[Columna] Las series de televisión y su música en el mundo - Parte 3: Occidente al estilo de Japón

Por el 2.7.21

Hace unas semanas hablamos del cambio de la música en las series de televisión en varias partes del mundo, mostrando varios ejemplos de como los intros (u openings) de varios programas son cambiados para acoplarse a los gustos locales, y luego hablamos de este mismo fenómeno en Italia, donde no solo hablamos de su estilo tan particular, si no que también presenté varias de las numerosas canciones italianas originales que se hicieron para varias de esas series que tanto hemos disfrutado en su versión original. Pues bien, en ambas columnas prometí que pronto hablaríamos de Japón, y puedo decir con seguridad que seguro estaban esperando con ansias esta parte.

Y no los culpo, con el tiempo; Japón se ha ido convirtiendo en uno de los países más influyentes del mundo, solo que a diferencia de China, Rusia o sus compañeros del G-7, Japón logró alcanzar su puesto de influencia gracias a su industria del entretenimiento y la tecnología. Ya sea que hablemos de automóviles, videojuegos, animación (anime), historietas (manga) y en menor medida su gastronomía, Japón en la actualidad tiene una presencia envidiable en nuestro día a día, y si bien, su cultura se sigue viendo ajena y hasta exótica a los ojos occidentales, cada día es más común encontrar gente familiarizada con dicho país y sus costumbres. Con esto no digo que sea un país perfecto, ya que para nada lo es (y si a ver vamos, no existe una cosa como tal), pero claramente se ha vuelto para muchas personas un lugar irresistible, cuyo criterio es importante para varios, especialmente dentro de la industria del entretenimiento. Verán, si algo caracteriza a los japoneses es, sin duda alguna, su tendencia a recibir con los brazos abiertos lo que venga de afuera de sus fronteras (a menos que vaya contra sus "buenas costumbres"), pero sin dejar de lado su propia cultura. Es por ello que se puede encontrar una fuerte influencia extranjera (principalmente europea y estadounidense) en su industria del entretenimiento (especialmente en sus historietas y producciones animadas), pero su enfoque es y siempre será desde su perspectiva cultural japonesa. En otras palabras, ellos gustan del mundo, pero priorizan lo suyo.

Y es por ello que cuándo las series de televisión extrajeras llegan a las pantallas japonesas, los mismos japoneses siempre tratarán de darle un toque local para así enganchar a cuanto televidente sea posible por medio del marketing y de diversos cambios. Por supuesto, ni estos cambios son sinónimo de éxito, ni tampoco las producciones y personajes foráneos que son famosos allá lo son por esto mismo. Aún así, los intentos jamás están de más. Es por ello que Japón es, junto con Italia, el país que más tiende a cambiar la secuencia de inicio de las series extranjeras. Sin embargo, a diferencia de Italia y del resto del mundo, Japón sigue manteniendo esta costumbre hasta el día de hoy. Y la razón por la que se mantiene es sencilla; esta ha ido evolucionando de la mano de la industria televisiva del Japón y su relación con su industria musical. Me explico; antiguamente, cuándo una serie de televisión de cualquier formato o genero era realizada en Japón, obviamente esta se veía acompañada de una secuencia de inicio, la cual era realizada por el canal de televisión o por la casa productora y siempre se trataba de una pieza completamente original. Con el tiempo, particularmente en la década de los años 90, los estudios y canales de TV japoneses comenzaron a relegarle el trabajo a los músicos famosos o emergentes del momento, casi siempre ligados a las disqueras aliadas. Esto se hace como una especie de retro-alimentación publicitaria: mediante el nombre de un músico o banda famosa se atrae a nuevos televidentes a la serie de televisión, y si la serie se vuelve exitosa, esta le da un nuevo publico a los responsables de la música de inicio y cierre (no muy distinto a como se hace aquí mismo en Latinoamérica con las telenovelas/tele-series). Como diría Moe Szyslak; "¡Que trucazo! ¿no?" Y claro, esta practica se trasladó a las series extranjeras, las cuales tienden a reemplazar el opening, el ending, o incluso ambos con canciones japonesas, y al igual que como pasa ocasionalmente con sus series locales, a veces se da el caso de que el cantante sea parte del reparto del doblaje (probablemente el protagonista).

