¿Toonami debería regresar a Latinoamérica?

Alguna vez en uno de los canales infantiles más populares de la historia se emitía un bloque dedicado al anime y la animación más agresiva y seria. No eran series animadas con problemas de identidad como Ben 10 y sus versiones diferentes cada año. Y aunque fue parte de él Pokemon con Ash y su eterna relación con Pikachu, habían muchos más contenidos que valían en realidad la pena. Este bloque nunca habría tenido el problema de la infinita repetición de Dragon Ball Z – Kai dentro de sus contenidos de animación...

Se trataba de un verdadero bloque de animación, uno donde incluso las cortinillas, la estética, y la presentación llevaban un excelente diseño animado en 3D. Para ese momento, después de vivir la señal de Locomotion, o Magic Kids, era una gran proeza. Era un fragmento de la historia que se colaba en la mente de los aficionados.

Empezó en el 2002 y terminó cinco años después. Dio batalla y vida hasta el último día, en el 2007. Fueron cinco años y tan sólo cinco años donde en realidad aquellos amantes y percusores de las tendencias orientales y el buen gusto por la animación disfrutaron hora tras hora. Aquel bloque estuvo en el hoy deprimente Cartoon Network y su nombre era Toonami.

Programación 2003 CN - Toonami

Recuerdo mis tardes con series como Inuyasha y mi frustración por no conseguir la perla de Shikon. A Samurai X y un asesino joven que no dejaba de sonreír llamado Soujiro Seta; a Yuyu Hakusho y la pistola espiritual. También, recuerdo a Gundam Wing, X-men Evolution, Los Caballeros del Zodiaco, Cyborg 009, entre otros. Después, por la intolerancia o apreciación de los más adultos preocupados por la mente vulnerable de los niños en esa época donde los padres parecían muy preocupados por la crianza de sus hijos, decidieron cambiar el horario de programación a uno de medianoche. Y el eslogan “hacemos lo que queremos” en realidad sólo justificaba la mala administración del canal años más tarde.

En las noches, ya establecido como bloque, Toonami integró una sección llamada Adult Swim donde darían una animación más adulta y burlesca. Sección que finalmente se quedaría, relegando entonces a Toonami y a las series como Trigun, Ranma ½, Cowboy Bebop y Los Caballeros del Zodiaco: La Saga de Hades que decían adiós para siempre. Pero esto no sucedía sólo en Latinoamerica, esto estaba ocurriendo en todas las partes donde Cartoon Network tenía su señal. En Estados Unidos el bloque regresaría cinco años más tarde, en el 2012, partiendo como una broma hecha por Adult Swim y llevando a una movilización de fans en la tierra anglo para recuperar su bloque de animación japonesa. Y así fue. Hoy en día Estados Unidos tiene vigente a Toonami dentro de la sección para adultos del canal.

Además, los estadounidenses gozan de Toonami Jetstream, en donde pueden ver todas las series de anime emitidas en el bloque por streaming sólo ingresando a la página web. Estrategia que usan los canales nacionales para sus narconovelas, o los canales Premium de paga, con sus películas.

La pregunta sería: ¿Es posible traer de vuelta a Toonami a Latinoamérica, una tierra televisivamente infértil para los orientales? ¿Es posible ver de nuevo todo ese anime en un bloque de tres horas, en una tierra donde los aficionados por la animación japonesa no son un mercado suficiente? ¿Es siquiera posible pensar que podríamos ser tan ordenados y objetivos para seguir un movimiento que le permita al canal tener las suficientes herramientas para regresar a su decadente parrilla de programación animes como Ataque de los Titanes / Shingeki no Kyojin?

Hoy en día existen varios movimientos, sobre todo en la red social Facebook, que aseguran que con los suficientes likes y comentarios dentro de la misma, podríamos hacer reconsiderar al canal el ingreso nuevamente de un bloque dedicado al anime llamado Toonami, y me presento escéptico ante una afirmación como esa. No sé si en verdad sea posible convencer a un canal que constantemente hace investigaciones de mercado para considerar sus lanzamientos, y mucho menos creo en la gente latina para siquiera apoyar una causa como esta.

Cartoon Network es un canal al que le dan de comer los niños, y estos niños, ahora para nada supervisados por sus padres, disfrutan de Ben 10 con su problema de identidad y de las animaciones cómicas gringas. Ellos están conformes con eso. Admitámoslo, nosotros ya no somos parte de un canal infantil, muchos de nosotros ya crecimos.

Sin embargo, podríamos intentarlo. Pedir y rezar porque Toonami regrese a nuestras vidas a "pervertir las mentes más vulnerables" como alguna vez lo consideraron los padres de familia, o colgar sus contenidos en internet de manera legal para que al menos poseamos el libre albedrío de elegir que ver…