Glitter Force: Saban y su ejército brillante atacan de nuevo

¡Hola a todos! Antes que nada, desearles a todos los lectores de ANMTV un feliz año nuevo, y espero que todos hayan podido pasar unas fiestas agradables en compañía de sus seres queridos. Luego de unas no tan deseadas vacaciones (los paros universitarios me hicieron aborrecerlas), quise tocar un tema que debí haber tocado hace ya un tiempo, pero que al estar fuera de casa me resultó imposible: El lanzamiento de Glitter Force (o Smile PreCure, si es que no te llamas Haim Saban).

Nuevamente, y como de costumbre, Saban entrega al espectador un producto tijereteado, masacrado y americanizado a más no poder. Vamos, lo típico de Saban, viendo muchas de sus series anteriores (¿verdad que sí, Digimon Fusion? ¿Acaso dijiste algo, Shinzo?)

Esto es algo que, a estas alturas del partido, no nos debería de sorprender, y de lo que hemos hablado n cantidad de veces en ANMTV, por lo que veo innecesario extenderme mucho en este punto. Así que, a modo de resumen, Glitter Force viene siendo un cóctel de openings y endings cambiados, con unas cuantas onzas de nombres occidentales, una gran dosis de censura y, para decorar: efectos de sonido reciclados. Vamos, la bebida que nunca le darías ni a tu peor enemigo, ni a tu ex novia, ni a tu suegra. Mentira, a tu suegra sí se lo darías.

Sin embargo, aún a pesar de todo, las adaptaciones de antaño hechas por Saban al menos podían jactarse de tener doblajes medianamente decentes. Casos de Super Cerdita, Los Gatos Samurai (Samurai Pizza Cats), Shinzo ¡Y cómo olvidar a los legendarios Power Rangers!

Sin embargo, esta es una de las grandes falencias que le encuentro a Glitter Force: El doblaje. Se pueden escuchar actores de amplia trayectoria como Orlando Noguera, María José Estévez y Arianna López, que han dado voz a personajes como Cerebro en Pinky y Cerebro, Perla en Steven Universe y Timmy Turner en Los Padrinos Mágicos, respectivamente.



No obstante, también es posible escuchar ciertas voces que no encajan del todo con los personajes, caso de April / Nao / Glitter Verde y Lily / Yayoi / Glitter Amarilla. En el caso de la primera, la voz de la actriz es muy madura para una chica adolescente, y en el caso de la segunda, la actriz no logra "proyectar" adecuadamente al personaje, quizás debido a su poca experiencia en doblaje.

Pero la historia no termina acá. Cuando no eran las voces inadecuadas a los personajes, eran los dobletes, tripletes y hasta cuadrupletes, que es cuando un actor interpreta a dos, tres o cuatro personajes, respectivamente. Sin ir muy lejos, en apenas 6 episodios pude escuchar a la Glitter Azul en dos roles distintos, a la Glitter Verde en tres personajes, y al villano Ulric (Wolfrun) en cuatro personajes distintos.

Y por si fuera poco, más de un actor secundario tenía un acento muy marcado. Específicamente, y por no ir muy lejos, me refiero a la maestra del episodio 1, y a una de las chicas bullys del episodio 3. En el primer caso, se podía identificar cierto acento caribeño, mientras que en el segundo, algo similar a una persona angloparlante hablando español.

Para rematar, la cereza del pastel está en la traducción. No por nada esta columna lleva el título que tiene; y es que en Glitter Force cometieron el error (¿o descuido?) de traducir el nombre del equipo de chicas como "Ejército Brillante" (Un ejército de 5 personas, muy normal todo), cosa que no se vio en las versiones francesa o alemana, que también están disponibles en Netflix, sino únicamente en la versión latinoamericana. Vamos, que es como si de la noche a la mañana los Power Rangers se volvieran los "Guardianes del Poder", una locura. Además de que pecan con varios falsos cognados del inglés, la falta de artículos en varias frases y también diferentes pronunciaciones para ciertos nombres y palabras a lo largo de la serie. Sin mencionar que casi todas las Glitters le decían "Emely" a Emily / Glitter Rosa.

Como dato curioso, cada una de las Glitters representa un color (Rosa, Naranja, Verde, Amarillo y Azul) en la mayoría de las versiones internacionales, incluyendo las de España, Francia, Brasil y Portugal, al igual que en la nuestra, sin embargo, en inglés no existe tal cosa. Las Glitters llevan por nombre Lucky (Suertuda), Sunny (Soleada), Peace (Paz), Spring (Primavera) y Breeze (Brisa).



En resumen, mucho de lo que se dejó entrever en los comentarios de las noticias relacionadas al doblaje de Glitter Force sucedió, y Saban en conjunto con el estudio de doblaje fueron incluso más allá con el tema de la traducción. Felicidades, superaron las expectativas del público que creía que se le entregaría un producto de regular a malo, y recibió uno paupérrimo. Me quito el sombrero ante ti, Saban. Te superaste.

Y ojo, la tendencia es que productos de esta calidad sigan siendo lanzados, con excepción de las pocas y en peligro de extinción empresas y distribuidoras que en verdad se preocupan por ofrecer un producto de calidad.

Como la misma Netflix recomienda, los usuarios insatisfechos con el producto pueden comentar el tema en su Centro de Atención.

Mi deseo del 2016: Que en este año podamos tener más y mejores productos con la calidad que todos queremos. ¿Será posible? El tiempo lo dirá.

Hasta aquí llega mi primera columna del 2016. Les recuerdo que pueden dejar sus opiniones, críticas, comentarios o amenazas de muerte en los comentarios o hacérmelas llegar en mis cuentas de Twitter (@Luis_Sempai) o Instagram (Louissempai). ¡Nos vemos!