El Cine en el 2016: un año lleno de tragicomedias

Este es el espacio en el que yo dedico una opinión personal referente a lo mejor y peor del cine “friki” y animación de este año, el cual por cierto no ha sido nada bueno para las legendarias estrellas del cine, televisión e incluso del mundo del cómic, la música y la literatura, todos sabemos que si el 2016 fuese una persona sería George R. R. Martin.

El 2016 estuvo plagado de emocionantes acontecimientos, de devastadoras noticias, disturbios y polémicas que logran en la mayoría de las ocasiones superar a la ficción, esa que nos alegró durante el turbulento trayecto y que al mismo tiempo nos decepcionó, pero eso nos pasa por tener la expectativa por los aires, no aprendemos.

Sin más preámbulo comenzaré diciendo que una de mis cintas animadas favoritas fue sin dudarlo la tercera parte de Kung Fu Panda, la cual se estrenó a principios de este año. De verdad, se los digo, no esperaba nada del filme no obstante quedé satisfecha con el trabajo de Alessandro Carloni y Jeniffer Yuh Nelson, quien trabajó en Kung Fu Panda 2. Fantástica.

Tan fantástica como Zootopia que si bien no es para nada innovadora con su cliché “buddy cop” y un personaje decidido a triunfar en la vida haciéndose notar al cumplir sus sueños, nos hizo reír, fascinarnos con la animación y deleitarnos con la música de Michael Giacchino (Ratatouille, Up!).

A algunos que ya me conocen, sabrán que en animación soy fan de la técnica Stop Motion, así que sin dudarlo ni un poquito les puedo recomendar Kubo and the Two Strings del estudio de animación LAIKA quienes están dispuestos a traernos más cintas tan memorables como esta, que fue bien recibida por la crítica y el público en general. Otra de mis preferidas merecedora de la mención es Ma Vie de Courgette (My Life as a Zucchini), una inspiradora cinta francesa stop motion dirigida por Claude Barras.
En resumidas cuentas este año están las que hicieron fila en los tops más populares de sitios especializados, además de conquistarme como Buscando a Dory, Moana, En este Rincón del Mundo (In This Corner of the World), Little Door Gods, Kimi no Na wa (Your Name), Ballerina y The Red Turtle la cual por cierto va segura para su nominación al Oscar del próximo año.

Pero también están aquellas películas que se quedaron volando en el olvido por lo realmente malas que fueron para mí La Vida Secreta de tus Mascotas, Trolls, Cigüeñas: La Historia que no te Contaron, Norm y La Era de Hielo: Choque de Mundos (lo peor del mundo). Angry Birds : La Película, no fue tan mala después de todo me gustó.

Definitivamente los años se convierten en un montón de remakes, adaptaciones live action de otras cintas, secuelas, precuelas, spin offs, y superhéroes. Es difícil ver una producción original, es de verdad cada vez más complicado. Sin embargo, ahí estamos, nuevamente a la expectativa de las cintas a estrenarse basadas en videojuegos y cómics, porque tenemos la esperanza de encontrarnos con algo decente y muchas veces se atreven a decepcionarnos.

Les digo, no aprendemos. Pero así con todo, tuvimos una tercera entrega de Capitán América este año, la cual adaptaría al estilo cinematográfico de Marvel, el arco argumental Civil War de los cómics y fue así que Captain America: Civil War llegó de un modo contundente a las salas de cine mientras mantenía a admiradores y público general al borde de sus asientos.
Todo un espectáculo que si bien no estuvo a la altura del cómic, fue digno de volver a ver un par de veces más, al igual que Deadpool, protagonizada por Ryan Reynolds reivindicándose de errores del pasado (Cof cof: Fox). Tiene la fórmula perfecta de cinismo, comedia y violencia con la cual consiguió un acercamiento a los cómics, nada fuera de este mundo, pero que sin duda nos deja con ganas de una secuela, misma que ya viene en camino.

Dentro de lo que cabe Dr. Strange dirigida por Scott Derrickson estuvo entre las más esperadas, a pesar del pequeño escándalo de los fans respecto al “whitewashing”, valió la pena negociar con Dormammu, escuchar de nuevo a Michael Giacchino y entrar de lleno a este universo místico de Marvel de una manera que complaciera a los fans y a los que no están familiarizados con el psicodélico mundo de Strange. Punto para Marvel.

No puedo expresarme de la misma manera respecto a lo que DC ofreció este 2016, yo sé que van a querer insultarme, tal vez lincharme, pero lo único que bueno en Batman vs. Superman: Dawn of Justice fue Wonder Woman acompañada de la banda sonora de Hans Zimmer. No tiene pies ni cabeza, nadie niega los efectos pero Zack Snyder no se redimió de Man of Steel ni tampoco Warner, que parecen estar obsesionados con los filmes con una versión extendida unos meses luego de estrenarse el filme. Lo mismo sucedió con Suicide Squad.

En su intento por fascinar a las nuevas generaciones que no entienden nada de comics pero ahí andan enajenados con la moda de las camisetas y merchandising, dejó de lado a los verdaderos fans ofreciendo una cinta carente de todo sentido. Por favor ¿una historia de amor entre el Joker y Harley? En resumen, falsas promesas de un Jared Leto demente y una burda y asquerosa trama convirtieron esta cinta en un insulto. Mal por David Ayer (Fury).

Por otra parte X-Men: Apocalypse (Bryan Singer) fue una sorpresa que no me esperaba, no fue lo mejor tomando en cuenta el aspecto de Oscar Isaac y otros detalles, pero logró en cierta manera lo que se proponía además vimos al Fénix lo cual nos deja preguntándonos el futuro de los mutantes.

Guardé lo mejor para el final, porque contrario a la crítica y algunos fans, Rogue One: A Star Wars Story fue para mí la mejor cinta de este año. Sinceramente la banda sonora fue impresionante, la trama, el nuevo canon, los personajes que regresaron de lo profundo de nuestra niñez generados vía CGI (Darth Vader lo vale cada segundo) y los efectos especiales, fueron suficientes para mí. No es perfecta pero fue una experiencia mucho más hermosa de lo que resultó Star Wars: The Force Awakens el año pasado. El futuro viene y Disney no quiere dejar suelto ningún cabo, resolverá todo en un nuevo canon con libros, comics y nuevas cintas que seguirán por muchos años.
Y mejor no hablamos de cosas tristes como la taquilla de Warcraft o la adaptación de Assassin's Creed. Como una mención honorifica o algo así, debo recomendarles The Nice Guys que es una de las mejores que he visto no solo este año sino en años anteriores. Detrás de la cámara está nada más y nada menos que Shane Black. Mírenla si quieren y cuéntenme sobre su lista de películas favoritas y no tan favoritas de este 2016. Feliz año nuevo.

@Aldama9231