Opinión: Coco



Después de una larga espera, finalmente una de las cintas más esperadas del año se estrenó en México: Coco. Hasta aquí puedo decir que valió la pena la espera por varias razones. Primero, los spoilers los mantendré al mínimo sabiendo que falta para que en el resto de Latino américa se estrene.


Coco nos cuenta la historia de Miguel, un niño que pertenece a una familia de zapateros que odia la música. Sabiendo que no puede renunciar a que le gusta y quiere dedicarse a tocar la guitarra, hará lo imposible para que su familia acepte sus gustos. Ésto lo llevará al Mundo de los Muertos lo que hará replantearse lo que es importante. En dicho mundo conocerá a sus ancestros quienes tienen sus propios intereses para que Miguel regrese a su propio mundo.

Lo primero que resalta es el apartado técnico. Los escenarios, la música incidental y los instrumentos que se usan para ésta nos meten de lleno en el pueblo donde vive Miguel. Mis abuelos son de Oaxaca, por lo que parte de mi infancia por lo que parte de mi infancia pasé en dicha ciudad y otros pueblos del estado (Oaxaca es un estado de México, su capital es la Ciudad de Oaxaca) por loq ue puedo decir que si sentí el ambiente mexicano en la película.

Sobre el Mundo de los Muertos resulta el más atractivo, lleno de color, luces y “vida”. Los habitantes del lugar siempre sonríen, hay fiesta. Y no solo por que es Día de Muertos. No tengo quejas en el apartado técnico de la película.

Ahora que vi Coco, solo hay dos detalles que puedo compararla con El libro de la vida. Lo más obvio es que el personaje principal viaja al Mundo de los Muertos. Lo segundo es que se explora el tema de “olvidar a los muertos” y las consecuencias que se tienen para los fallecidos. Fuera de éstos dos temas, ambas películas son diferentes.

Dentro de la película hay pequeños guiños a personajes famosos mexicanos, desde actores, hasta artistas. Y no solo habrá guiños en este detalle. A lo largo de la película se nota que se hizo una ardua investigación no olvidando que el equipo que hizo la película se quedó a vivir en México.

La historia es atractiva pues éste invita a un público joven a luchar por sus sueños. A “vivir el momento” sin olvidar a la familia la cual también da importancia. Como es costumbre, antes de la película principal, Pixar nos muestra un corto. Ésta vez tocó un cortometraje de Frozen con Olaf de protagonista. A menos que te guste la franquicia, ésta realmente puede ser ignorada.

Conclusión. De las dos películas que presentó Pixar éste año, Coco resulta la mejor (Siendo sinceros, Cars 3 está de más, aún así es un poco mejor que Cars 2) en cuanto a historia y apartado técnico. 8/10