[Columna] Marvel: ¿Quién posee realmente sus series y películas en 2022?

Por el 2.2.22

Es curioso, pero cuándo uno recuerda cuándo en 2009 se anunció que The Walt Disney Company había cerrado un importante trato con Marvel Entertainment para ser ésta adquirida, muchos reaccionaron con escepticismo, burlas y hasta miedo, aún para cuando DC Comics (rival de Marvel) ya era propiedad de Warner Bros. (rival de Disney) desde 1969. 13 años después, es gracioso ver cómo esas reacciones son cosa del pasado y de la misma manera que la Liga de la Justicia es sinónimo de WB, los Vengadores son sinónimo con Disney, y se podría decir que dicha unión ha dado innumerables frutos a las partes involucradas. 

Aún así, Disney no fue para nada la primera propietaria de Marvel, y por el contrario, fuera de su última década de independencia, la Casa de las Ideas pasó por varias manos hasta llegar a las del Castillo Mágico que todos conocemos, al mismo tiempo que durante su vasta historia, Marvel ha tenido múltiples adaptaciones a varios medios, particularmente el cine y la televisión.

Aún así, fuera de muy contadas excepciones (y en algunos casos solo en un nivel territorial), Marvel jamás fue dueña de éstas series y películas que involucraban a sus personajes. Ésto da cómo resultado que, a más de una década de haberse vuelto una división de Disney, ni la Casa de las Ideas ni la Casa del Ratón son dueños de todo el legado que involucra a los personajes de Stan Lee, Jack Kirby, Steve Ditko y compañía. Ésto genera una especial confusión para el publico más casual en ésta época digital, que al no poder separar a Marvel de Disney, ve con confusión que, por ejemplo, series y películas con personajes cómo Spider-Man, los X-Men, Hulk, Iron Man y demás se puedan ver en servicios de streaming de la competencia (cómo HBO Max de Warner, Pluto TV y Paramount+ de Paramount Global, o Netflix) en lugar de verse por Disney+ o Star+, que es lo que la lógica indicaría.

Es por ello que he decidido hacer ésta breve columna, ya que precisamente me gustaría aclarar éstas dudas para saber quién es dueño de qué y así dejar claro todo éste asunto particularmente confuso. Así, para cuándo tengan dudas sobre quién distribuye X o Y película o serie clásica de Marvel, solamente consulten éste texto para así tener más certeza del estatus legal de éstas obras y del por qué están donde están. Dicho todo ésto, empecemos.


"Licencia" no es igual a "Derechos"

Primero que nada, es necesario aclarar que actualmente Marvel (y por extensión Disney) son propietarios al 100% de todos y cada uno de sus personajes, sin excepción. Empiezo con éste dato debido a la confusión que generó durante bastante tiempo el lío de los derechos cinematográficos durante la década pasada, lo que incluso llevó a muchos a pensar que Marvel habría perdido los derechos de varios de sus personajes originales, lo que jamás fue el caso. 20th Century Fox jamás fue dueña de los X-Men ni los Cuatro Fantásticos y Sony no es dueña de Spider-Man. Lo que dichas compañías llegaron a poseer durante bastante tiempo fue (y en el caso de Sony "es") la licencia para producir películas de dichos personajes y relacionados (en el caso de Spider-Man, Sony llegó a poseer también la licencia televisiva para series animadas, pero se la devolvió a Marvel en 2009 a cambio de una mayor participación financiera de ésta para producciones cinematográficas, actualmente poseyendo sólo también la licencia para series live-action).

En términos audiovisuales, legales y comerciales, una licencia es un permiso que otorga el dueño de una propiedad intelectual a un tercero para que éste pueda desarrollar proyectos relacionados a la misma en un ámbito o medio de comunicación determinado. En los 90s, una época dificil para Marvel en términos económicos, la Casa de las Ideas otorgó la licencia cinematográfica (o derechos cinematográficos) de sus personajes a varios estudios de manera que pudieran saldar ciertas deudas. El artífice de ésta idea (relativamente exitosa) fue Avi Arad (presidente de Marvel en aquella época), quién otorgó dichos derechos bajo un termino particular: si no habían producciones hechas durante una sucesión de años determinada, la licencia se revertía a Marvel, y con cada nueva producción el cronometro se reiniciaba. De ésta manera, existía un limite de tiempo para producir una película, pero siempre y cuándo hubiesen películas en los cines, de cierta manera la licencia era perpetua, lo que a la larga le generó problemas a la compañía, especialmente después de volverse una parte importante de Disney.

Eventualmente, y tras el vencimiento de unas licencias, la compra devuelta de otras por "papá Disney" y llegar a ciertos acuerdos para poder usar a sus personajes sin revocarle el permiso a otros, Marvel puede volver a usar a todos sus personajes en la pantalla grande, salvo ciertas limitantes (no hay películas en solitario de Hulk y Namor ya que ésos derechos los tiene Universal mediante términos diferentes a los que había con otros estudios, y en el caso de Spider-Man, las películas en solitario se hacen únicamente en co-producción con Sony, con ésta teniendo todavía la libertad de hacer películas por su cuenta, aunque con la debida supervisión creativa). Actualmente, los distintos estudios que produjeron películas de Marvel son dueños de dichas producciones, aún si ya no tienen el derecho para hacer más películas. En términos simples, éso sería todo, ¿verdad? En cuanto a cine, sí. Pero si nos vamos a televisión y videojuegos, es un poco más diferente.

Arte por Alex Ross.