Dicho todo esto, entrar al mercado japones implica estar dispuesto a la adaptación, aunque obviamente, no se da en todos los casos, ya que varias series extranjeras han entrado sin cambio alguno más allá de su doblaje japones y han alcanzado el éxito. Indiferentemente de ello, en esta columna veremos y oiremos varios de los numerosos casos en los que los japoneses le dieron su propio toque a las series foráneas. No hace falta decir que obviamente no habrán ejemplos de animación japonesa, y que solo nos centraremos en ejemplos occidentales, pero supongo que esa será la parte divertida, ya que literalmente estaremos oyendo música de "anime" en producciones estadounidenses. Así que prepárense, que este viaje será divertido y un poco bizarro. Dado a que existen ciertas franquicias que se vieron privilegiadas de esta practica en el país asiático, la columna la dividiremos entre las mismas. ¡Comencemos!

Las Chicas Súperpoderosas

Comencemos por un trío de niñas muy conocido. Las Chicas Súperpoderosas (conocidas como Las Súper Nenas en España) se posicionó desde su estreno en 1998 como una de las series animadas más queridas, conocidas e importantes de Cartoon Network y de los últimos tiempos. Muchos han sido los intentos de Warner de replicar nuevamente su éxito sin los resultados esperados. Aún así, esos intentos las han mantenido en la conciencia colectiva todo este tiempo, razón por la cual son igual de conocidas que siempre. Uno de los países donde mayor éxito cosechan las heroínas de Craig McCracken es precisamente el Japón, en donde resonó bien el concepto de tres niñas de diseño adorable envolviéndose en peleas sumamente violentas, con el factor "lindura" siendo la fuente de mucha mercancía (curiosamente, aquí en Latinoamérica, donde también son muy populares, pasa lo contrario, con la acción y la comedia siendo sus mayores atractivos para nosotros). Pues bien, en Japón la serie original obtuvo dos intros y dos endings; los cuales fueron realizados por el grupo Powerpuff Soul, creado específicamente para la realización de estas cuatro canciones (y del que curiosamente formó parte la actriz de voz Megumi Hayashibara, conocida en su país natal por roles del calibre de Jessie en Pokémon [sumado a su rol como diversos Pokémon] y Rei Ayanami en Neon Genesis Evangelion). El primer intro no está mal, pero admito que no me quita el sueño. En cambio, el segundo me parece mucho mejor, yendo bastante bien con el estilo de la serie (sin mencionar que su secuencia de imágenes está mejor editada):


En cuanto a los endings, ambos me parecen igual de buenos. El primero (que es el que verán abajo) tiene una secuencia que parece hacer énfasis en la vida normal de las chicas y su padre; el Profesor Utonio. Lamentablemente no puedo describirles el segundo debido a que su secuencia no la logré encontrar, pero su canción tampoco tiene perdida.


Sin embargo, eso no es todo, ya que la serie de 2016 también tuvo su propia canción. Todos lo que hemos visto ambas series sabemos que esta versión es inferior en casi todo aspecto a la original de 1998, pero no le voy a quitar merito a su apartado musical, ya que su tema de inicio original es bueno, tanto que los japoneses prefirieron doblarla con las actrices de voz de las heroínas titulares. Por otro lado, esta versión sí obtuvo una nueva melodía japonesa para su ending, con una canción bastante bonita de parte del grupo pop The World Standard. Sin embargo, en lugar de mostrarles esa secuencia, mejor les dejo el breve vídeo musical, en el cual un grupo de bailarinas vestidas como las chicas bailan junto a botargas de las mismas Bombón, Burbuja y Bellota al son de la canción. "¿Por qué?" dirán ustedes. "¿Por qué no?" les digo yo. Si yo lo vi, ustedes también...


Ahora, pudiera hablarles de Las Chicas Súperpoderosas Z, pero siento que ese será tema para otra ocasión, para cuándo hable de las adaptaciones foráneas de distintas producciones. Así que mejor continuemos.

