Opinión: Toy Story 4


Toy Story 4, dirigida por Josh Cooley (George & AJ y ¿La primera cita de Riley?) y escrita por Stephany Folsom (Star Wars : Resistance) es, valga la redundancia, la cuarta película de la franquicia Toy Story. Con Toy Story 3, Pixar había cerrado perfectamente la trilogía, por lo que la pregunta es  ¿Era necesaria otra película? A continuación daré mi opinión sobre la cinta. Cuidado porque hay spoilers.

En esta cuarta entrega se nos presenta la nueva vida de los juguetes con su nueva dueña, Bonnie (Madeleine McGraw). Todo transcurre de manera normal, hasta que Bonnie tiene que entrar a la escuela. Preocupado por la niña, Woody (Tom Hanks) se mete en su mochila y la acompaña a la orientación escolar, una vez ahí, Woody se da cuenta de la timidez de Bonnie, por lo que para que la niña se sienta mejor, el vaquero le coloca en su mesa un tenedor de plastico y otros utensilios de la basura. Con ello, Bonnie crea un juguete al que bautiza como Forky (Tony Hale). Rápidamente, Forky se convierte en el juguete favorito de Bonnie, pero dado que este no quiere estar con ella ya que siente que pertenece a la basura, por estar armado con la misma, Woody tendrá la misión de cuidar que no se escape, hasta que un buen día, en pleno viaje en carretera, Forky se tira por la ventana, es ahí cuando Woody con ayuda de Buzz (Tim Allen) emprenderá una misión para traerlo de vuelta, en donde además se reencontrará con nuevos amigos y una vieja conocida, Bo Peep (Annie Potts).


Desde que se anunció está película, el entusiasmo que había por ella era muy poco, esto debido a que Toy Story 3 cerraba la historia de manera perfecta, sin embargo, Pixar sentía que aún faltaba una historia que contar, por lo que se decidió hacer está película. Ahora que ya la he visto, puedo decir que tal vez no se sienta tan necesaria, pero no sobra. En Toy Story 3 se cerraba la historia de los juguetes con Andy, ahora está película busca cerrar el arco de Woody como personaje, lo cual logra, pero no se siente tal cual un cierre total, da la impresión de que pueden continuar la historia tal vez en una serie animada, como en el caso de Monsters Inc. A continuación expondré los puntos negativos y positivos que considero que tiene la película.

Empezando por lo negativo, a muchos les puede molestar la falta de participación de los demás personajes, salvo Buzz Lightyear, el resto de los juguetes tienen muy poca participación y hasta cierto punto es entendible debido a que a diferencia de las otras películas, esta, al ser el cierre de un personaje, se siente más personal, por lo que pasamos más tiempo con Woody que con el resto de personajes.


De la mano con lo anterior, la naturaleza de la historia hace que parezca poco necesario contarla en una película, ya que es muy simple y pudo haberse contado en algún otro formato, y es que no ayuda que la historia sea algo que ya hemos visto otras veces y que Pixar se enfoque más en provocar emociones que en contar una buena historia. Aunque hay que reconocer que la parte emocional la trabajan muy bien.

Como ya es costumbre en estas películas, las conveniencias están a la orden del día, por lo que ya es algo esperable. Referente a eso, no me gustó el chiste de la voz interior de Buzz,  me pareció una conveniencia muy descarada que cada vez que apretaba el botón de su traje, le dijera la frase idónea para el momento.

Por el lado del doblaje, lamentablemente, el señor Carlos Segundo no fue llamado para ser la voz de Woody, y pese a que Arturo Mercado Jr. no hace un mal trabajo, sí se hecha mucho de menos la voz de Carlos Segundo en el personaje. También, pese a que considero que hizo un gran trabajo con la dirección, no me gustó la voz de Ricardo Tejedo como Duke Caboom, el personaje de Keanu Reeves, no sé si sea porque ya me acostumbré a escuchar la voz de René García en los personajes de Keanu, pero no siento que le quede el personaje a Ricardo Tejedo.

Pasando a lo positivo, la película es muy emotiva, como ya mencioné antes, Pixar se enfocó más en la parte emocional que en la historia, y la verdad es que hacen un excelente trabajo en este departamento. Cuando la película quiere ser divertida, es muy divertida, cuando quiere ser triste, es muy triste y cuando quiere asustar, asusta (cuidado pediofobicos).

A pesar de que el resto de los juguetes tiene muy poca participación, los nuevos personajes son un buen agregado, proporcionan el humor y la emoción que la película necesita. Y no todos son nuevos, ya que en esta aventura regresa Bo Peep, personaje que en las anteriores entregas se me hacia muy olvidable, en está me parece de lo mejor de la película, además de volverse uno de mis personajes favoritos de la franquicia. Tanto el personaje como su nuevo diseño, me parecen muy bien logrados.

Salvo por el detalle que mencioné sobre Buzz, me parece que la película trata con mucho respeto a sus personajes, ya que pese a que los viejos conocidos tienen muy poca participación, sus apariciones están llenas de sus ya conocidas personalidades. La villana, me parece muy bien presentada y ayuda con el dilema excistencial de Woody, personalmente me parece la mejor antagonista desde Sid, aunque sigue sin estar a la altura de este, pero sus acciones si están justificadas y termina gustándote el personaje.


Pese a que la historia es muy sencilla, se toma sus momentos para ser profunda, las interacciones de Forky con Woody, me parecen de lo mejor de la película. Me gusta el dilema existencial que plantea sobre que es lo que sigue una vez que ya cumpliste tu propósito. Además el cierre de Woody llendose con Bo Peep, me parece un buen complemento al mensaje de dejar ir de la película anterior.

En la parte del doblaje, tenemos a destacar al señor José Luis Orozco como Buzz Lightyear, hace poco tuve la oprtunidad de entrevistarlo y mencionó que Buzz es un personaje que lo ha marcado y con el que ha estado mucho tiempo, y la verdad, se nota por todo el cariño que le pone el señor al interpretar al personaje. Regresan viejos conocidos como Jesse Conde, Irán Castillo y Arturo Mercado, pero también nuevas adiciones como Óscar Flores, Lili Barba y Arturo Castañeda siendo Forky (abajo dejo los créditos de doblaje completos). Respecto a esta parte del doblaje, algo que muchos nos preguntábamos es quien haría la voz de Rex, ya que el señor Jesus Barrero que era la voz del personaje, falleció en el 2016. Pues bien, la nueva voz es de José Gilberto Vilchis (voz de Zamasu en Dragon Ball Super y de Loki en el MCU), quien, además es sobrino de Jesus Barrero. Debo decir que José Gilberto Vilchis hizo un muy buen trabajo interpretando a Rex y me pareció muy buena elección para tomar el personaje del señor Barrero.

CONCLUSIÓN


No es para nada una película perfecta, pero no necesita serlo, Toy Story 4 no busca tener una historia impresionante o un desarrollo complejo, esta película solo busca generar emociones y lo logra con creces. Esta película va recomendada especialmente a los fans que crecieron con la franquicia. Tal vez no sea una secuela necesaria, pero si es una película que necesitabamos. Vivimos en un mundo donde las tragedias y las malas noticias están a la orden del día, por lo que es bueno tener películas como estas que sean una luz en un mundo oscuro.

Esa fue mi opinión, pero como siempre lo más importante es lo que ustedes piensen, por lo que los invito a que dejen su opinión en los comentarios.

¡Hasta la próxima!