¿Cómo se remasterizó Dragon Ball Z en Kai?

Navegando por internet me encontré con un artículo muy interesante de Kanzenshuu sobre el proceso de remasterización de Dragon Ball Kai, razón por la que decidí traducirlo al Español para todos ustedes (¡todos los créditos del artículo original para Kanzenshuu!)

Como todos saben, Dragon Ball Kai es una versión "refrescada" de Dragon Ball Z,  actualizada a la alta definición, aunque en su mayor parte utiliza las mismas imágenes de mediados y finales de los 80. La serie se promociona por seguir el manga mucho más de cerca que la adaptación original del anime. De hecho, los primeros 194 episodios de la serie original de televisión Dragon Ball Z se condensaron en sólo 98 episodios, lo que dio lugar a que se recortaran casi 100 episodios de material.


LO BÁSICO




Como en la mayoría de las producciones, la serie comienza realmente con la finalización de la historia o el argumento. A partir de ahí, se encuentran las escenas específicas de Dragon Ball Z necesarias para crear esta trama y se crea un "borrador" de menor resolución del episodio. Estas escenas se escanean y se convierten de sus cintas maestras originales de 16mm a una versión digital en alta definición (HD) corrigiéndose el color según la paleta de colores establecida. Este nuevo master en HD se revisa para comprobar si hay algún daño o grano excesivo, y luego se eligen las escenas que requieren reanimación. Mientras se edita y limpia el master digital en HD, el proceso de producción continúa con la selección de la música y la grabación de voces, que se basan en el "primer corte". Una vez que se ha completado toda la edición de vídeo, las pistas de audio se combinan y se añaden al vídeo remasterizado completo, dando como resultado el producto final tal como se ve en la televisión o en el formato doméstico.



PASO 1-A: DESARROLLO DE LA TRAMA
Preparación y edición de la trama

Esta primera parte del Paso 1 implica el desarrollo de la trama del episodio por el personal de producción, formado por productores y planificadores de Toei Animation y Fuji TV. Toei Animation también contrató a dos empresas de consultoría, Yomiko Advertising y Caramel Mama, para ayudar con la producción de la serie. Caramel Mama fue contratada previamente por Shueisha para ayudar en la producción de las guías de daizenshuu, y se le acredita como "Organizadora de la Serie" responsable de ayudar en el desarrollo de la trama general de Dragon Ball Kai. Por el contrario, esta es la primera vez que Yomiko Advertising ha sido contratada para ayudar en la producción de cualquier cosa relacionada con Dragon Ball y se le acredita por suministrar a los productores la guía de producción de la serie.

El personal de producción primero crea una idea aproximada de la trama del episodio basado en el manga y el metraje existente, determinando en esencia los puntos principales de la trama a cubrir en cada episodio. A partir de ahí editan la trama juntos, averiguando cómo pueden hacer que estos puntos principales de la trama fluyan de la mejor manera posible utilizando material suplementario original. Además del personal de producción principal que se acredita para esto, los guionistas y directores originales de Dragon Ball Z fueron acreditados por cada episodio utilizado dentro de Dragon Ball Kai.



Edición Offline

Una vez que se ha determinado la trama final del episodio, el equipo de animación comienza a recopilar las imágenes necesarias de Dragon Ball Z para cada episodio. Q-TEC, una compañía de post-producción especializada en la transferencia y restauración de video, fue contratada para completar la remasterización de las imágenes originales de Dragon Ball Z para Dragon Ball Kai. En lo que se llama "Edición Offline", cada fotograma individual de los masters originales de 16mm fue escaneado digitalmente utilizando un escáner de películas Spirit DataCine. Este dispositivo es capaz de transferir películas de 16 y 35 mm en tiempo real a uno de los numerosos estándares de televisión actuales de alta definición.


 

Cuando todo el metraje requerido ha sido escaneado digitalmente, se reorganiza desde el orden en que fue escaneado hasta el orden aproximado en que aparecerá en el corte final. A partir de ahí, el metraje de alta definición en bruto se edita en un corte aproximado del episodio, que incluye cualquier efecto de transición, y es esencialmente el aspecto que tendrá el episodio en su corte final. Cuando se completa el borrador, se guarda una copia del mismo con una resolución mucho más baja y manejable. También se añade un código de tiempo lineal (LTC) para ayudar a sincronizar todos los demás procesos de postproducción.

El borrador de menor resolución se envía de nuevo a Toei Animation para ser utilizado en todos los procesos de postproducción adicionales (música de fondo, grabación de voz, etc.). El borrador de alta definición es guardado por Q-TEC para ser remasterizado y en este punto ambos borradores son exactamente iguales.