Bob Esponja

De la ciudad de Saltadilla pasamos a Fondo de Bikini. Bob Esponja ha sido desde 1999 otro parte-aguas en el mundo de la animación, al punto de que bien pudiéramos considerarlo el ultimo gran icono animado, ya que después de él no ha surgido otro personaje igual de popular, sin mencionar que su alcance rivaliza con el de otros personajes más longevos como Mickey Mouse, Bugs Bunny y Los Simpson. No por nada la creación de Stephen Hillemburg sigue siendo un personaje sumamente vigente, y su serie se sigue manteniendo al aire después de 20 años (con sus altas y bajas, afortunadamente con más altas en la actualidad, pero con bajas igualmente), ya que a pesar de lo insólito de sus tramas, la gente no deja de identificarse con sus personajes, razón por la cual varias escenas de la serie se han convertido en parte del lenguaje de internet. En el Japón, sus desventuras son igualmente populares, en parte por su ingenioso humor y en parte por su popularidad como blanco de mercancía, esto debido a que la gente lo considera "lindo" por su personalidad alegre y cómica (cosa rara en personajes masculinos), aunque sus grandes ojos, su color amarillo y su sonrisa pecosa con dos grandes dientes habrá jugado algún rol en eso. Ahora, la serie, aunque mantiene su intro original (doblado al japones), sí tiene dos nuevos endings. El primero es un ritmo pegajoso creado por el grupo RIP Slyme, el cual no está mal para ser tan tranquilo:


Sin embargo, mi favorito es el segundo, utilizado desde la temporada 10 (curiosamente cuándo la serie recuperó en buena parte su chispa), el cual es cantado por el grupo Boys and Men, cuya letra evoca perfectamente la naturaleza positiva e idealista de Bob. Lamentablemente no encontré metraje de buena calidad de la secuencia, por lo que en cambio les dejo un vídeo musical hecho por un fanático (aquí tienen un vídeo con la letra traducida al inglés):


Las Tortugas Ninja

Pasemos ahora a un cuarteto bien conocido por todos. Tras ser concebidas por las mentes de Peter Laird y Kevin Eastman, las Tortugas Ninja tomaron al mundo por asalto en 1984, pero no fue hasta 1987 con su juguetera primera serie animada que se volvieron el fenómeno cultural que son ahora, al punto de que son fácilmente los personajes de cómic estadounidense más conocidos fuera de los mundos de Marvel y DC. Esta popularidad se extendió hasta Japón, donde la primera serie recibió una canción nueva para su secuencia de salida (el intro original fue doblado). La canción es extrañamente melancólica considerando que estamos hablando de la serie más ligera de la franquicia y por alguna razón mete imágenes del OVA de dos partes que salió en los 90s (y del que hablaré en un futuro también):


Pero mejor vayamos a la serie de 2003, la cual sí que se esforzó en tener música bastante memorable con un total de tres openings; de los cuales mi favorito sin duda es el primero, de la mano del grupo Inazuma Sentai (que es el que verán más abajo). El segundo (por Under the Counter) tampoco está nada mal, mientras que el tercero (por Metis, Speech, Wise, Jamil) es bien pegajoso (a pesar de ser radicalmente diferente de los otros).


Por otro lado, la serie también contó con cuatro endings. El primero está bien, bastante juvenil, apropiado considerando la edad de los ninjas titulares (ya lo verán abajo). El segundo está bastante bonito, con una secuencia en la que aparecen "fotos" de los personajes en muestra de la unión familiar entre los mismos. El tercero es bastante dinámico y alegre, perfecto para las Tortugas. Finalmente el cuarto también está bueno, pero de este no encontré su metraje, aunque sí el vídeo musical de su banda, el cual es bastante curioso, por no decir extravagante.


Pero la cosa no termina ahí, ya que la serie de 2012 también recibió el mismo tratamiento con un nuevo intro y ending. El primero viene de la mano del grupo Greeeen, el cual va bastante bien con el tono de la serie.


