¿Por qué Hollywood no puede dejar de hacer cintas sobre Emojis y Angry Birds?


¿Por qué Hollywood no puede dejar de hacer películas sobre Lego, Emojis y Angry Birds? La web especializada CB escribió un interesante artículo al respecto, destacando que hoy en día las ideas en Hollywood para cintas animadas, no son las más originales o frescas, esta nueva obsesión de los grandes estudios por continuar realizando cintas basadas en propiedad intelectual existente va en aumento.

Animaciones inspiradas en marcas de juguetes o sombras vagas de conceptos no desarrollados que no contienen ningún argumento sólido, personajes o mitologías pero que sin duda tienen una muy buena base de admiradores en el mercado, es lo que Hollywood está aprovechando en estos momentos. 

Los estudios que antes solían sacar sus películas de libros, cómics o videojuegos con una historia ya trazada, se enfocan ahora en esta tendencia y la única mejor idea para explicar el fenómeno vino de Alex French, quien a través de la revista New York Times publicó un texto hace algunas semanas hablando sobre el tema. 

El texto gira en torno al productor Tripp Vinson en su esfuerzo por llevar a la pantalla grande el juego para celulares Fruit Ninja, que como el fracasado intento de los Emojis, no se mueve con intenciones artísticas sino más bien capitalistas. La falta de fundamento creativo se destaca en el mencionado artículo a través de una descripción detallada de cómo los guionistas J. P. Lavin y Chad Damiani trabajaron en conjunto para tratar de sacar un guión de Fruit Ninja

“Cuando Lavin y Damiani fueron abordados por Vinson, lo primero que hicieron fue descargar Fruit Ninja. Lavin llamó a Damiani después de jugar por un tiempo. Estuvieron de acuerdo en que no había nada allí. Sólo fruta. Su trabajo en proyectos como Flat Stanley, sin embargo, les había demostrado que tener menos trabajo proporcionaba un mayor grado de libertad creativa. Lavin y Damiani pasaron horas discutiendo la esencia de Fruit Ninja. "Para mí, es el desorden, la liberación inmediata de destruir la fruta", me dijo Damiani. Para Lavin, el alma del juego es la sensación de "frenesí". "Hay una versión de 60 segundos de ella donde se puede ver lo rápido que se puede matar la fruta".”Pone tu cerebro en un raro lugar”. 

En un inicio Lavin y Damiani lucharon por encontrar un punto de entrada narrativo comenzando con una premisa en donde existía un libro mágico y un jefe malvado de la fruta, pero Vinson descartó esta idea. El concepto siguiente involucraba experimentos fallidos de un científico con fruta, no obstante a Vinson tampoco le encantó esta idea. 

Finalmente surgió algo nuevo: cada dos siglos un cometa vuela sobre la Tierra dejando una estela venenosa que cae en granjas donde crece la fruta, infectándola. La fruta infectada buscará un huésped humano para invadirlo. La única esperanza para la humanidad es una sociedad secreta de ninjas que se encargan de exterminar a la fruta contaminada. 

Warner Bros. y New Line Cinema ya compraron los derechos para el filme animado basado en Fruit Ninja, pero aún están tratando de decidir si lo hará o no. Los resultados en taquilla de The Emoji Movie serán tomados en cuenta por ellos para tomar la decisión. Lo hagan o no, el artículo de Alex French destaca que los esfuerzos de los estudios se han deteriorado para optar por lo más vano y simple de tomar la propiedad intelectual sin narrativa y hacerlo película. 

STX y Reel FX se encuentran preparando un largometraje animado inspirado en la línea Uglydolls y Open Road Films distribuirá uno sobre Playmobil, sin olvidar que Amazon está haciendo lo suyo para una cinta inspirada en el personaje de ficción Emily The Strange y las secuelas interminables de LEGO por parte de Warner Bros. que faltan por llegar a la pantalla grande se unen a la lista. ¿Ustedes qué opinan? ¿Será buena idea por parte de los estudios producir este tipo de películas? ¿El fenómeno es bueno para la industria animada? Déjanos saber en los comentarios.