Cine 2017: Hazañas y Decepciones


Otro año se ha se ha ido y en comparación con el 2016, pienso que el 2017 fue un año lleno de sorpresas en el mundo del entretenimiento, sobre todo hablando de cine. En ocasiones hablar de cine desamboca en situaciones laberínticas porque siempre existirán numerosas discrepancias al respecto en la opinión pública, ya que es un tema muchas veces subjetivo. 

No obstante, las líneas que he de plasmar a continuación no son más que aseveraciones a título personal. Si faltan películas por mencionar, no crean que las he olvidado, la propuesta cada año es extensa y debo aceptar que no me fue posible verlas todas, pero definitivamente verlas, forma parte de mis propósitos.

Un Año Lleno de Buenas Propuestas

Bien, como ya he dicho este año estuvo lleno de buenas propuestas, la mala noticia es que no todos estuvieron listos para recibirlas. El espectador casual siempre será una fuerte influencia a la hora de determinar si una película ha sido considera un éxito o un fracaso en taquilla. Esto porque a pesar de que somos amantes del cine, somos pocos los que de verdad apreciamos el arte de esta industria y al final del día lo que en realidad importa son los números que ha dejado una cinta luego de su paso por la cartelera.

Si bien podemos estar de acuerdo con esto en tantos niveles, vale cuestionarnos si a estas alturas del partido una película debe juzgarse únicamente por los números que alcanza. Un ejemplo bastante obvio este año fue Blade Runner 2049 dirigida por Denis Villeneuve que trata de manera fructífera de continuar con el legado de la original dirigida por Ridley Scott.


Debo aceptar que la historia se va desarrollando paulatinamente, pero a pesar de esta lentitud que muchos catalogaron como una máxima debilidad en la cinta, debo confesar que para mi cada minuto valió la pena. Los críticos la amaron pero el resto del globo la tachó de larga, condensada y aburrida.

Esta no es una película para todo tipo de público eso si se los puedo decir, porque no es tan fácil de digerir y porque la gente va al cine a ver las interminables secuelas de Rápido y Furioso  o Transformers, producciones colosales que a pesar que sus guiones no aportan absolutamente nada, son blockbusters que poseen la maquinaria necesaria para generar montañas de dólares.

A pesar de que Rotten Tomatoes, uno de los sitios más polémicos hoy en día, le diera un inaceptable 82%, Blade Runner 2049 fue una de mis cintas preferidas este 2017. Algo similar le sucedió a Mother! una película súper pateada en taquilla que confundió a los espectadores logrando un estrepitoso resultado.

Y es que Darren Aronosky es todo un caso, en esta ocasión arriesgándose con una producción que de entrada él sabía iba a causar desconcierto en la audiencia, pero que aún así decidió apostar por la propuesta y en lo personal lo logra con una Jennifer Lawrence imperdible que demuestra que puede hacer eso y más como actriz. 

Blade Runner 2049  Mother! tienen algo en común, el hecho de que sus directores apostaran a lo grande por ofrecer cintas sinceras con ánimos de aportar a la industria imprimiendo su sello personal sin importarles realmente que llegaran a convertirse en producciones taquilleras.

Porque ese no era el objetivo inicial ni tampoco lo fue después y lo mismo pasó con Alien Covenant, que se empeñó en contar una historia desde la perspectiva personal de Ridley Scott a sabiendas de que el resultado final no iba a alcanzar números descomunales. A pesar de todo, también fue de mis favoritas de este 2017.


Tuvimos bastante de donde escoger este año, la calidad nos embistió de manera prodigiosa este 2017. War of the Planet of the Apes dirigida por Matt Reeves es un claro ejemplo de que el CGI y un buen guión pueden converger juntos de manera pacífica dentro de un filme y aún así arrojar algo asombroso. A la lista se une John Wick: Chapter 2 que demostró que las segundas partes pueden ser incluso mejores que las primeras. 

Atomic Blonde de David Leitch protagonizada por una enérgica y habilidosa Charlize Theron fue una de las sorpresas de este 2017. Me llamaba demasiado la atención esta cinta, pero no pensé que se ubicara entre mis favoritas del año. La propuesta fue amplia y cintas como Thelma, Dunkerque, Lady Bird, Baby Driver, IT, Ghost in the Shell, Life, Star Wars: The Last Jedi, Wonder Woman, entre otras, se transformaron en impactantes producciones que apostaron al éxito y lo consiguieron.

Incluso Coco, The Lego Batman Movie, Mary and the Witch's Flower, The Breadwinner y Godzilla: Monster Planet se han unido a las mejores cintas del año. Personalmente, creo que la propuesta animada fue por demás escasa este año, posiblemente haya bastante gente que discrepe con esto, pero lo veo de esa manera. 


