanos cuando en realidad todo el soundtrack fue trabajado y hecho en Japón

Las bandas sonoras de estos juegos tienen la peculiaridad de que varían para las regiones fuera del país asiático. Para Japón, ante un enfoque en el modo historia, se decidió realizar arreglos sintetizados de la banda sonora de anime compuesto por Shunsuke Kikuchi como música de fondo para el juego, temas que fueron creados durante la primera entrega de esta saga y reutilizados en las 2 posteriores además de en Dragon Ball: Raging Blast.

El proyecto estuvo en manos de Takanori Arima, compositor que había trabajado en la saga de juegos de Gundam, mientras que la productora decidió reutilizar el soundtrack de Kenji Yamamoto de la saga Budokai para los lanzamientos en occidente con tal de atender a esa desconexión del soundtrack hecho en Estados Unidos y el Japonés. En tanto, Arima llama al arreglista Jōji Nakajima, al tecladista Atsushi Umehara y al guitarrista Naganori Sakakibara junto con otros músicos invitados y realizan la compilación de tracks para el lanzamiento previsto el día 6 de Octubre de 2005. De este proyecto destacan:

Arreglo de Dragon Ball Z, compuesto por Chiho Kiyo’oka:


Arreglo de Dragon Ball Z, compuesto por Shunsuke Kikuchi:


Arreglo de Dragon Ball GT, compuesto por Tetsuro Oda, en la versión de Akihito Tokunaga:


Para el mundo occidental, tanto Dragon Ball Z: Budōkai Tenkaichi 2 como el 3 tuvieron una gestión de la banda sonora diferente a otros trabajos de la franquicia. En la segunda entrega se crearon 3 grupos, la sección F, W y B, todas a cargo de un compositor cuyos trabajos finales irían a parar al estudio de masterización de Takanori Arima. La sección F estuvo a cargo de Hiromi Mizutani y Kenji Fujisawa, es decir los compositores de las series de anime Naruto Shippuden, Jigoku Shōjo y Pretty Cure. La sección W estuvo a cargo de Hideyuki Fukasawa, compositor de la serie Fate/stay night: Unlimited Blade Works, Están arrestados y los juegos Street Fighter. La sección B estuvo a cargo de Takanori Arima(como Tak Arima) y Tadayoshi Makino, compositores que participaron en los juegos Jump Force, Mobile Suit Gundam: Lost War Chronicles y Monster Hunter. De este soundtrack destacan como muestra:

Sección F:


Sección W:


Sección B:


En Dragon Ball Z: Budōkai Tenkaichi 3, Takanori Arima pasó el testigo a Toshiyuki Kishi, quien al igual que los compositores de la entrega anterior, tuvieron su acercamiento a Arima gracias a los juegos de la saga Gundam en el cual Arima fue productor musical y/o director. Toshiyuki Kishi quien estaría ligado a las bandas sonoras modernas de Dragon Ball desde este titulo de la franquicia, fue un miembro de los abingdon boys school como secuenciador y tecladista de la banda. Debido a los contactos musicales de Kishi, la banda sonora para audiencia occidental de esta entrega cuenta invitados como el guitarrista de abingdon SUNAO, quien ha acompañado a Kishi en otras entregas posteriores hasta el día de hoy, también fueron invitados los trompetistas Koji Nishimura y Sho Okumura junto con el trombón Yochi Murata.

Kishi siendo un artista con el endorsement de KORG, aplicó el sonido de la famosa marca de sintetizadores y teclados dentro del estilo de los tracks produciendo una mezcla reminiscente a su famosa banda y toques más swing gracias al trío de vientos que participó en el proyecto. De este trabajo destacan como muestra:

Track 18 del juego:


Track 12 del juego:


Track 19 del juego:


El trio de juegos contó con temas de entrada y cierre compuestos especialmente para occidente, siendo el de Dragon Ball Z: Budōkai Tenkaichi 3 (Sparking! METEOR) compuesto Kenji Yamamoto e interpretado por Hironobu Kageyama para Japón y en versión instrumental para occidente. En Japón, el juego Budōkai Tenkaichi 1(Sparking!) contó con We Gotta Power y Budōkai Tenkaichi 2 (Sparking! NEO) ocupó CHA-LA HEAD-CHA-LA como música de entrada para el videojuego.

Luego del año 2008 y una vez lanzado Dragon Ball Z: Burst Limit como entrada a las consolas PlayStation 3 y Xbox 360, se reveló el proyecto Dragon Ball Z: Raging Blast que pretendía ser el sucesor espiritual de la saga Budokai Tenkaichi, el compositor de la primera entrega fue Toshiyuki Kishi que propuso el mismo sistema de trabajo que había mostrado durante Budōkai Tenkaichi 3, y para Raging Blast 2, el trabajo fue asignado a Kenji Yamamoto y su Project DBZ Super Unit que estaría a cargo de la entrega para esta nueva saga de juegos. Para juegos posteriores de consolas portátiles o de sobremesa, Kishi volvió a aparecer u otros compositores incidentales tomaron el rol de compositor ya que Kenji Yamamoto se transformaba en el compositor de Dragon Ball Kai, la serie de anime que buscaba ser un corte renovado del material original para las nuevas generaciones y como respuesta al aniversario de la franquicia.

Año 2011, la banda sonora de Dragon Ball Kai fue reemplazada por la original de Shunsuke Kikuchi, trabajo hecho por cada cadena de televisión que emitía la serie(TV Asahi, Fuji, etc.) debido a sospechas confirmadas de plagio que oscurecieron la carrera de Kenji Yamamoto y lo hicieron desaparecer de la luz pública. La música de los juegos también fue reemplazada por las composiciones de Kishi o los equipos de Arima, y tanto el DVD como Blu Ray de Dragon Ball Kai contaron con un nuevo orden de canciones de Shunsuke Kikuchi tal como se hizo para televisión, asimismo Toei desvinculó a Yamamoto de toda forma de colaboración y proyectos. 

Luego de la salida de Yamamoto, los fans han tenido total incertidumbre sobre el paradero del compositor, pero lo cierto es que él sigue en el medio, ahora vive en la prefectura de Kanagawa ciudad de Kawasaki y sus últimos trabajos han sido como arreglista de bandas y proyectos locales bajo su seudónimo Kenz.

Su último trabajo reciente registrado, arreglo a la banda Misanga de su tierra natal Fukuoka: 


Por otra parte, Hironobu Kageyama, cantante por antonomasia de la franquicia, decidió no renovar su contrato con Nippon-Columbia debido a que los arreglos y proyectos musicales que tenía con Yamamoto no iban a dar puerto y además tampoco fue llamado a Dragon Ball Kai sin importar los deseos de Yamamoto sobre su integración al proyecto, cosa que molestó a productoras en ese tiempo. Actualmente, cAnON, la hija de Yamamoto se encuentra en proyectos musicales con Sawano Hiroyuki, compositor de Shingeki no Kyojin y Kageyama está en proyectos solistas además de pertenecer al grupo JAM Project junto con otros anisingers de gran prestigio, por su lado, Dragon Ball continua gracias a la reciente serie de televisión Dragon Ball Super que cuenta con piezas musicales de Norihito Sumitomo(también parte del círculo del Jazz Fusión Japonés), en estos días recibe buenas críticas después de la película que trae nuevamente al personaje de Broly, y actualmente se esperan noticias de una nueva serie que continue la franquicia.


Material bibliográfico: