Opinión: Star Wars VIII- The Last Jedi


Star Wars: The Last Jedi, el octavo episodio de la saga por fin se ha estrenado y en estos momentos hay dos clases de persona allá afuera, los que la amaron y los que la odiaron. A continuación voy a darles mi opinión desglosando las razones por las cuales yo personalmente, la amé. Tengan cuidado porque el texto estará plagado de SPOILERS así que si aún no han visto la película, les recomiendo no seguir leyendo.

Por un lado tenemos a los fans que la han odiado por considerar que tenía demasiados chistes, algo que en lo particular comparto pero que no pienso que afectara de manera directa a la trama. También se han quejado por cómo Rian Johnson, el director de la cinta, trató al personaje de Mark Hamill (Luke Skywalker), según ellos al punto de retirarle la relevancia o darle una manera de ser que contradice fuertemente los ideales que han caracterizado al jedi plasmados en cómics, libros o películas a través de los años.

Luke se fue al exilio en el planeta Ahch-to luego de que los Caballeros Ren asesinaran a la nueva generación de Jedi que él estaba entrenando y lograran que su sobrino Ben, el hijo de Han y Leia, se uniera a ellos. Hay un momento clave en la película donde podemos ver lo que probablemente fue el detonante para que Ben Solo se convirtiera en Kylo Ren. Un momento de debilidad y duda que se apoderó de Luke Skywalker.

Todo lo sucedido lo orilló al exilió, pero la resistencia ha dicho por años que él es la única esperanza de todos los que forman parte de esta batalla contra la Primera Orden. Es cuando Rey se aventura a la isla para encontrarse con él y convencerlo de unirse a la causa. Sin embargo Rey se encuentra con un viejo hermitaño que desea morir solo en ese recóndito lugar de la galaxia. Lo cual ha decepcionado y enfurecido a los fans acerrimos de la saga que esperaban a un Luke exiliado para aprender más sobre la fuerza volviéndose más fuerte y sabio.


Aún así, Rey trata de convercerlo de regresar o involucrarse en la lucha, sin lograrlo en primera instancia. Rey está librando su propia batalla interna queriendo saber quiénes son sus padres, por qué tiene todo ese poder y cómo usarlo y también, logrando encuentros con Kylo de una manera que no habíamos visto antes en la saga pero que en definitiva no lo vi como un punto negativo, por el contrario considero que esto le ha dado otro giro a la historia del nuevo canon.

Kylo y Rey tienen esta conexión que nos hizo dudar de Rey en un principio pues nos hacían pensar que ella se uniría al Lado Oscuro de la Fuerza, por un momento la vemos dudar cuando Luke por fin accede a entrenarla para ser una Jedi mientras sigue en Ahch-to. Pero ella demuestra que ha vencido a la tentación y se embarca en un viaje de regreso para enfrentar a la Primera Orden y regresar a Kylo al lado luminoso y por un pequeño lapso de tiempo creímos que en verdad él estaba dispuesto a redimirse, tal y como Luke logró que Darth Vader regresara al lado luminoso aunque fuera solo hasta el final en Star Wars Episodio VI, logrando que muriera siendo Anakin una vez más.

Mientras pasa todo esto, en otro rincón de la galaxia vemos a Finn, Rose, Poe Dameron y otros de los nuevos personajes en conflicto huyendo de la Primera Orden que los tiene acorralados, así como a la generala Leia. Por cierto, durante un ataque de la Primera Orden sale disparada al espacio y la vemos usar la fuerza para salvarse. Esto molestó bastante a muchos fans, pero hay algo que debemos tomar en cuenta, Leia es sensible a la fuerza, siendo hija del mismísimo Darth Vader, a mí me molestó más la manera en la que el almirante Ackbar murió, sin que tuviera el impacto que debe de generar la pérdida de uno de los personajes mas importantes para los rebeldes y la resistencia, quedando relegado a una simple mención.


Ver a Carrie Fisher una vez más en pantalla, me rompió el corazón y yo creo que para todos ha sido bastante conmovedor. Algunos deseamos que estuviese más involucrada en la trama, pero tenemos que entender que ahora hay que darle espacio a los nuevos personajes. Me encantó Poe Dameron, es impulsivo pero aprenderá de sus errores y con suerte lo veremos más sabio y cauteloso en las cintas venideras.

Si hay algo que todos los fans tenemos que aceptar y que quedó muy claro en The Last Jedi, es que la saga se expande y no podemos continuar aferrados al recuerdo de nuestros personajes favoritos de toda la vida como lo son o fueron Han Solo, Leia Organa y Luke Skywalker, quien ahora se ha convertido en uno con la fuerza. Es nuestro deber entender que la Fuerza no reponde a un apellido sino a casi cualquier ser en  la galaxia. Con esta cinta nos hemos preparado para el comienzo de una nueva era en la saga galáctica. 

Nos toca prepararnos para lo nuevo por venir, tal vez no nos gustó el giro que dieron las cosas, con Snoke asesinado de esa manera tan sencilla al igual que Phasma, un personaje que personalmente deseaba ver más en pantalla y Kylo tomando su lugar, pero funciona y definitivamente las cosas después de este episodio no volverán a ser las mismas. Ni en los libros, ni en los cómics ni tampoco en los videojuegos (les recomiendo jugar la campaña y la expansión de esta del título Battlefront II).

@Aldama3192