PASO 1-B: REMASTERIZACIÓN DE ALTA DEFINICIÓN

Mientras que Toei Animation comienza a trabajar en otros aspectos del episodio, Q-TEC finalmente comienza a trabajar en la remasterización de alta definición. Las cintas maestras originales de Dragon Ball Z, todas ellas con casi 20 años de antigüedad en aquel momento (2009) han sufrido ligeros daños físicos a lo largo del tiempo, causando degradación de los colores, sin contar los rasguños y desgarros en la propia película. La primera medida correctiva tomada es ajustar los colores desteñidos a la nueva paleta de colores. Q-TEC logra esto usando la estación de trabajo Pogle de Pandora que está conectada directamente al escáner de películas Spirit DataCine, controlando el proceso de transferencia de telecine. La estación de trabajo Pogle contiene un software de corrección de color que puede ser utilizado "sobre la marcha" mientras la película está siendo escaneada o después de la finalización de los escaneos. El usuario también puede crear una paleta de colores única y guardarla para su uso repetido por el software.



Desafortunadamente, nunca se ha dicho en qué se basa esta nueva paleta de colores. Muchos aficionados asumen que estaban tratando de actualizar los colores desde su paleta de colores original, pero todos los indicios parecen apuntar que ellos simplemente actualizaron los colores existentes para que la serie parezca más "nueva y moderna", en lugar de "descolorida y vieja" como los antiguos Dragon Box del 2003. En la primera caja del Blu-ray se incluye una comparación de imágenes que muestra cómo una toma de Gokú preparándose para combatir a Vegeta en el episodio 13 de Dragon Ball Kai había sido remasterizada desde la cinta maestra original.



Mientras que esta comparación se ve muy bien, en realidad es bastante engañosa. Para ayudar a mostrarles lo que quiero decir, he hecho una pequeña comparación propia. Para ser lo más justo posible, esta comparación utiliza exactamente la misma toma de Gokú, aunque cada imagen de comparación fue tomada directamente de su fuente real (DVD y Blu-ray). Aunque nunca se debe comparar la producción de video con la producción impresa, esta comparación se hizo fundamentalmente para mostrar las diferencias significativas entre las imágenes de cada medio. Cabe destacar que esta discusión no tiene nada que ver con la paleta de colores original de la emisión y es simplemente una comparación entre las diferencias mostradas. Dicho esto, las únicas alteraciones hechas a estas imágenes han sido el redimensionamiento de las mismas, sin que se haya hecho ninguna alteración de color.



Notarán que el fondo de la imagen real de la emisión de Blu-ray sigue siendo verde, especialmente en comparación con la imagen impresa en la primera caja de Blu-ray del Dragon Book, que es claramente azul. De hecho, al observar los valores RGB vemos que los colores de fondo impresos en el Dragon Book son un 30% diferentes, mientras que los que se muestran en las versiones reales sólo tienen una diferencia en el color de fondo del 8%. Además, los valores RGB verdes entre el material original mostrado en el Dragon Book (arriba a la derecha) y el material del Dragon Box sólo difiere en un 1%. Así que está bastante claro visualmente, y especialmente basado en los números, que la comparación impresa en el Dragon Book fue alterada de alguna manera. Incluso si fue su color original de referencia, es obvio que nunca se utilizó.

Pasando a la corrección de color, Q-TEC comienza a eliminar todo el polvo, el grano y los daños de la película. Primero se utiliza un programa automatizado para eliminar todo el grano no deseado. No se indica específicamente qué tipo de filtro de ruido se utilizó o cuáles fueron los ajustes, pero parece que lo hicieron de tal manera que hubo muy poca pérdida de detalles. Luego escanean manualmente cada fotograma individual para eliminar todos los daños de la película, como el polvo, las lágrimas y los arañazos. El programa utilizado ayuda a identificar tales daños, pero la mayoría de este proceso se hace con el ojo humano, lo que hace que sea un proceso bastante largo y difícil.




PASO 2: REVISIÓN DE VIDEO

Tras el proceso de remasterización, los principales equipos de producción de Toei Animation y Fuji TV deciden qué escenas requieren reanimación. Hemos visto varios ejemplos a lo largo de la serie de por qué ciertas escenas fueron elegidas para ser reanimadas, pero el Dragon Book tenía una respuesta simple detrás de la base de su razonamiento: "Para hacerlo más atractivo para los espectadores, eliminando las cosas que podrían ser inadecuadas para el hogar promedio". En este caso, podemos asumir que cuando usan la palabra "promedio" están hablando de los niños que están viendo el programa. Así que no es sorprendente, y explica por qué ciertas escenas fueron editadas para eliminar algo de sangre o genitales masculinos.