Por su parte, el ending también se destaca, especialmente por el uso de la que en ese momento era el nuevo grito de combate de las Tortugas. Muy apropiadamente, la canción se titula "Booyakasha". Nuevamente no encontré el metraje original, pero para estos casos está el vídeo musical oficial:


Transformers

El caso de Transformers es bastante curioso, ya que aquí estamos hablando de una franquicia que es estadounidense y japonesa, debido a que fue creada y es propiedad de Hasbro (la cual maneja la franquicia en casi todo el mundo) y Takara-Tomy (la cual se encarga únicamente en Japón). Esto ha dado como resultado que varias series hayan sido producidas en suelo americano y otras en suelo asiático (algunas incluso en ambos). Sin embargo, ambos países se han intercambiado series de Transformers en más de una ocasión, lo cual ha dado como resultado que en ambos países hayan distintos openings según la adaptación de la que estemos hablando (si se preguntan porqué no toqué la versión occidental de las series japonesas en la primera columna, es porque no eran muy destacables, principalmente por usar simples instrumentales). Si bien, existen varias series japonesas de Transformers, ahorita hablaremos es de las series occidentales en su versión japonesa, más específicamente tres. Empezando con la Generación 1; esta obtuvo una canción bastante ochentera, la cual tengo que decir que me gustó bastante:


Continuemos con Transformers Animated (la que fue producida junto con Cartoon Network Studios), ésta obtuvo un opening y ending nuevos, ambos de la mano de JAM Project, los cuales están llenos de muchísima energía, cosa común del grupo. Otro punto a favor es que muestran secuencias completamente originales:


Pasemos entonces a Transformers Prime, la cual obtuvo la nada despreciable cantidad de tres openings y endings. El primer opening es... contrastante, debido a que es una canción bastante alegre y rítmica del grupo Big Bang, la cual no va muy bien con el tono sombrío y oscuro de la serie (ya lo verán abajo). El segundo es una especie de rap electrónico que tampoco va muy bien con la serie. El tercero es básicamente un "remix" del anterior, el cual por alguna razón siento que mejora un poco con respecto al anterior.


Afortunadamente, la "torta se voltea" en cuanto a los endings, ya que estos me gustaron más. El primero (del grupo CLUTCHO) tiene un sentimiento más afín a lo que se ve en la serie (compruébenlo abajo). Mi opinión no cambia con respecto al segundo, el cual es realizado por el mismo grupo. Mi favorito viene a ser el tercero, el cual es cantado por el grupo Tokyo Girls' Style, cuyo estilo debo decir va como anillo al dedo con la franquicia, mientras que la canción, como dirían en Un Show Más, está cool.


Marvel

La Casa de las Ideas también ha recibido este tratamiento para algunas de sus adaptaciones, y no es para menos, considerando que sus héroes son ampliamente populares allá (especialmente Spider-Man), esto en parte gracias a lo humano de los personajes, y en parte por los esfuerzos de Gene Pelc, el hombre que se dedicó a hacer de estos personajes iconos en Japón. Podríamos estar hablando de las producciones japonesas de estos personajes durante un largo rato, pero en cambio nos centraremos en las dos series que cambiaron su música para llegarle al publico nipón. Por supuesto, empezaremos con la serie de 1992 de los X-Men. Esta serie ha sido una constante en estas columnas, y no es para menos, ya que fue con esta que los mutantes se volvieron uno de los equipos más conocidos de la editorial. En este caso, la serie obtuvo dos intros y un ending, todos cantados por la banda Ambience. El primero está lleno de mucha energía y realmente está a la altura del memorable instrumental original de Ron Wasserman. Por otro lado, el segundo viene a ser mi favorito, en parte porque refleja bien el drama y la melancolía de la vida de nuestros protagonistas. También debo resaltar que ambos tienen nuevas secuencias, excelentemente bien animadas. Como dato curioso; la secuencia animada del primer opening japones sería reutilizada para la secuencia de los créditos finales en las transmisiones de la serie en los años 2000s en los canales de Disney en Estados Unidos y puede ser vista en varios de los episodios disponibles en Disney+ (pueden ver de lo que hablo aquí).


Por otro lado, el ending está bastante bonito, y está acompañado de una secuencia de imágenes salidas directamente de los cómics de la época. Es necesario resaltar que la serie llegó al Japón como una manera de promocionar el videojuego X-Men: Children of the Atom de Capcom (que bien lo podríamos considerar junto a Marvel Super Heroes el predecesor de la aclamada saga Marvel vs. Capcom). De hecho, la desarrolladora japonesa produjo el doblaje junto con TV Tokyo, y como la serie se volvió popular, pronto saldría un "manga" inspirado en el programa. Aún así, para cuándo Disney redobló la serie con el mismo elenco japones durante los 2000s, éstas secuencias japonesas no fueron reutilizadas, transmitiéndose la serie con el intro y ending originales.


