Insatiable: ¿Una serie tan perturbadora como todos dicen?

Insatiable es una serie de televisión estadounidense de comedia negra de Netflix creada por Lauren Gussis.​ La serie está protagonizada por Debby Ryan y se estrenó el 10 de agosto de 2018.

Una vez más nos encontramos ante otra de las muchas series originales de Netflix. Y no de cualquier serie, esta es una de las series más abucheadas del año. ¿Tienen razón en rechazarla? Se podría decir que es muy diferente a lo que estamos acostumbrados. A lo largo de los años, Netflix nos ha ofrecido un gran número de títulos con muchos géneros distintos. ¿Pero acaso esta podría ser una de esas series que te hace preguntar? ¿Ya no es suficiente Netlflix? En esta reseña vamos a analizar los diferentes puntos de vista, desde lo bueno hasta lo malo.

La historia nos narra la triste vida de Patty Bladell, una joven adolescente con problemas de sobrepeso que es víctima de bullyng por parte de toda su escuela. Obligada a sentirse acomplejada por la sociedad, debido al tema de la imagen femenina. La cual les hace creer a todas las jóvenes y mujeres que tienen que ser delgadas y esbeltas para poder ser tomadas en serio.

Me atrevo a decir que la serie tiene un cierto nivel de razón hasta ese punto. La mayoría de las personas no les hace caso a las chicas gordas. Son mal catalogadas como feas o poco atractivas. ¿Y quién los culpa? Nuestra cultura mercadológica está llena de imágenes de mujeres esqueléticas y flacas que nos obliga a pensar que el sobrepeso es negativo. Si nos basamos en eso, la serie quiere tratar de satirizar el concepto de la belleza femenina. Tal vez no sea la típica serie de adolescentes. Pero es algo más como una comedia absurda con mucho humor negro.

La primera impresión que te llevas al comienzo es que se ve como el clásico cliché adolescente. Una joven fea con baja autoestima está enamorada de otro joven de su misma edad, él no se fija en ella hasta que tiene una transformación completa. De un momento a otro ella se convierte en la joven más guapa de su escuela. Y se fijan en ella para luego enamorarse y vivir felices para siempre. Todo eso se ve al principio. Pero después del episodio tres, se torna algo totalmente bizarro.

Tiene un nombre que le hace justicia a la trama. “Insatiable”, Pero además de significar insaciable en inglés, es claramente por un motivo. Es debido a la protagonista Patty Bladell. Es distinta a cualquier otra joven de su edad, claro aparte de su complejo de Fat girl y su inseguridad física. Se podría decir que es una chica con hambre de éxito, con unas locas ganas de triunfar en la vida, que la obligan a exceder los límites de lo moral y lo políticamente correcto. Pero ese el punto de todo esto. Que ella tenga un desesperado deseo insaciable de conseguir lo que quiere a toda costa. Esa es la intención de la productora de la serie, hacer ver que esa clase de chicas son las que están mal y que nadie debería de actuar de esa manera. Mostrar que los tópicos de la vida femenina son absurdos y ridículos, llevándolos a niveles exagerados.

Pero es muy importante siempre saber tener límites, en especial en el mundo del entretenimiento actual. Si no estaban informados, después de que se lanzara el primer tráiler oficial y antes de que la serie pudiera estrenarse, The Guardián informó el 24 de julio de 2018 que más de 100,000 personas habían firmado una petición en línea a través de la página “Change.org” comenzando el 20 de julio de 2018, pidiendo que Netflix cancelara Insatiable, acusándola de fat shaming (burlarse de gente gorda). Lauren Gussis, la creadora de la serie, la defendió y dijo que se basó en sus propias experiencias cuando era adolescente. Tambien Alyssa Milano (actriz que encarna a Coralee Huggens Armstrong) declaró en Twitter que “No estamos avergonzando a Patty. Nos estamos dirigiendo (a través de la comedia) al daño que se produce por fat shaming”. ¿Pero es eso cierto?

Hasta cierto punto tienen razón, tratan de burlarse de lo que es ser gordo. El gran problema de está es que, además de considerarse gordo fóbica (totalmente), tiene una mala elaboración como tal. Cuentan con un humor demasiado negro, al punto de sentirse desagradable en vez de gracioso. Y qué decir que estaba planeada a que fuese hecha para un público adolescente, cuando en verdad ni siquiera es apta para jóvenes de 18 años.

Pero lo más terrible de todo no es que se burlen de la gente gorda. Sino que también se burlan de la comunidad LGBT, los pobres, los indigentes, las mujeres, los concursos de belleza, el abuso tanto femenino como infantil, los valores morales y para rematar, la muy delicada religión (preferiblemente la cristiana).

Para ser sincero, esta serie da un pésimo ejemplo para todos los espectadores. Se concentra mucho en la vanidad y en la belleza física. Se burla de todo con muchísimo descaro y te hace pensar que no pasa nada malo por ello. Ponen como centro de cada episodio el nuevo cuerpo de Patty, volviéndola un objeto para los hombres e incluso mujeres. Haciéndola sentir que sufre y que deberían de tenerle pena por haber sido víctima de bullyng. Seamos honestos, quien no haya sufrido de bullyng alguna vez. No tuvo infancia.

Sus personajes están creados para caricaturas animadas y no para un programa real y profesional con actores. Cada uno hace ademanes absurdos y crean escenas exageradas, sin ningún sentido. Nadie tiene conciencia de que está siendo inmaduro o maleducado. Lo que vuelve difícil que el público se conecte o sienta empatía por alguno de ellos.

Insatiable quiere tratar de masticar más de lo que puede, olvidándose de que apenas es su primera temporada. Creen que rompen los esquemas tratando de tocar una gran cantidad de teclas delicadas hoy en día. Actualmente vivimos en una sociedad en la que las personas son tan frágiles y fáciles de ofender, solo tienes que tocar a alguien y ya están llorando y dando más gritos que una magdalena. Si todos estamos claros de eso ¿Por qué llevar las cosas a tales extremos para una serie? 

Para el colmo lo hacen de forma desvergonzada. Lo que la obliga a fallar por completo como show de televisión, En conclusión, si eres religioso, de la comunidad LGBT, gordo, flaco, feo, andrógino, feminista, conservador o simplemente eres alguien complicado o fácil de ofender. No te recomiendo que veas esta serie, pero si solo eres una persona sencilla con mente súper abierta y tienes una gran necesidad de ver algo absurdo con lo cual entretenerte. Pues podrías tomarte tu tiempo para verla, claro siempre y cuando no te ofendas en algún momento.