Ghost in the Shell y el "Whitewashing" en Hollywood

Parece ser que desde que la primera impresión de Scarlett Johansson como la mayor Matoko Kusanagi se dio a conocer a través de internet, el público perdió totalmente la cabeza. Algunos insisten en que una actriz japonesa debió encarnar al personaje porque así "lo dicen las escrituras" y otros apelaron al "whitewashing", pero ¿Hollywood es racista?.

Pareciera que la gente no es feliz si no hay algo de qué quejarse. El escándalo que han armado por la primera imagen de Johansson como Kusanagi ha desviado la atención de lo que verdaderamente importa; ella se ha convertido en una de las actrices más cotizadas de la época, por su talento y por su belleza, sobre todo en su papel como Black Widow, con el que ha demostrado que puede ser una chica de acción, ruda y peligrosa como el demonio.

La polémica viene a raíz de que Hollywood a través de los años a escogido a actores blancos para interpretar personajes de otras etnias, lo cual puede ser parcialmente cierto, pero vamos, eso no sólo pasa en Hollywood, pasa alrededor del mundo. Si no, recuerden el cast del live action de Attack on Titan (Shingeki no Kyojin), la más reciente adaptación en acción real del manga de Hajime Isayama, que fuera de ser un completo bodrio, no tenía ni un sólo actor foranéo,a pesar de que en la historia original  Mikasa Ackerman era la única de origen japonés.

"Siendo testigo de su carrera hasta hoy, pienso que Scarlett es buena para el personaje", declaró Sam Yoshiba director internacional de la división de negocios en Kodansha, quien habló con THR agregando que ni siquiera imaginaba que pusieran a una japonesa para el papel, en primer lugar, es Hollywood, naturalmente van a colocar a una chica blanca.

Si quisieran un elenco completamente comformado por japoneses, quizá sería mejor realizar la cinta en Japón ¿no?. Sería lo más sensato. Aunque otros reaccionaron de diferente manera, claro, esto es todo un debate en la red.

"Es una pena que ellos no escogieran a una japonesa para contar esta interesante historia. Pero al menos no pusieron a una actriz de origen chino, como lo hicieron en Memorias de una Geisha" dijo un fan del manga, "Zhang Ziyi de hecho hizo un gran trabajo, pero yo estaba como: ¿Es enserio? ¿De nuevo no pudieron encontrar una actriz japonesa?".

Entonces, el trabajo y el talento de un buen actor parece pasar a segundo término cuando de interpretar personajes de otra etnia se trata. Las películas están para contar historias y ese dilema moral entre personajes de color ha estado siempre latente, primero porque no había, después se quejaron porque había pero sus papeles no eran relevantes o los denigraban, como es el caso de las personas afroamericanas. Y no se deben haber olvidado de los recientes premios Oscar, donde la alegata radicó en la carencia de nominados de origen afroamericano.

Aquí entra el llamado "whitewashing", utilizado para referirse a esas producciones que deciden contratar actores blancos, caucácicos para interpretar a cualquier personaje. Sinceramente es algo que se encuentra fuera de nuestras manos. Debemos recordar que de igual manera existen en el cine películas donde la etnia del personaje principal se ha cambiado, pero el resultado fue positivo y otras ocasiones donde se respeta esto pero el actor elegido no pudo con el papel, logrando un pésimo trabajo.

Ahí afuera hay claros ejemplos de fallos y aciertos en cuanto a estas decisiones, Daredevil (2003) es uno de ellos cuando pusieron a Michael Clarke Duncan como Wilson Fisk, un actor afroamericano para el papel de un personaje que en la historia original es blanco, pero esto no cambió la escencia del personaje, más bien la cinta fue muy mala; es más, no nos vamos tan lejos, la bazofia del año pasado titulada Los 4 Fantásticos donde pusieron a Michael B. Jordan en la piel de Johnny Storm.

Acepto que existen malas decisiones y algunas otras que no nos explicamos, tal vez no encontraron a alguien en que confiar semejante papel protagónico. Alguien que salvaguardara sus intereses, porque al final del día esto es por dinero, el cine es una industria.

En lo personal me hubiese gustado ver a Rinko Kikuchi como la mayor Kusanagi, pero no podemos tener todo en esta vida. Y menos cuando se trata de Hollywood, ya que otra de las cosas que definitivamente  no respeta, son los idiomas. No importa de qué país sea el personaje, alemán, francés, japonés, etc., siempre hablará en inglés. Y esto es así damas y caballeros porque Estados Unidos en sí es un país patriótico, porque siempre los malos de sus películas pertenecen a otras etnias y los blancos siempre van a salvar el día.

Pero ¿realmente es así sólo ahí? no, definitivamente no, estamos muy acostumbrados al cine gringo, pero en Indonesia utilizan a sus actores, en Corea del Sur contratan actores surcoreanos, en Japón pasa igual.

Existen excepciones, incluso en Estados Unidos, donde actores de diferentes nacionalidades han encontrado su éxito en el cine impulsados por Hollywood, incluyendo actores y actrices asiáticos que se ha convertido en verdaderas celebridades.

En fin, lo que más ha molestado en esta elección en Ghost in the Shell, es que es un manga, es anime, todo sucede en Japón y todos son japoneses. Definitivamente había opciones más adecuadas para el personaje, no lo dudo, pero tal vez los grandes estudios no quieren arriesgar fortunas al poner a una actriz o un actor que consideren que no estará a la altura o que al público no le llamara la atención.

 Por eso prefieren quizá a alguien más experimentado, alguien más popular. Lo mejor es esperar el resultado final de la adaptación live action de Ghost in the Shell fuera de que la actriz sea blanca. Al final lo único que interesa es la interpretación, la historia, el guión, la cinematografía.

Este tema no tiene fondo, no tiene un final, no hay un bando ganador o perdedor en este debate porque es un tópico que ha atravesado al cine por años causando controversia. Casos así han habido todo el tiempo, recuerden lo que pasó con la adaptación hollywoodense de Resident Evil, ¿quién demonios es Alice?. Lo mejor es no enajenarse demasiado, porque no importa cuantas firmas lleve la petición para retirar a Scarlett Johansson, ella será Matoko Kusanagi.


"Yo no me pregunto de qué raza es un hombre, basta con que sea un ser humano, nadie puede ser nada peor". Mark Twain.

@Aldama9231