Reseña: Deadpool 2 - ¿Está a la altura de la primera?

Henos aquí una vez más, luego de dos años del lanzamiento de una de las películas de superhéroes más controversiales de la historia. Deadpool 2 damas y caballeros. Tenemos al queridísimo y talentoso Ryan Reynolds, metido en la piel del mercenario más bocón de los comics una vez más. En esta ocasión agregando a dos nuevos elementos actorales, los cuales están siendo muy populares de momento.  Zazie Beetz como Domino y Josh Brolin como Thanos digo, Cable.

¿Qué les puedo contar de la película? En primera es un largometraje que fue diseñada para las personas que aman dos cosas, la violencia sangrienta sin sentido y las referencias a la cultura popular (claro que si no eres de estos aun la disfrutaras).



¿Pero en que se centra la historia en esta parte? Pues como vimos en los trailers, Wade trata de salvar al joven Russel (Fire Fist) de ser asesinado por Cable que viene del futuro. (Nota: Para los que no lo saben esta pequeña parte de la trama está inspirada en el viejo comic “X-Men Messiah Complex”, solo que, a diferencia del comic, Cable trata de salvar al niño y no asesinarlo como vemos en la película).

Pero la cosa está en que en esta ocasión Wade reconoce que no podrá hacerlo solo, por esa razón decide formar un equipo llamado X-Force (que original) junto a otros súper mutantes que le ayudaran a rescatar al joven que está siendo acosado por Cable.

Les diré que a pesar de que la película está llena de chistes, momentos graciosos y burlas hilarantes, me los encontré un poco menos ingeniosos que la pasada entrega. El humor negro se mantuvo intacto, no lo negare, pero es un humor menos maduro y más vulgar que apunta a un grupo más adolescente. Aclaro que no significa que sea más apta para los jóvenes. Sino que antes contaban chistes que te obligaban a pensar rápido, pero ahora los chistes son un tanto sencillos. ¿Es eso malo? Claro que no, hay personas que no les gusta pensar mucho a la hora de ver una película. Pero esto no lo digo por mí, me encantan los chistes complicados, en parte porque nunca está de más usar el cerebro de vez en mes y porque luego que los entiendes, da un poco de satisfacción ser de los pocos que los comprenden.

Dejando eso de lado, pienso que lo mejor de la película es el casting con el que cuentan. A parte del increíble reparto original, no dudaron en buscar a actores grandiosos para el pequeño grupo de la X-Force.

En primera quiero darle un reconocimiento a la maravillosa Zazie Beetz (que por desgracia nunca he aprendido a pronunciar su nombre por lo inusual que es) la cual considero mi actriz afroamericana favorita. Les seré sincero, soy de los primeros que empieza afilar los trinches y a encender las antorchas cuando cambian el color de un personaje que claramente es blanco en la adaptación original. En cambio, no porque sea racista, sino porque si sabes que un personaje es blanco pues por default debería ser blanco en el live-action, y si es negro pues igual. (Ahora pensaran jajá es mentira es porque eres racista, pero les reto a que me digan que la atrocidad que DC Cómics le hizo a la hermosa Star Fire en la serie Titans, no es un crimen, ¡niéguenmelo!).

Pero diré que en esta ocasión Zazie me fascino mucho más que la domino original. Claro que su belleza la ayuda bastante, pero es más por su encanto, gran carisma, y una increíble actuación que la hacen la candidata exacta para este papel. Dios, ¿Por qué no la eligieron como Star Fire? Perdón, es que esa imagen filtrada me traumo mucho.

Josh Brolin no se queda atrás, el tipo además de ser un excelente Thanos demuestra que también puede ser perfecto para ser cable. Es rudo, mal hablado, atrevido, gruñón y muy violento. Pero no es solo por eso que es el adecuado, es en verdad porque supo replicar la esencia exacta del personaje original. Su humanidad. Aunque no lo parezca, Cable es un individuo sumamente complicado. Primero porque por fuera luce rudo y amenazante, pero por dentro está lleno de sentimientos y dolores que siempre carga consigo.  La pérdida de muchos seres queridos en el futuro no lo vuelven tarea fácil para representarlo. Cosa que Josh consigue muy bien.

En serio me quito el sombrero para este caballero, admitámoslo; este 2018 es su año, dos papeles sensacionalmente actuados de dos personajes legendarios de los comics, para una franquicia que se divide en dos y que a pesar de estar en el mismo equipo no juegan con las mismas reglas. Es un macho entre machos.

Luego de eso está la encantadora e icónica X-Force, llena de tipos con poderes raros y muy bizarros que apenas conocía en el universo de los X-Men. Todos lo hicieron muy bien, pero mi favorito siempre será Peter. El sujeto se robó la pantalla en el poco tiempo que estuvo ahí. Ojala lo sigamos viendo en próximas producciones.

Y, por último, pero no menos importante Julian Dennison como Russel, para ser un joven que irónicamente apenas alcanza la edad adecuada para ver la película, lo hace muy bien. Diré un pequeño spoiler que a la vez no es spoiler (solo aclaro para los haters). Russel es como el tema central de toda la película, sin él no habría nada de qué hablar. No sé si es considerado como el villano o es más como la causa principal de los problemas de la trama. Ahí me mantuvieron muy confuso y creo que podían hacer algo mejor en ello, aunque creo que eso es corregido cuando le dan como compañero a uno de los mutantes más fuertes de todo Marvel Comics, les daré una pista. Apareció en X-Men III con un traje que no le hizo justicia al personaje.

Entonces a lo que vinieron, ¿Es mejor que la primera? La verdad, es mucho más divertida, cuenta con más personajes del universo de los X-Men y está llena de muchas más referencias, pero...En mi opinión no, no es mejor.

¿Por qué? Se preguntarán. Pues porque cuando vimos Deadpool la primera vez, estábamos ante una osada apuesta de algo totalmente nuevo en el cine de superhéroes. Además de que se mostraba a un Deadpool con una motivación mucho más realista para actuar. Salvar a su chica y cobrar venganza, aquí es solo salvar a un niño que apenas conoce.

Pienso que es debido al cambio de director, se siente una gran diferencia entre Tim Miller y David Leitch. Miller se concentraba en hacer una película llena de acción y argumentos bien elaborados para cada personaje. En cambio, Leitch hace una película sobrecargada de acción junto con escenas cool, pero ese es el asunto, esas escenas son solo eso. Es como hagamos esto solo porque se ve genial y no porque haya alguna razón aparente.

Pero a pesar de todo la película es muy buena, además de que entretiene durante las dos horas completas, cuenta una historia muy interesante para este casi superhéroe.  Y en si ¿no es de eso de lo que se trata Deadpool? Es decir, no es algo que tiene que ser complicado, inteligente ni diferente. Solo necesita ser graciosa, divertida, violenta y muy mal hablada para ser una película increíble del mercenario Bocazas.

Antes de que lo olvide, no se levanten tan rápido de los asientos, tienen que saber que hay escena post-creditos. Pero la cosa es que no solo es una, sino aproximadamente cinco, todas excelentes en verdad. Valen la pena y no tardan mucho en salir.