Pasando a otra serie, Iron Man también tuvo su adaptación animada noventera. Aunque hoy parezca extraño decirlo, el personaje no era ni cerca de ser lo popular que es hoy para aquella época, por lo que es extraño que se hiciera un intro nuevo japones, aunque definitivamente no me quejo. El mismo combinaba imágenes de los dos openings originales, mientras que la nueva canción corrió a cargo de la banda Pretty Cast. Tengo que decir que me gustó mucho el resultado final:


Hanna-Barbera

Ahora, veamos un par de ejemplos de cuándo los japoneses no optaban por contratar músicos externos, si no que los canales de TV o distribuidores locales hacían sus canciones solos, y que mejor ejemplo que con las series de Hanna-Barbera. Es curioso resaltar la relación entre el estudio y Japón, ya que H-B logró influir de manera importante en como se producen las series animadas en ese país, solo que no a nivel creativo, si no a nivel de producción, ya que los estudios japoneses básicamente imitaron las técnicas de animación limitada del estudio, influencia que se mantuvo dentro de la televisión japonesa entre los 60 y los 80 (con varias técnicas siendo todavía utilizadas hoy en día para ahorrar presupuesto). A pesar de ello, fuera de Tom y Jerry (creados para cuando todavía Hanna y Barbera trabajaban en MGM) los personajes del estudio nunca alcanzaron el nivel de popularidad que sí tuvieron Disney o personajes como Popeye. Sin embargo, eso no quiere decir que sean desconocidos. Por el contrario, algunas series que les llegaron tienen sus buenos fanáticos (especialmente tras la llegada de Cartoon Network en los 90), con algunas de esas llegando a tener sus propios intros. Por ejemplo; fuera del dúo del gato y el ratón, la producción más conocida del estudio en Japón es Los Autos Locos (que junto con Meteoro influenciarían la creación de F-Zero y Mario Kart por parte de Nintendo) la cual contó con una secuencia muy japonesa para su época. La cosa no se quedó ahí, ya que su spin-off; El Escuadrón Diabólico también recibió el mismo tratamiento.

También, Birdman (el héroe, no el abogado) tuvo su propio intro que, para mi gusto, suena cómo la canción superheroica japonesa que todo héroe debería tener:


Por su parte, el Fantasma del Espacio (el original, no su versión talk-show más famosa de los 90 y los 2000s) también recibió una canción propia, aunque ni de cerca igual de épica que la de su rival emplumado, aunque igual tiene el corazón en el lugar correcto:


Ya finalmente ¿Scooby-Doo, Donde Estás? recibió una canción más diferente, la cuál me parece simpática:


Como dato adicional, para cuándo estas series se volvieron a emitir en Cartoon Network para los 90 y los 2000s, éstas se transmitieron con sus canciones originales dobladas al japones, cosa que no agradó mucho a sus fanáticos originales. Aunque la relación entre el estudio y el Japón va más allá de solo haber llevado sus series a suelo japones, ya que en 1987, Hanna-Barbera produjo junto a Tsuburaya Productions la película Ultraman: The Adventures Begins (Ultraman USA en Japón), la cual se planificó como un piloto para una serie animada de Ultraman, solo que luego se prefirió hacer de la película un producto autoconclusivo.

