Critica Dragon Ball Z La Batalla de los Dioses (¡Sin spoilers!)

Vengo recién llegando del cine, ¿y que mejor que ofrecerles mi reseña de Dragon Ball Z La Batalla de los Dioses teniendo los recuerdos frescos? ¡Pues allá vamos! Y como siempre, recuerden que esta crítica es sólo una opinión personal. Desde ya les digo que no se preocupen ya que no daré ningún spoiler.

                                                   Algunos de mis fieles acompañantes

Llegamos al cine con 2 horas de antelación y afortunadamente fuimos los primeros. Al transcurrir algunos minutos comenzó a llegar la gente y cuando faltaba casi media hora para el comienzo de la función ya había una fila enorme de fans esperando ansiosos para ver la película.
                                                     
                                                         Esperando para ver la película

Muy emocionados, entramos de los primeros lugares y conseguimos los mejores asientos. Pronto las luces se apagaron, comenzaron los aplausos y se escuchó una voz muy conocida y querida por todos nosotros.
                           
 Fue muy lindo ver a las nuevas generaciones disfrutando la película

Debo decir sinceramente que la película superó todas mis expectativas. ¿Como la podría describir? Fue un viaje increíble y nostálgico hacia la década de los 90, donde todos crecimos con esta serie. La película brinda un homenaje a lo que fue el Dragon Ball original y al mismo tiempo nos muestra lo mejor heredado de Dragon Ball Z. Simplemente lo tiene todo. Es una fantástica combinación entre humor, diversión y peleas épicas. Sinceramente no entiendo a las personas que dicen que la película es mala o aburrida. Simplemente no son verdaderos fans o nunca disfrutaron del Dragon Ball original. ¡La serie no son sólo peleas! Como dice Laura Torres, se trata de hermanarnos hacia un bien común, de pelear por tus amigos, por defender el planeta en el que vives. Lo cierto es que esta película se creó para ser disfrutada primeramente en el cine.

Como también dijo Laurita una vez: "¡Qué rico es estar con gente que te entiende!". Viendo la cinta te contagias fácilmente de la alegría del público, y es algo que no sucede viéndola en otro lugar. Por un momento me sentí como un niño disfrutando lleno de ilusión un estreno de este calibre en cines Latinoamericanos. Si hago un intento por entender por qué hubo gente a la que no le gustó, puedo concluir que la gran mayoría no la vio en los cines con las voces originales en Español. ¡La película gana en demasía con las voces originales! Viéndola en Japonés no es lo mismo. Viéndola fuera del cine NO es lo mismo. Conoceremos facetas de los personajes nunca antes vistas, y todo con un único y noble sentido. Lo único que le podría achacar a esta película es su corta duración. Los sucesos transcurren rápido y no te da tiempo de respirar, pero al mismo tiempo hace que te mantengas totalmente enganchado hasta el final.

Hubo muchas escenas divertidas, otras emocionantes y otras extremas. El público aplaudía fervorosamente ante cada uno de estos momentos (y los que ya hayan visto la película, sabrán cuál fue el momento más inesperado y emocionante). Los efectos en CGI ayudan muchísimo a los combates, y por un breve momento veremos a los personajes completamente en tercera dimensión. Fue tanta la satisfacción que al final de la cinta nadie se levantó de sus asientos. Todos nos quedamos escuchando Chalaheadchala hasta que terminaron los créditos. Y el aplauso final fue ensordecedor, junto con los gritos de júbilo de todos los espectadores. ¡El sueño quedó cumplido!

                   Un chico dijo: ¡Voy a golpear al que me dijo que la película era aburrida!


Doblaje

Pasemos ahora a hablar de los aspectos técnicos de la cinta, es decir, de la traducción y de las voces. Una ocasión como esta amerita realizar un análisis detallado por cada personaje.

Narrador: Su voz no ha variado nada a lo largo de estos años y cumple un papel muy nostálgico en la película. Fue maravilloso volver a escuchar a José Lavat.

Gokú: Al principio se escucha un poco raro. No en vano han transcurrido 14 años desde que Mario Castañeda dobló a este personaje por última vez. No sabría describirlo bien pero se escuchaba algo juvenil para su edad. Aproximadamente desde la mitad de la película hacia adelante Mario ya le toma el ritmo y volveremos a escuchar al Gokú de siempre hasta el final de la película. Cumple con todo estupendamente.

Vegeta: Fue uno de los que más se lució y tuvo escenas muy buenas e inesperadas. Pareciera que los años no hubieran pasado y René se escucha exactamente igual que en antaño. No hay nada que decir.

Kaiosama: Otro actorazo que se lució. Héctor Lee cumple cabalmente y me atrevería a decir que hasta supera al Kaiosama original. No extrañé a Ricardo Hill para nada, por lo que aplaudo esta excelente elección del director Eduardo Garza.

Mr. Satán: No habló mucho pero se escucha como en antaño. Tal vez el actor le de una entonación un poco más grave pero le sigue quedando perfectamente. No tengo ninguna queja.

Número 18: Debo decir que Cristina Camargo me sorprendió increíblemente. A pesar de los años alejada de Dragon Ball  y del mundo del doblaje su voz no ha variado ni un ápice y se escucha tan fresca como en antaño. ¡Está perfecta!

