Opinión: Zelda: Breath of the Wild

Hace poco más de un mes salió a la venta el último título de la franquicia de Zelda: Breath of the Wild. hace unos días finalmente completé la historia principal, completando cada una de las misiones principales, las cuales hablaré más adelante. ¿Valió la pena esperar tantos años para éste juego? Recordemos que en el lejano 2013 se mostró en la E3 el primer fragmento del juego y no fue hasta la E3 del 2016 que se nos dio más detalles.

Debo aclarar que se mencionarán aquí algunos detalles de la trama (spoilers) de la historia, esto para poder dar una opinión que abarque mas allá de la experiencia del juego, los jefes y los gráficos. Por primera vez pudimos escuchar hablar a los personajes por lo que dar una opinión del doblaje es necesario.

Historia

El juego nos narra como hace ya 100 años la princesa Zelda, Link y cuatro guerreros más llamados los Campeones, trataron de destruir a Calamity Ganon. La gran calamidad azotó Hyrule quitándole la vida al rey y a los Campeones. Antes de que las cosas empeoraran Link es puesto a dormir despertando concluidos esos 100 años.  Es aquí donde empieza el juego. Con un poco de ayuda Link deberá restaurar Hyrule, recuperar su memoria, liberar las llamadas Bestias Divinas y finalmente vencer a Ganon.
Lo que me gustó en este punto es que no hay un orden determinado para liberar a las bestias. Es decisión del jugador elegir cuál de las cuatro ir primero y cual al último. Lo difícil, o más bien, complicado, es saber donde están ya que no hay mapa. El jugador es quien debe explorar para poder acceder al mapa y así descubrir nuevos territorios.

En este punto llegar a algún punto si se hace difícil. Como jugador debemos llegar a una torre para así poder liberar el mapa, saber donde estamos y ver a donde queremos llegar. Y el mapa es enorme. Puedo decir que aún hoy, aunque haya cumplido todas las misiones principal hay partes de Hyrule que aún no exploro con detalle.

En general, la historia trasciende, aunque los personajes secundarios (los 4 campeones) y personajes relacionados a ellos, no tuvieron mucho desarrollo estos son memorables.

El doblaje

Una de las primeras ideas que tuve cuando me entere que había doblaje sería en que Link hablaría. La idea era algo exagerada pero no me decepcioné cuando descubrí que seguía siendo el mismo personaje mudo que ya se conoce. Solo durante las escenas cortadas es cuando vemos a los personajes hablar.
La versión que jugué del título es la del Wii U. Aunque busqué la manera de cambiar el idioma de éste, no lo encontré por lo que durante todo el tiempo que lo jugué estuvo en inglés. Tuve que buscar en youtube el doblaje en español latino solo por curiosidad. Tanto en inglés como en español el doblaje es bastante bueno.  Salvos algunas excepciones como la pronunciación de algunos lugares. Las voces de los personajes encajan en su personalidad.

Apartado técnico

Uno de los detalles de los cuales nunca he tenido un punto en contra con Zelda es la música. Algunas melodías serán fácilmente reconocibles ya sea por que son el tema de algún personaje (por ejemplo la nana de Zelda, tema recurrente cuando el personaje es importante en alguna escena); o la Canción de Epona (la yegua de Link en Ocarina).

No soy de las personas que se fije mucho en la calidad de los gráficos de un juego. Para éste título éstos quedan bien. El mundo realmente parece estar vivo. Nunca sabes cuando va a llover, donde encontrarás un árbol frutal (o cuando volverá a dar fruta). Hasta los caballos son diferentes entre sí, no solo por su patrón de color.

Lo que me gustó en este caso es ver a Link vestido diferente a como lo ha estado desde hace 30 años. Aunque con ayuda de algunos amibos el personaje podrá vestirse dependiendo del amibo elegido (Sea Link del Smash Bros, la edición del 30 aniversario, por ejemplo)

Ahora, hablando del juego en general, refresca que no estás obligado a reunir cierta cantidad de objetos para conseguir la Espada Maestra. Salvo tener cierta cantidad de corazones los cuales juntarás en los Santuarios los cuales encontrarás a lo largo del mapa. Otra ventaja es que no hay demasiados templos como en otros títulos y el juego te da la opción de completar los que hay (si se pueden llamar templos a las Bestias Divinas).

Como seguidora de la franquicia puedo decir que valió la pena el juego en general. La idea de hacer hablar a los personajes me gustó. No será mi juego favorito, pero tampoco será puesto en un rincón para ser olvidado. Y si, hay títulos de Zelda que incluso ya olvidé.