Sin embargo, sólo tengo una favorita de entre todas las producciones cinematográficas que vieron la luz y volaron alto este año, y esa es sin discusión Logan. El trabajo realizado por James Mangold nos dio una versión franca y deseada por años por todos los fans de este personaje.

Fue una especie de despedida a Hugh Jackman en su papel como Wolverine en la pantalla grande. Parte de esta nostalgia y tras el éxito de la película, incrementó nuestras esperanzas de volver a ver al personaje en el cine e interpretado por Jackman o tal vez volver a la pequeña Dafne Keen encarnando a la imparable y poderosa X-23. 

Bueno, todas esas esperanzas se esfumaron cuando Disney compró a Fox, ahora nadie puede tener certeza de lo que la gran casa productora hará con todos los derechos del estudio. La noticia enardeció las redes sociales este año, fue uno de los temas más polémicos junto a todos esos  nombres de empresarios y actores acusados este año de acoso.

Las Decepciones del 2017

Las siguiente películas no fueron necesariamente malas, dígamos que algunas de ellas fueron tan buenas que me decepcionaron ¿cómo puede ser esto posible? bueno, un claro ejemplo es Thor: Ragnarok que si bien tiene efectos visuales increíbles y una trama envolvente (para algunos), para mi fue una de las mayores decepciones.

Tal vez es porque esperaba algo diferente de ella, porque pienso que dentro de todo, Taika Waititi hizo un trabajo excepcional, el problema aquí creo que fue Disney y su empeño por hacer todo colorido y cómico. Demasiada comedia arruinó por completo para mi algo que pudo ser una pieza clave para producciones venideras.

Esta cinta salió directo del horno de Netflix, es una película basada en un manga y no una adaptación como tal, sin embargo para mi fue una completa aberración sin justificación alguna y si, les estoy hablando de Death Note. Y una que no fue mala pero que tampoco fue lo que la expectativa general marcaba, fue  Power Rangers, que ahora gracias a China la segunda parte aun tiene esperanzas de obtener luz verde.


Ya mejor ni hablamos de Transformers: el último Caballero, que para mi fue un gran bodrio sin pies ni cabeza. Por otro lado, pienso que a The Dark Tower le pudo ir mejor si no se hubieran empeñado en hacerla tan ligera, en todo caso las actuaciones fueron buenas pero no lo suficiente para contrarrestar la falta dinamismo en el guión que provocó la caída aparatosa de una trama nacida de una de las obras más significativas y emblemáticas de Stephen King. Una terrible decepción.

Ya lo veía venir, pero de todos modos guardaba una pequeña esperanza en The Mummy, la cinta que abriría oficialmente con el Dark Universe de Universal Pictures, la cual por cierto ya no se sabe si sobrevivió a tan tremendo colapso. Una de las peores películas del año sin lugar a dudas. Y mejor no hay que entrar en detalles con La Liga de la Justicia, que en su afán de conquistar audiencias apelando a recursos que resultaron insuficientes, terminó quedando a medio camino.

Otras de las peores películas que nos ha dejado el 2017 fue The Emoji Movie, pero desde que Sony la anunció sabíamos que esta cinta animada no tenía un futuro prometedor pues el argumento que giraba en torno a esta bazofia no podía terminar de otro modo. Geostorm también se hizo pomada contra el suelo al ser una completa decepción ante la crítica y la taquilla mundial, de no ser por China, esta cinta también hubiese fracasado en la recaudación.

Los Pitufos en la Aldea Perdida, Un Jefe en Pañales y Cars 3, se unieron a la lista de las cintas animadas que prometían ir más allá de la expectativa generada pero que se quedaron cortas al igual que Mi Villano Favorito 3 y Locos por las Nueces 2. Lo peor es que hay una propuesta colosal de todas partes del globo en cuanto a animación se refiere.

Tristemente nos saturaron de secuelas este año y si bien llenaron salas de cine, el conformismo generalizado podría afectar más aún a la animación que ya de por sí ya no es apreciada cabalmente. Espero que el próximo año arroje entre sus montones de producciones, cintas animadas que valgan la pena, porque este definitivamente no fue mi año dentro de la categoría animada.

Finalmente, hablando de entretenimiento en general el 2017 no fue un mal año, a decir verdad estoy ansiosa por ver lo que nos depara el 2018 y creo que Netflix fungirá como uno de los mayores expositores como lo ha demostrado hasta ahora. Nos queda esperar y aguantar esta expectativa que rodea a los múltiples estrenos y lanzamientos que se avecinan para el 2018. Recuerden que como cada año, les mando mis mejores deseos a ustedes que nos leen y nos han seguido desde siempre.

Feliz Año Nuevo

@Aldama9231