Guerra del streaming

 Después del éxito de Netflix como servidor legal de streaming, varias compañías vieron el negocio que es tener su propio servicio para series, películas, animación, etc. Mientras unos mueren en el camino, otros crecen poco a poco. ¿Qué se necesita para triunfar?


En 2011, Netflix llegó a México. Y no había mucho de donde ver: recuerdo que me subscribí había pocas películas, animaciones de donde elegir. Actualmente existe una sobre oferta de este tipo de contenidos en el sitio lo que hace difícil decidir que ver. Puedo decir que, en parte, la subida de precio anual y el cancelar el mes gratis son errores que pueden hacer que a la larga las personas dejen de consumir el servicio. Como consumidora no gastaría en un producto el cual no conozco.

En 2012 llegó Crunchyroll a Latinoamérica con su catálogo el cual se renueva con cada nueva temporada. La ventaja de este servicio es que te da la oportunidad de ver animes gratis o pagando tu mensualidad. La versión gratuita claro, tiene sus desventajas, como esperar una semana para ver el capítulo nuevo, etc.

Los fans de los doramas coreanos tampoco se pudieron quejar. Drama Fever llegó para ellos con el mismo formato que Crunchyroll: ver gratis, con anuncios o pagar para tener la versión HD y sin anuncios. ¿Qué sucedió con esta plataforma? Unos años después se decidió restringir el contenido. Podías ver gratis hasta seis capítulos de una serie pero a partir del séptimo debías de ser “usuario premium” para seguir viendo tu dorama. Netflix siguió creciendo añadiendo también contenido de Corea y Japón. Esto hizo que la plataforma no pudiera crecer quedándose en el camino y cerrando definitivamente en octubre de 2018. Se ha comentado que gracias a Netflix las licencias aumentaron de precio, por lo que Drama Fever no podía seguir pagando.

Algunos sitios, como Blim que nacieron muertos, nunca pudieron conseguir el éxito esperado, tanto que Televisa planea volver a agregar su catálogo a Netflix. Es una decisión arriesgada, sabiendo que hay mucha gente que no le agrada el contenido que se produce.

Con la llegada de Disney+ Netflix ya puede empezar a preocuparse pues con el anuncio de sus precios, las acciones bajaron drásticamente. Solo un gigante como Disney ha logrado un golpe así para la competencia, pues ninguna de los otros sitios mencionados logró hacer.

Netflix ha sido el rey de las plataformas durante los últimos años y parece ser que, con la llegada de Disney+ su reinado acabará. O al menos tendrá un competidor a su altura. Hablar de Netflix significa un catálogo extenso: familiar, infantil, para adultos, etc., el cual con los años supieron ganarse al público. Disney+ su ventaja son sus 95 años de historia. Películas, series live action o de animación las cuales finalmente estarán en un solo lugar. Seamos sinceros, Netflix solo tiene un mínimo de este contenido. Si buscamos en otros sitios, Google tiene los títulos de disney, con la desventaja que debes comprarlospara verlos.

Estamos en la era del streaming. Por ahora seguirá por unos cuantos años más. Decir que morirá es tan arriesgado como decir que la televisión o los medios impresos morirán solo por algo “novedoso” como Internet. Lo que si podría pasar es que menguará si en algún punto en el futuro llegue alguna novedad que lo sustituya o quiera reemplazarlo.