[Eriol T. Harlaown] Shakugan No Shana: Una franquicia mal aprovechada en Latinoamérica

Desde siempre han existido franquicias que uno siempre tiene el deseo de que lleguen a Latinoamérica dado su alto éxito en Japón. Existen muchos casos de series populares como lo fueron en su momento Death NoteNarutoBleach (hoy en día con un destino incierto) y la recientemente licenciada Naruto Shippuden


Pero hay casos en donde existen algunas franquicias cuyo paso por nuestro continente ha sido bastante anónimo, casi desde las sombras de una solitaria tienda o videoclub. Y precisamente de esto se tratará esta columna, de una serie que ha tenido un éxito indiscutido en Japón, pero cuyo licenciamiento y paso por nuestro continente ha sido sin duda alguna desconocido y casi sin promoción alguna de parte de su distribuidor: Me refiero a la exitosa Shakugan No Shana.


Hace unos meses atrás, el estudio de animación JC Staff puso fin a esta serie a través de su tercera temporada de 24 episodios, la cual sumada a las dos anteriores (de también 24 capítulos cada uno mas un especial) y mas sus cuatro Ovas que compusieron la temporada "R", suman 77 vibrantes episodios de una serie que para impresión de este redactor fueron sencillamente un lujo.


Ahora bien, esta columna no se va a tratar de un análisis de la serie que protagonizaron la cazadora de ojos y pelo ardiente Shana junto a su vasallo Yuuji Sakai. Sino más bien, se va a tratar de ejemplificar (lamentablemente, porque personalmente me gustó bastante) a través de ella, cómo series de alto potencial y de gran éxito en Japón no reciben el trato que se merecen en nuestro continente, a través de políticas de comercialización completamente erradas, cuya única consecuencia es que estas franquicias terminen de fracasar a pesar del esfuerzo y la buena intención de las empresas encargadas de su distribución.


 

Shana oculta en las oscuras vitrinas de una tienda

A partir de los año 90 en adelante, el mercado del anime en Latinoamérica ha sido de gran potencia para franquicias derivadas del género Mahou Shoujo, y de ello son testigos franquicias como Sailor MoonSakura Card Captors y otras que alcanzaron cierto precedente dentro de la llamada "época dorada" del anime en nuestro continente. Para la serie objeto de nuestro análisis, cabría muy bien dentro de esta clasificación dada su trama, en la que se envuelven espíritus mágicos, relaciones personales entre personajes, algunas cuotas de romance, acción, comedia y momentos de alto clímax dentro de cada temporada y por último, una protagonista femenina representada en una adolescente con poderes mágicos y muy hábil en el manejo de su técnica.


Con todos los detalles dados a conocer, se está hablando de una serie que cumple con los requisitos de una franquicia de alto potencial de éxito. Pero, ¿Qué sucedió al final? Tal vez muchos no lo sepan pero la serie fue licenciada en México por la compañía AlterFilms basándose en la versión norteamericana de FUNimation, quien posee los derechos y licencia de la serie en ese país , tras el retiro del mercado de su anterior licenciataria, GENEON Entertaiment. Un primer ejemplo que voy a poner es este video que encontré por Youtube en donde se da una explicación al producto, que ha estado siendo explotado en México a través de la tienda en línea Sanborns..




En primera instancia se puede ver un producto bellamente fabricado, con una caja transparente e imágenes correspondientes tanto al manga como la serie y detalles de la serie en español. En el disco se puede definir un menú con las opciones que brinda el producto para la visualización de la serie, la cual se encuentra con audio japonés e inglés con la opción de subtítulos en español latino e inglés. En pocas palabras se puede hablar de un producto cuidadosamente diseñado y 100% original. 


Sin embargo, esa belleza realizada en el diseño, contrasta fuertemente con su distribución y venta. Según el comprador, la serie se encontraba en los catálogos de Sanborns, pero no estaba en vitrina. O sea, para poder saber si la serie estaba a la venta, había que preguntar directamente a algún vendedor si la serie estaba vendiéndose efectivamente. Promoción o por lo menos algún modesto papel que indique la existencia de la serie a la venta, nada. Otro testimonio de la presencia de la serie en las tiendas fue de mi hermana menor, quien la encontró en una tienda Blockbuster en la ciudad de Rancagua, Chile. Según lo que cuenta, la serie se encontraba en medio del catálogo animado de la conocida tienda de videos. 


El producto cumplía con las mismas características descritas en el video mostrado anteriormente. Con estos antecedentes, podemos comprobar que el producto se distribuía a través de los canales propios de venta a través de videotecas y distribuidoras autorizadas. El encargado del licenciamiento y de su distribución a través de México y –presuntamente- por otros países anexos al continente era la empresa AlterFilms, la que también licenció otros títulos por esta vía como por ejemplo Tenjou Tenge, Ergo Proxy, Burn Up Scramble, entre otras. Estas al igual que la mencionada en esta columna, no fueron publicitadas y peor aún no fueron concluidas. Por información de un usuario, la serie que sacó más volúmenes de la colección de Alter Films fue Tenjou Tenge, la que no fue concluida. En el caso de Shakugan No Shana solo se conoce que salieron dos volúmenes de cuatro episodios cada uno.


