Anima Estudios nos traerá La Leyenda de la Llorona

Cuando hablamos de México y las cosas que lo caracterizan, es imposible no mencionar su gran diversidad y cantidad en cuanto a leyendas tanto prehispánicas  como coloniales, en las cuales se narran sucesos inexplicables, historias de almas en pena y muertos que vuelven a la vida. Desgraciadamente estas historias y relatos se han estado perdiendo conforme pasa el tiempo, es por eso que para revivir estas historias Anima Estudios ha decidido llevar a la pantalla grande la leyenda mas famosa de México.

Anima Estudios ha confirmado su nuevo proyecto, el cual consiste en llevar a la pantalla grande la leyenda de "La Llorona" inspirada en los relatos históricos que han sobrevivido, evolucionado y trascendido en boca de decenas de generaciones, desde el México precolombino hasta la actualidad.

La cinta estará ambientada en Xochimilco, ciudad de México, razón por la cual todo el equipo de trabajo ya esta desde hace algún tiempo realizando  fotografías para hacer la animación lo más parecido a los barrios originales. La animación será principalmente en 2D, pero también se utilizara algunas animaciones en 3D no estereoscópicas, para reducir el tiempo de dibujo.

Anima Estudios es una compañía de animación mexicana creada en el 2002, año en el que tras un prolongado letargo del cine de animación mexicano, lanzaron la película "Magos y Gigantes" la cual fue distribuida en más de 100 países y que abrió paso a otras producciones como "Huevo Cartoon" y Animex, de Ricardo Arnaiz, con La leyenda de La Nahual.

La fecha de salida esta prevista hasta el mes de Octubre del próximo año.

Para quienes desconocen esta famosa leyenda mexicana aquí tienen una pequeña explicación de la leyenda.

Existen varias versiones de la misma leyenda, pero la más popular relata que a mediados del siglo XVI, los habitantes de la Ciudad de México acostumbraban a refugiarse en sus hogares a la hora del toque de queda, especialmente los sobrevivientes de la antigua Tenochtitlan. Cerraban puertas y ventanas, y todas las noches algunos despertaban por los llantos de una mujer que andaba en las calles gritando "¡Ay, mis hijos!" (de allí su nombre de la Llorona). Este suceso se repitió por mucho tiempo.

Quienes se cercioraron del llanto durante las noches de luna llena, dijeron que la iluminación de la luna les permitió ver que las calles se llenaban de una neblina espesa a ras del suelo y también a una persona que parecía ser una mujer vestida de blanco con un velo en su rostro recorriendo con pasos lentos cualquier dirección de la ciudad, pero siempre se detenía en la Plaza Mayor para arrodillarse y volver su rostro al oriente y luego se levantaba para continuar su recorrido. Al llegar a la ribera del lago de Texcoco, desparecía. Pocos hombres se arriesgaron a acercarse a la manifestación fantasmal y sufrieron espantosas revelaciones o se murieron.