Disney: Bob Iger cancela reunión con Trump

El pasado viernes se llevó a cabo El Foro de Estrategia y Política  en la Casa Blanca encabezado por el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, donde se reunieron líderes de diversas empresas. Algunos directivos habían presentado su negativa a la invitación, ante la presión social que esto generaba.

Tal es el caso del director ejecutivo de UBER, Travis Kalanick, quien renunció al comité un par de días antes declarando lo siguiente: "Le hice saber que yo no podría participar en su consejo económico. Sumarme al grupo no significaba darle mi aprobación al presidente ni a su agenda, pero por desgracia fue malinterpretado exactamente de esa manera".  Esta declaración vino después de una fuerte presión mediática que castigaba su decisión con una petición global de boicotear a Uber, como medida de protesta por parte de clientes y personas en general.

Esto vino luego de que el presidente de Estados Unidos firmara una orden ejecutiva que suspendía el programa de refugiados del país, frenando por igual otros aspectos migratorios y baneando a personas de más de 5 países, lo que despertó el descontento de la gente. Es por esto que múltiples líderes decidieron declinar la invitación a la Casa Blanca, entre ellos el CEO de Disney, quien como Facebook, Coca-cola, entre otros, tienen en su nómina a una diversidad étnica muy grande, y la mayoría tiene empleados de distintas nacionalidades por lo que esta nueva orden los afectaría directamente.

Bob Iger tuvo amplias razones para no reunirse con Trump, entre ellas, mucha gente le pidió no asistir al foro a través de redes sociales y días más tarde un vocero de Walt Disney dio a conocer que Iger tenía una "reunión importante" ese día en California, motivo por el cual no podría acudir a la reunión.

Disney es una marca cultural, es un negocio gigante no sólo por sus productos, sino por sus ideas y en la última década la compañía ha incrementado sus esfuerzos en demostrar que sus ideas son socialmente progresivas, por estas razones la casa del ratón no puede ir de la mano con el nuevo gobierno estadounidense, va en contra de los valores del estudio, pues incluso se han dedicado a vigorizar la imagen de la mujer. 

El co-director de Moana, John Musker dijo: "Nos reunimos con antropólogos, arqueólogos y lingüistas y ambajadores culturales, El reto en la película a medida que avanzábamos, fue mantener involucradas a esas personas, porque de verdad queríamos ser fieles a la cultura", lo cual desde luego, no va con las nuevas normas del actual presidente, quien desde su campaña amenazó a numerosos países entre ellos, Japón, China y México.

Analistas comentan que el reunirse con Trump habría afectado la imagen de Disney como la marca que es, y estaría en contra de los valores y principios que el estudio defiende.


@Aldama9231