¿Qué será del live action de Death Note?

Cuando se trata de adaptaciones fílmicas de caricaturas, videojuegos o en este caso, series de anime, nos mostramos un poco rejegos ante la simple idea de imaginar en qué pudiera degenerar el resultado de una versión live action de nuestras series preferidas de anime. En muchos de los casos nuestros miedos son justificados al estar frente a una verdadera abominación cuando tales versiones llegan de manos de Hollywood al resto del mundo. Sí, te hablo a tí, Dragon Ball: Evolution.

Últimamente ha brotado una fiebre por realizar live action, ya sea Disney con sus clásicos o Hollywood con esa terrible costumbre de querer adaptar series de anime como Ghost in the Shell o Naruto y más recientemente, se anunció que la versión en acción real de Death Note ya está en marcha para comenzar a filmar en la primavera del 2016, según algunas fuentes. Vaya, luego de algunos años de desidia.

¿Cómo se sintieron los fans? En lo personal no me gusta criticar algo si no lo conozco. Death Note es un anime popular, es de mis preferidos; cuenta con adaptaciones live action en Japón que obtuvieron mediano éxito. Pero ¿Qué esperar de una versión americana de uno de los animes más destacados de los últimos tiempos?

Después de algunos años, Warner Bros. se hizo de los derechos del manga/anime para una adaptación estadounidense. Desde entonces, el proyecto ha pasado por algunas complicaciones, atrasos y demás contratiempos.

¿Se imaginan al director de Iron Man 3 a cargo de la adaptación norteamericana de Death Note? Bueno, pues Shane Black estuvo a punto de dirigir la cinta, lo anunciaron formalmente; sin embargo corren los rumores de que la falta de movilidad por parte del estudio y que el director se encontrara concentrado en la secuela de Depredadores, fueron algunas de las razones por las que Black abandonó el puesto.

Después de que Shane Black abandonara la silla del director, se anunció que Gus Van Sant (Good Will Hunting) quedaría a cargo del filme, no obstante él también abandonó el proyecto, quedando en manos de Adam Wingard. Para serles sincera, a mí el trabajo de este director si me parece decente. Supe de él con la película V/H/S (2012) donde dirigió un segmento, al igual que ABCs of Death, algo pequeño pero no tan malo como muchos aseguran.

La cinta que de verdad me hizo creer en Wingard fue You’re Next; sinceramente en lo personal me pareció original la historia, el tipo de tomas algo locas pero fantásticas, la música, el desarrollo de personajes y sobretodo esa sensación de no haber visto nada parecido, fueron algunos de los factores por los que You’re Next se convirtió en una de esas cintas que definitivamente no podían faltar en mi colección.

Con esto quiero decir que, la elección de Adam Wingard para dirigir la adaptación de Death Note, no me parece tan tormentosa como lo fue el haberme enterado de que Shane Black pudo haberlo hecho. No malinterpreten, yo adoro Kiss Kiss Bang Bang, es solo que no me imaginaba el resultado con él como director. En cambio siento un poco más de tranquilidad con Wingard, que aunque sea excelente en su trabajo y tenga algunas innovadoras ideas para el filme, hay que recordar que las decisiones finales las toma el estudio.

Por otro lado tenemos que para escribir la cinta se han anunciado algunos nombres que pronto quedaron en el olvido para darle paso a escritores como Jeremy Slater, quien fue el encargado del guión en la ruinosa Fantastic Four estrenada este año; pero la culpa se comparte con otros dos individuos ya que en el screenplay también metieron sus inoportunas ideas, Josh Trank y Simon Kinberg. A los tres hay que darles una oportunidad, pues recordemos la infinita crisis por la que pasó la cinta antes de resultar en lo que resultó: una bazofia.

Por su parte, Jeremy Slater, escogido para escribir la versión estadounidense de Death Note, compartirá el cargo según el sitio especializado IMDb, con Anthony Bagarozzi, quien no tiene un amplio curriculum; Vlas Parlapanidesm quien escribió Immortals (2011) y Chuck Mondry. Dicho de otra manera, los elegidos para adaptar el manga de Tsugumi Oba y Takeshi Obata, me preocupan bastante, pero podríamos sentarnos a llorar amargamente por esto o por el contrario, tener la esperanza de que esto puede resultar en una aclamada cinta.

Aun no hay fechas de estreno, ni tampoco reparto anunciado, hasta ahora solo se habla de que Nat Wolff podría interpretar a Light Yagami, un personaje inteligente, calculador y peligroso. Wolff es conocido por participar en cintas como Bajo la Misma Estrella o como Ciudades de Papel, las cuales no miré porque definitivamente no me llamaron la atención. Esto me puso en estado de alerta, pues al ser un chico popular entre las jovencitas en la actualidad, la elección de este actor puede tratarse de una mera estrategia de marketing para atraer a las jóvenes masas a las salas de cine.

La elección del actor tampoco me tiene tranquila, sin embargo en el fondo guardo la remota esperanza de que sea un buen actor, que Wingard saque lo mejor del jovencito este para que encarne lo mejor posible a uno de los personajes más desalmados y sorprendentes, todo puede pasar.

Si bien nuestra confianza en Hollywood cuando se trata de adaptaciones de anime o videojuegos, no es para nada sólida, no podemos criticar algo si no sabemos en qué va terminar. La adaptación está en primeras etapas de producción luego de seis años de standby, de pasar de mano en mano. Lo único que podemos hacer es esperar para ver cómo evoluciona.

¿Ustedes qué opinan?