Yamcha: Casi no habló pero lo poco que escuché es definitivamente el Yamcha que todos conocemos. Su voz no ha cambiado nada.

Krillin: Me gustó mucho más el tono empleado por Lalo en esta película que en Dragon Ball Z Kai. ¡Está perfecto!

Picoro: Es de los que más me sorprendió. Pareciera que no ha pasado ni un día desde la última vez que Carlos Segundo dobló a Picoro. ¡Su voz sencillamente es fantástica!

Ox Satán: Su voz es la misma de siempre y no ha variado nada. ¡Todo perfecto!

Majin Buu: Interpretada por el mismo actor de arriba pero se nota que ya no puede realizarla tan aguda como en antaño. Aún así cumple cabalmente y se escucha bastante bien.

Gohan: ¡Su voz sigue siendo la misma de siempre! Ciertamente otro factor nostálgico a favor. ¡Nada que decir!

Videl: Había leido comentarios de que su voz sonaba algo más gruesa y la verdad en mi opinión no fue así. Volvemos a escuchar a la Videl de antaño, lo cual es muy satisfactorio.

Shenlong: Contamos con la misma voz original, pero le agregaron un efecto de eco metálico demasiado fuerte que no me gustó para nada y arruina en gran parte la interpretación del actor. Desconozco si este eco está en la versión Japonesa porque aún no la he visto pero ciertamente el agregarlo fue un total desacierto.

Oolong: A él sí lo sentí extraño, con un tono muy forzado. No sé si Arturo Mercado olvidó el tono con el que lo interpretaba o ya no puede realizarlo, pero sinceramente yo hubiera escogido a Ernesto Lezama para el papel.

Tenshinhan: Tampoco habló mucho pero su voz sigue siendo la misma de siempre. Nada que decir.

Bulma: Recuperamos a la Bulma original y le da ese tono dulce y al mismo tiempo enérgico que posee este personaje. Me encantó volver a escuchar a Rocío Garcel y fue una de las que más se lució.

Milk: Su voz no ha variado para nada. Patricia Acevedo cumple perfectamente con el papel y se escucha tan fresca como siempre.

Trunks: Pareciera que Gaby Willer nunca hubiera dejado de interpretarlo. ¡Se escucha increíble! No tengo nada que decir.

Goten: La voz de esta "desconocida" actriz cumple a secas. Ni me desagradó ni me encantó. Simplemente cumple y ya. Se extraña a Laura Torres y ella hubiera sido la cereza del pastel. Estimada Magdalena Questa, los fans te enviamos saludos y te decimos que, ¡Nunca olvidaremos lo que le hiciste a Laura y a los fans!

Bills: La elección de José Luis Orozco para este personaje es escalofriamente PERFECTA. No imagino otra voz para Bills. Una vez más, demuestra el tino de Lalo Garza para elegir las voces. Ninguna queja.

Wiss: Otra elección simplemente perfecta. El toque afeminado que realiza Arturo Castañeda le queda increíble.

Supremo Kaiosama: Se intentó buscar una voz con un aire a la de Genaro y el actor cumple perfectamente. Nada que decir.

Dendé: Se extraña a Irwin Daayán pero Javier Olguín realiza un trabajo impecable y por momentos me recuerda a la voz original.

Maestro Roshi: Se extraña también a Jesús Colín pero su reemplazo realiza el trabajo de forma sublime, y en algunos momentos nos hace recordar a la voz original. Nada que decir. Muy buena elección.

Supremo Kaiosama de quince generaciones: ¡Otra buenísima elección! Por algunos momentos da la impresión de estar escuchando su voz original. Simplemente me encantó.

Mai: Sinceramente no me agradó mucho su voz. La encontré un poco chillona, pero esto ya es cuestión de gustos, aunque ciertamente le viene.

Pilaf: Contamos con el actor original, el cual logró darle un tono adecuado a la edad del personaje. Simplemente me encantó.

Shuu: Su voz cumple cabalmente y no tengo ninguna queja. ¡Todo perfecto!

El resto de actores cumple perfectamente con sus respectivos papeles y la verdad no hay ninguna voz que me haya desagradado. Se nota que es un doblaje muy cuidado y que cada actor junto con Lalo Garza pusieron muchísimo empeño en él.

Lo que sí tengo que criticar son los errores de traducción de Jesús Vallejo. ¿Qué es eso de Supremo Kaioshin? Tal vez suene un poco exagerado pero se me hace un detalle bastante molesto en una producción de este calibre. Lo mismo con "Son Gokú" en vez de "Gokú" a secas y que hay un error cuando Kaiosama pregunta "Gokú, ¿por qué te transformaste?" siendo que él sólo se cambió de ropa.

Con excepción de esto, todo lo demás está increíble y me dejó con un nostálgico sabor de boca. El final fue bastante inesperado para los que estamos acostumbrados a la serie y da pie a algo mucho más grande. Por el momento es todo lo que tengo que decir. No me cabe duda que la película será todo un éxito (¡Y ya lo está siendo!) en los países que faltan por estrenarse. Invito a todos a que no se pierdan la fantástica oportunidad de disfrutar de esta película en el cine y desde ya les digo que... ¡esto no es el final, sino sólo el comienzo!