El Dragon Book señala algunas razones por las que ciertas escenas fueron reanimadas, como la eliminación de "cambios extremos en el brillo" y en general por "el reemplazo de cortes que se han degradado a lo largo de los años con imágenes renovadas". Para profundizar un poco más en esto, aquí hay algunas razones por las que hemos visto ciertas escenas reanimadas en la serie:

-Actualizar los ataques de ki con efectos más modernos.

-Eliminar los efectos de destellos brillantes y estroboscópicos.

-Corregir errores de animación e inconsistencias de la serie original.

-Extender ciertas escenas a pantalla completa horizontalmente para asegurar que los elementos clave encajen correctamente en el marco recortado de la pantalla ancha.

-Editar las escenas que se considere que contienen material inadecuado u obsceno.


Una vez que estas escenas han sido identificadas, Q-TEC envía el metraje remasterizado a Toei Animation, quien se encarga de la reanimación internamente. La mayor parte de la reanimación para Kai fue manejada por TAP, la rama filipina de Toei Animation, que según el sitio web corporativo de Toei actualmente maneja aproximadamente el 70% de la carga de trabajo de la compañía en los procesos de animación, fondo y acabado.

Estas escenas se subieron a la red interna de Toei Animation, lo que permitió a los animadores de TAP acceder a ellas a través de su sistema de red de alta velocidad. Los animadores luego importarían las escenas al software RETAS Pro HD apropiado que se carga en una tablet Wacom LCD. De esta manera, se utilizó el software RETAS (Revolutionary Engineering Total Animation System), el cual es un paquete de animación 2D capaz de manejar todo el proceso de animación, desde el dibujo o el trazado digital hasta la exportación, y está considerado como un líder en la industria del anime de Japón. Cada cuadro individual de la escena dada se traza, con las alteraciones o correcciones del arte lineal que se realizan en ese momento.



Una vez que la escena completa ha sido trazada, se colorea en base a la paleta de colores proporcionada. A continuación, la escena trazada se coloca sobre el fondo original de la escena, o uno que ha sido redibujado basado en el fondo original. En algunos casos el fondo se redibuja completamente, como en la imagen de Krillin reanimada que se muestra más arriba. La escena reanimada terminada se exporta a un formato de archivo apropiado y se envía de nuevo a Q-TEC para ser reinsertada en el episodio.



PASO 3: TRABAJO DE SONIDO

Mientras Q-TEC está ocupada remasterizando las imágenes, el personal de Toei Animation trabaja duro con los aspectos de sonido del episodio. El primer paso en el lado del sonido es grabar los diálogos en los estudios de grabación del Centro de Arte Audiovisual Toei (TAVAC) en Shinjuku, Tokio.

Los actores de voz (seiyus) reciben el guión del episodio y realizan una lectura de prueba mientras el episodio se reproduce desde un proyector en el estudio. Como recordarán, este metraje contiene un código de tiempo lineal y no es el producto final. Cuando la lectura de prueba está terminada, los seiyus finalmente se acercan a sus micrófonos para la grabación del diálogo real. Por suerte para nosotros, el DVD especial incluido en el CD de Kokoro no Hane (el segundo ending de Kai) incluía un adelanto de Masako Nozawa (Gokú) y Ryō Horikawa (Vegeta) mostrando al "Team Dragón" cómo grabaron sus diálogos para el episodio 13 de Dragon Ball Kai, que pueden ver a continuación. También se puede comprobar que esta no es la sesión de grabación original de ese episodio.



Como habrán notado, las grabaciones de los diálogos se hacen sin música, que es el siguiente paso. Una vez terminada la grabación de los diálogos, los archivos de audio y video se envían al supervisor de sonido, Yukio Nagasaki. Usando el video como referencia, sincroniza el audio del diálogo con las imágenes lo mejor que puede utilizando un software de edición no lineal. Una vez terminado, importa las pistas de música de fondo, colocándolas donde le parece bien.



Posteriormente, los archivos se envían a Hidenori Arai, quien ha sido el diseñador de efectos de sonido originales de todas las series de anime de Dragon Ball, tanto en los episodios como en las películas. Utilizando algunos de los efectos de sonido originales de la serie (ahora en estéreo), junto con algunos recién grabados, Hidenori ve el episodio y añade efectos de sonido cuando es necesario. Arai indicó en el Dragon Book que creó los efectos de sonido para Dragon Ball utilizando los sintetizadores analógicos ARP 2600 y Roland SH-101.



