Pokémon GO: construyendo una nueva realidad

Pokémon Go se ha convertido en una revolución mundial, generando una tendencia, pero lo más importante es que está sacando a la gente a la calle. Ya no hay un enclaustramiento, ya que las personas están saliendo al mundo a cazar Pokémon, y viviendo en el mundo real, aunque sea por un juego.

Como ya es conocido, este juego tiene un sistema de competencias por gimnasios, en el cual los entrenadores pueden competir para ganar experiencia y controlar el gimnasio en el que se está combatiendo. Para esto el sistema organiza a los competidores en tres equipos, y tú tienes que decidir a qué equipo te unirás, se puede elegir entre: Instinct (amarillo), Valor (rojo) o Mystique (azul).

Esto ha producido que las personas empiecen a generar sus propias redes, pero también hay que tomar en cuenta que el ser humano se define en contraposición del otro, ya que podemos saber a donde pertenecemos si es que estamos donde no pertenecemos. Con esto me refiero a que podemos definirnos con respeto al otro, un ejemplo es que, si hay un grupo de argentinos, una persona destacaría por ser de otra nacionalidad; y si vemos esto relacionado con la nueva aplicación de Pokemon Go, esto no es muy diferente, ya que las personas están empezando a elegir sus grupos.

Todo esto que estoy escribiendo surge a raíz de un evento que me pareció muy interesante, y es que que yo me encontraba caminando hacia mi casa después de haber ido a comprar un café, y para aprovechar ese viaje, decidí jugar Pokemon Go, tratando de que en el camino se rompiera un huevo que tengo en incubación.

Cuando iba de regreso un niño de alrededor de unos 13 años me llamó. Al inicio yo pensé que le estaba hablando a la persona que atendía una tienda que había cerca, pero me di cuanta de que me hablaba a mi, por lo que volteé, y este niño me preguntó a qué equipo pertenecía. Yo le comenté primero que pertenecía al equipo Mystique, el niño como que no entendió, y le simplifiqué la respuesta diciendo que pertenecía al equipo azul.

Fue cuando noté que al niño le entró un miedo, ya que se empezó a hacer para atrás como si yo le fuera a hacer algún daño, y le comenté que no tenía nada de qué preocuparse, que no tenía intención de lastimarlo, pero a él no le importo, y con miedo todavía se empezó a alejar. Yo sinceramente me saqué de onda, ya que era la primera vez que me pasaba algo asi, y decidí seguir con mi camino.

Con esto en mente no solo pensé en la formación de grupos, sino que también en la forma en que se establecen las fronteras, ya que las personas están inmersas en un contexto que los vincula y les impone normas, por lo que el grupo al que pertenece le delimita los espacios, y con esto llega una frontera invisible, en donde si las cruzas, son extraños.

Esta aplicación deberúa de servir para que las personas se unan para jugar, no para temer del resto de jugadores, pero conociendo como está el mundo tampoco me sorprende. Ustedes queridos lectores, espero que esta experiencia que pasé, les ayude a reflexionar acerca de lo que está pasando con esta aplicación.

Ahora por favor cuéntennos: ¿Qué es lo mas extraño que les ha pasado mientras juegan con esta divertida aplicación?