El Proceso de Generación de Valor

Una de las primeras cosas que se vienen a la cabeza cuando se habla del propósito de toda empresa (de cualquier rubro) es la de obtener ingresos, sustentar costos y obtener utilidades. Una pieza clave para sustentar cualquier proyecto es la comercialización: sin una estrategia definida, tu producto entonces no se venderá bien. Es por ello que nace del mundo de la administración el término de "Generación de Valor", un proceso que, según la definición de Michael Porter, consta de una serie de actividades realizadas con el fin de diseñar, producir, comercializar, entregar y respaldar los productos de toda empresa. Es inevitable ejemplificar este término al caso que hoy estamos estudiando. El modelo propuesto por Porter define una serie de cinco actividades primarias (Logística Interna, Operaciones, Logística Externa, Mercadotecnia y Servicios). Si cualquier eslabón de esta cadena falla, el proceso por completo lo hace igualmente. Para nuestro caso, dentro del proceso, tal como se mostró, fallo la parte de mercadotecnia. 


Por mas que hayas tenido diseñado el producto conforme a los posibles gustos del comprador (En nuestro caso, el producto poseía una muy buena presentación, buen diseño y una buena calidad de video) si no defines de manera correcta las políticas de promoción para el producto entonces a pesar del esfuerzo anterior, el producto fracasa. Lo preocupante en este caso es que aquí no se da un correcto proceso de retroalimentación, pues se opta por la opción de continuar la venta de la misma forma, bajo el desconocimiento generalizado del consumidor objetivo: el fan del anime.


Hay otro tipo de casos que ejemplifican este tipo de fallas: Por ejemplo la serie "Pretty Cure" fue estrenada sin previo aviso y sin publicidad alguna. De no ser por ANMTV, ninguno se habría dado cuenta del estreno por Galavisión, a pesar de que la serie iba a ser difundida en un principio por Canal 5 de México (Ambos canales propiedad de Televisa) y en un horario bastante incómodo para los fans. Las consecuencias de esta decisión ya son por todos conocidas. Podemos sumar otra infinidad de casos aplicables que involucran incluso el escaso interés de los canales en la difusión de franquicias animadas, cosa de la cual lamentablemente se han destacado, el aludido grupo televisivo, además de otros como Cartoon Network Disney XD.


Para concluir: No basta el fondo sin la forma. De nada sirve si el fin es dar alternativas al entretenimiento tradicional si no existen los medios de difusión adecuados para promocionar. Si bien en la década de los noventa la empresa Manga Entertaiment supo explotar bien todas las franquicias que lanzó al mercado (Entre ellas las rememoradas Akira, Ghost In The Shell Rayearth), sus métodos hoy en día no son aplicables, dado que en su época se distribuyo de buena manera en circuitos underground y otros canales tradicionales como revistas que se especializaron en el género.


En el caso de Shakugan No Shana, tuvo que enfrentarse a un escenario bastante complejo, en términos del momento en que se enfrentaba el mercado de la animación en el continente. La serie trato de abrirse sola en el mercado, pero sin el auxilio de una política de distribución que en lugar de apoyarle con ventas termino por dejarla guardada en la bodega de una tienda. Hoy en día la serie se encuentra descontinuada, al igual que las otras franquicias adquiridas por la empresa AlterFilms la cual ya no existe en la actualidad. 


Tal vez un mayor apoyo de la compañía mediante afiches publicitarios para tiendas o videoclubs hubiese marcado cierta diferencia a modo de apoyar a una mayor venta y mayor tiraje de estas colecciones ahora transformadas en bienes de difícil adquisición. Hoy en día se desconoce si aún sigue existiendo algún stock de estos productos. Durante el desarrollo de esta columna se verificó si estos productos aún se encontraban a la venta. Sin embargo, en algunas tiendas como Sanborns se encuentran descatalogadas, de hecho solo se pueden encontrar en algunas tiendas on line como MercadoLibre pero de manera escasa.


Hablamos en esta columna sobre la creación de valor. Uno de los detalles que quizás dejé escapar, pero que no es menos importante es el tema del doblaje como valor agregado al producto. En tiempos de fansubs, el doblaje es el factor diferenciador para preferir un producto original y es por ello que desde mi punto de vista es considerado como una inversión en lugar de un gasto. En ello, también debe haber un mea culpa de parte nuestra como seguidores de este género por no preferir en muchos casos productos originales en el momento en que se dan estas oportunidades. Tal vez no se hayan dado cuenta, pero es por esto ultimo que en la presente columna no castigué excesivamente a la empresa AlterFilms, pues tuvo la buena intención de realizar un emprendimiento con lo que mas nos gusta, a pesar de destacar los errores descritos anteriormente.


¿Tiene opciones Shakugan No Shana de resurgir como serie? La respuesta es un Si. Más aún cuando la serie finalizó este año con su tercera temporada, la opción de relicenciamiento es algo que se encuentra no solo vigente para la franquicia y las otras del catálogo de AlterFilms, sino también de otras empresas que en el día de hoy se encuentran desaparecidas. La historia de Shana y Yuji es una historia potente, energética, romántica y vibrante, y Latinoamérica no se puede privar de tan exitosa franquicia en Japón. La esperanza de muchos es que vuelvan a Latinoamérica los buenos tiempos en donde las series se licenciaban al año siguiente de ser estrenadas en Japón (Gracias Cloverway) y mediante los canales y políticas adecuadas para ello.


¿Piensas que aún es posible? Te dejo esta pregunta planteada. Nos vemos en otra ocasión.