Una vez que el audio del episodio está terminado, todo se envía de nuevo a Q-TEC para ser combinado con el material recién remasterizado.



PASO 4: EDICIÓN ONLINE

Con todos los componentes individuales del episodio completos, Q-TEC comienza el paso final del proceso de edición de video, conocido como "Edición en línea". En este punto, el video de baja resolución con código de tiempo utilizado por Toei Animation es reemplazado por el material remasterizado que se encuentra en la resolución completa o "en línea". Esta edición online se coteja con una copia de la edición offline para verificar que todo es correcto y preciso. Una vez que la edición online se ajusta completamente a la edición offline y al audio, el episodio debe ser recortado en un formato de pantalla ancha 16:9 para ajustarse a los estándares de radiodifusión digital actuales.



Recorte

Utilizando una herramienta de enmascaramiento, el editor en línea añade el letterboxing al vídeo a pantalla completa, creando una versión de pantalla ancha 16:9 del vídeo sin comprometer la versión original de pantalla completa. El editor en línea entonces ajusta cuidadosamente las escenas y los cuadros para minimizar la cantidad de material vital que se recorta. Cualquier efecto adicional de panoramización o zoom también se agrega durante este paso.




Formato

Una vez que se ha completado el recorte, se insertan las respectivas tarjetas de cada versión (pantalla completa o pantalla panorámica), opening, tarjeta de título, eyecatch, ending y vista previa del siguiente episodio. En este punto, cada uno está en su forma original, sin créditos ni logotipos. El editor en línea comienza entonces a formatear el episodio, añadiendo los logotipos de "Dragon Ball Kai" y "Dream 9" a la vista, el título del episodio finalizado a la tarjeta de título, el título del siguiente episodio finalizado a la vista previa del siguiente episodio y, finalmente, con la ayuda de un productor de Toei Animation, los créditos del episodio a los openings y endings. Cada una de estas adiciones se crea en una capa separada colocada sobre el vídeo, lo que significa que cada una de ellas puede ser desactivada, permitiendo al editor hacer que una capa específica no sea visible en el producto final si así lo desea.





PASO 5: DIFUSIÓN Y LANZAMIENTO DEL VIDEO CASERO


Una vez completado el formato, cada versión individual del episodio se exporta al formato de vídeo digital deseado. En total hubo en realidad cuatro versiones diferentes de cada episodio, cada una con las siguientes propiedades de codificación:

Fuji TV Digital Broadcast - 1080i
Resolución: 1440×1080 Anamorphic Widescreen  / Frame Rate: 60 fps (entrelazado)

Transmisión analógica de Fuji TV - 480p
Resolución: 640×480 Letterboxed Widescreen / Frame Rate: 29,97 fps (progresivo)

Lanzamiento de Blu-ray - 1080p
Resolución: 1920×1080 Pillarboxed Widescreen / Frame Rate: 23,97 fps (progresivo)

Lanzamiento de DVD - 480p
Resolución: 720×480 Anamorphic Widescreen / Frame Rate: 29,97 fps (progresivo)


Notarán que la emisión digital de Fuji TV está formateada en 1080i y ajustada a 60 fotogramas por segundo. Esta velocidad de cuadro es bastante engañosa, ya que 60 cuadros entrelazados es en realidad lo mismo que 30 cuadros progresivos. Sin embargo, este formato entrelazado es en realidad el estándar de televisión digital terrestre NTSC que se utiliza tanto en Japón como en Estados Unidos. El resto de las codificaciones de los episodios se realizaron según los estándares de sus medios específicos. Cabe destacar la codificación de Blu-ray, que se señala como codificada en widescreen, aunque contiene vídeo en fullscreen. A diferencia del DVD, el Blu-ray soporta resoluciones reales de 16:9, lo que significa que el vídeo en widescreen puede mostrarse de forma no anamórfica con píxeles cuadrados. Por lo tanto, los "pillarboxes" se combinan con el vídeo original en fullscreen y se codifican con una resolución en widescreen de 16:9, haciendo que el Blu-ray no sea anamórfico.

Con las codificaciones digitales completas, Q-TEC envía las versiones finales de los episodios a Toei Animation. Desde allí, Toei distribuirá la versión televisiva apropiada de los episodios a cada emisora regional afiliada a Fuji TV para su emisión. En algún momento también enviarían copias a Happinet, la empresa responsable de crear y distribuir la serie para su lanzamiento en DVD y Blu-ray.

Y ahí lo tienen, ¡el proceso de producción de principio a fin para cada episodio de Dragon Ball Kai!