Reseña: Ghost in the Shell- Vigilante del Futuro

Por fin llegó el día, la adaptación live action de Ghost in the Shell se ha estrenado en cines. Ya tuve la oportunidad de verla, así que a continuación les tengo mi más sincera opinión sobre ella, no se preocupen porque no incluyo spoilers.

Cuando nos enteramos de que Hollywood planeaba una adaptación cinematográfica del manga de Masamune Shirow, todos nos pusimos a la defensiva gracias al enorme registro de fallidas adaptaciones de material japonés en manos de Estados Unidos. La polémica no se detuvo ahí, fue creciendo a medida que avanzaba el proyecto.

El conflicto alcanzó niveles más altos cuando se supo que Rupert Sanders, un director con poca experiencia estaría a cargo de la cinta, pero esto no fue nada comparado con el escándalo que se armó cuando se reveló que Scarlett Johansson interpretaría a la Mayor Motoko Kusanagi, incluso se trataron de reunir firmas para cambiar a la actriz, pero obviamente no lo lograron. La cinta se ha estrenado con todo y su "whitewashing".

Entrando en materia, yo adoro a Scarlett, siento que logra muy bien la interpretación de una femme fatale, pero debo confesar aunque me pese admitirlo, que no logra del todo llenar los zapatos de la Mayor, la actriz se quedó algo corta, sin embargo eso también se lo debemos al director, quien pudo ayudar a desarrollar mejor el personaje. En cuanto a personalidad, recuerden que es un cyborg, no un robot, existen diferencias.

En un futuro cercano, la Mayor despierta en un mundo en donde ha sido salvada de la muerte transformándola en la primera de su clase, una cyborg a la que lograron rescatarle la mente humana pero reemplazaron su dañado cuerpo por una máquina. De esta manera se convierte en un soldado perfecto y devoto de la Sección 9 especializada en detener a los peores criminales de su época, en esta ocasión, un terrorista cibernético. Pronto se dará cuenta de muchas cosas y de que no se le fue contada la verdad.

El ritmo de la película fue el adecuado para mí, no es la típica cinta americana llena de explosivas escenas, en este sentido el estilo es muy similar al de una cinta japonesa, adicional cualquiera puede verla sin temor a no entenderle, de hecho he visto que la comparan con Matrix, lo cierto es que no mucha gente sabe que las ahora hermanas Wachowski se inspiraron en gran parte de la historia de Masamune para la realización de su famosa trilogía (la cual me encanta).

El partado visual es espectacular, nos transportan a ese futuro consumido por la tecnología, la paleta de colores, la fotografía, el diseño de vestuarios, lo guiños a grandes compañías en los edificios, no pudieron ser mejores, prácticamente estamos viendo el anime emulado en acción real, es justo aquí donde nos damos cuenta que Ghost in the Shell no pudo ser más fiel a la obra original en este aspecto, incluidos los efectos especiales y la banda sonora.

Pero no se alegren demasiado, porque en el afán de darle gusto a los fans, la película se toma libertades en el guión que se adaptó, pero se empeña en ofrecernos demasiado fanservice, lo cual se agradece pero además de que algunas veces se siente forzado, nos damos cuenta que se queda sin esencia propia, sin individualismo que la caracterice por separado, por lo que tenemos como resultado una gran máquina sin alma.

No les voy a decir que no me gustó porque estaría mintiendo, de hecho estoy lista para verla de nuevo, pero no es la cinta que todos estábamos esperando, no arruina otro clásico del anime, pero le faltó algo en su trama, algo en la manera de ejecutarlo, algo tal vez en los personajes (hablando inglés donde deberían estar hablando otro idioma).

Tenemos un nuevo experimento hollywoodense que nos muestra que mínimo se están esforzando cada vez más en ofrecernos adaptaciones decentes de nuestros títulos preferidos, aunque se hayan sentido libres de modificar aspectos innecesarios, la prueba y error en Hollywood va por buen camino.

@Aldama9231