Power Rangers

¡Hablando de paradojas! Pues sí, Power Rangers también es transmitido en Japón, esto a pesar de ser una adaptación occidental de la saga japonesa Super Sentai. Aún así, los Rangers se han vuelto populares en el Japón por diversos motivos, ya sea porque a los japoneses le gusta ver el tratamiento occidental de una de sus sagas más longevas, o bien, por el hecho de que entre una serie de PR y una de SS casi siempre lo único en común son los trajes, zords y algunos villanos, ya que de historia llegan a ser sumamente diferentes. Es más, como franquicias, cada una va por su lado. Lo cierto es que a los japoneses les gustan los Power Rangers, y como ya pueden ir suponiendo, la serie recibió el tratamiento del cambio musical, aunque solo para la primera generación (Mighty Morphin). Si bien, el intro es el mismo (salvo por los diálogos de Rita y Zordon, los cuales son obviamente doblados), la serie recibió tres endings. El primero fue realizado por Modern Gray, y no está nada mal:


Por otro lado, el segundo fue realizado por Roll Days, quienes se fueron por un ritmo más optimista que igualmente me gustó:


Finalmente, el grupo ZYYG realizó el tercero, pero lamentablemente no encontré el metraje del ending, así que se tendrán que conformar con la pura canción. Aún así, de las tres es mi favorito. En los tres casos me llama la atención que decidieran sencillamente componer canciones que fueran bien con la temática de la serie (como casi todos los ejemplos anteriores) en lugar de hacer como con su contraparte Sentai y hacer una canción sobre la serie.

Otras series

Ya para finalizar, veremos ejemplos más aislados. Empezando por El Increíble Mundo de Gumball, serie que goza de una popularidad saludable en Japón por su estilo visual único. Este aspecto es explotado en su ending japones, donde al ritmo de una canción de la cantante de pop Moumoon, podemos ver a Gumball y a Darwin recrear su vida dentro de un videojuego, y como cualquier episodio de la serie, esto termina en desastre (para ellos, ya que la secuencia está genial):


Pasemos a una serie basada en videojuegos, y es que Nintendo no iba a perder la oportunidad de llevar la serie animada de Donkey Kong Country al Japón, donde como todo lo relacionado a la Gran N, el gran simio con corbata es bastante querido. La serie recibió tanto un nuevo opening como ending de parte de Banana Ice, que similar al caso de las Chicas Súperpoderosas, fue un grupo formado específicamente para la serie (otra casualidad: Megumi Hayashibara participó en el doblaje japones de la serie como Dixie Kong). Ambos son sumamente alegres, al punto de que provoca poner las manos hacía arriba y luego poner las manos hacía abajo... y el que entendió, entendió.


Ya para finalizar, volvámonos locos con El Nuevo Show del Pájaro Loco, en donde nos encontramos con un carismático opening cantado por la actriz de Loquillo; Kumiko Watanabe. Hay que ver que ésta serie sí que tuvo muy buena suerte, ya que además de ser bastante buena (es triste ver que después de esta serie, Universal no ha vuelto a hacer nada verdaderamente destacable con su otrora mascota), tanto su tema original como el italiano son muy buenos, y este tampoco se queda atrás. Cabe mencionar que Loquillo es bastante conocido y querido en Japón, ya que si bien, no han salido muchas cosas relacionadas al pájaro carpintero en los últimos años, su activa presencia en el parque de Universal en Osaka como su mascota oficial ha ayudado a que su imagen se mantenga más que vigente en el país del Sol Naciente.


¡Bueno! Creo que con esto no solo podemos decir con seguridad que los japoneses tiene reservado un lugar en su corazón para las producciones extranjeras, si no que también le echan ganas para cuándo estas aterrizan en su país, tratándolas con el mismo cariño que las producciones propias.

¡Así finaliza entonces nuestro recorrido por Japón! Es bueno ver que los japoneses mantengan viva esta practica, ya que en lo personal, siento que es una buena manera de hacer que producciones de todo el mundo lleguen con mayor facilidad a otras latitudes, sin mencionar que siempre es interesante el ver la perspectiva cultural de cada lugar. Y en mi opinión, la de Japón no deja de ser una de las más interesantes. Nuevamente me divertí mucho con este viaje, y les recuerdo que al igual que con los openings italianos; la mayoría de éstas canciones tienen versiones largas y de buena calidad para su disfrute más ameno y detallado. Prepárense para la próxima parte, ya que nos montaremos en la Nube Voladora para así encontrar las Esferas del Dragón... bueno, no, pero sí veremos los intros y endings de Dragon Ball alrededor del mundo, y para encontrarlos no necesitaremos el Radar del Dragón.

さようなら!
(Sayōnara!)

©2021 Adrian Sandoval