En el caso de la TV, Marvel siempre llegaba a acuerdos individuales con las distintas productoras, es decir, sólo para la serie en cuestión y ya, sin otorgar licencias para futuras series. En términos sencillos, Marvel producía junto con una productora una serie y ya, conservando los derechos televisivos, y si ésta tenía éxito, se consideraba el hacer algo nuevo, lo cual era extraño, especialmente en los 2000s, época en la que Marvel llegaba a tener más de una serie al aire, cada una hecha con una productora distinta. En la practica, el acuerdo al que llegaba Marvel con dichas productoras variaba. En algunos casos, la serie se la quedaba la productora, en otros el trato era uno bastante interesante, ya que la Casa de las Ideas se quedaba con los derechos locales de la serie en cuestión (es decir, dentro de Estados Unidos), mientras que la productora se quedaba con los derechos internacionales. Actualmente, y fuera de los derechos para series live-action de Spider-Man (y sólo live-action, no animadas), Marvel actualmente posee los derechos televisivos de todos sus personajes.

Y en cuanto videojuegos, aunque actualmente ya son un medio de comunicación de largo alcance (varios incluso dirían que una forma de arte, aunque hay bastantes juegos sin dotes artísticos, por lo que "medio de comunicación" funciona mejor), cuándo se cede la licencia para desarrollar un videojuego, éste técnicamente es considerado cómo una pieza de mercancía en un nivel legal. Es por ello que las licencias son mucho más especificas, y por lo tanto, limitantes. Por ejemplo, actualmente Square-Enix posee los derechos para desarrollar videojuegos en solitario de los Vengadores y los Guardianes de la Galaxia, mientras que Insomniac Games (propiedad de Sony) posee los derechos para hacer juegos de Spider-Man y Wolverine. Aún así, ésto sólo aplica a juegos en solitario, por lo que para crossovers, la cosa es bastante diferente. Ahí tenemos el caso de los juegos de peleas, cuya licencia la posee Capcom para su saga Marvel vs. Capcom (y si ellos quieren, para juegos con solo personajes de Marvel también), y si hablamos de sagas en especifico, Nintendo tiene la licencia para nuevos juegos de la saga Marvel Ultimate Alliance y Warner Bros. la de la saga Lego Marvel Super Heroes. Y no me hagan hablar de Fortnite.

Cómo ven, y aunque fuera de los videojuegos Marvel puede hacer lo que desee con todos sus personajes, lo cierto es que debido a todos éstos tratos aquí mencionados, no es el mismo caso en cuanto a las producciones que ya se hicieron, por lo que ahora procederemos a listar quienes poseen dichas obras.

¿Quién es dueño de que?

Primero acabemos con la parte más sencilla: dentro del cine y los videojuegos, los dueños de cada producción individual basada en una propiedad externa son los realizadores, en éste caso los estudios. Aún si se pierde la licencia, el estudio seguirá siendo dueño de su respectiva película o juego. La diferencia recae en que, mientras que en el cine el realizador puede seguir comercializando y distribuyendo su(s) respectiva(s) película(s), en los videojuegos al perderse la licencia se pierde el derecho de seguir distribuyendo los juegos desarrollados, ésto debido a que, cómo ya mencioné, los videojuegos son reconocidos en un nivel legal cómo productos de mercancía y no tanto cómo obras artísticas. Es por ello que si una compañía de videojuegos quiere volver a vender un juego, tiene que recuperar la licencia para hacerlo. Ahora, no voy a decir quienes son los dueños de los videojuegos basados en los personajes de Marvel debido a que para éso haría falta un testamento (pueden ver una lista aquí, sólo busquen el "publisher" de cada juego), por lo tanto me limitaré sólo a las series y películas.

Empezando por las películas; vamos a hablar por estudios individuales para hacer más sencillo ésto. Vuelvo a reiterar que fuera de la limitante con Hulk y Spider-Man y sus películas individuales, Marvel posee los derechos cinematográficos de todos sus personajes. La siguiente lista mostrará que estudio posee las distintas películas hechas a lo largo de los años:

  • Universal Pictures (Comcast): Actualmente, además de poseer los derechos para hacer películas en solitario de Hulk y Namor (es complicado), Universal es dueña de las películas Howard el Pato (1986), Hulk (2003) y Hulk: El Hombre Increíble (2008), ésta ultima siendo parte del Universo Cinematográfico de Marvel.

  • Toei Company: produjeron en los 80s dos películas animadas, una basada en la versión de Marvel de Drácula en 1980 y otra basada en su versión de Frankenstein en 1981.

  • Warner Bros. Pictures (Warner Bros. Discovery): la trilogía de Blade (1998-2004) protagonizada por Wesley Snipes fue producida por New Line Cinema, la cuál se volvió estudio hermano de Warner Bros. en 1996 tras la fusión de su compañía matriz (la hoy fantasma Turner Entertainment) con Time Warner. Gracias a éso, Warner actualmente es la dueña de la librería de New Line, incluyendo la mencionada trilogía.

  • Sony Pictures: Posee desde 1999 la licencia para realizar las películas de Spider-Man, por lo tanto, son dueños de la trilogía de Sam Raimi (2002-2007), la dúo-logía de Marc Webb (2012-2014), la actual saga de Jon Watts que forma parte del Universo Cinematográfico de Marvel (2017-presente), la hasta ahora dúo-logía de Venom (2018-2021) y la saga animada Spider-Verse (2018-presente), con más películas planificadas para el futuro. También poseyeron la licencia de Ghost Rider (también conocido cómo el Vengador Fantasma), con la cual produjeron la dúo-logía protagonizada por Nicolas Cage (2007-2011). También son dueños de las películas animadas Iron Man: Surge el Tecnívoro (2013) y Los Vengadores - Los Archivos Secretos: Black Widow y Punisher (2014), ésto por ser los productores junto con Madhouse de la franquicia Marvel Anime.

  • Lionsgate: Tras la adquisición de Artisan Entertainment en 2003, se lograron hacer con la licencia de Punisher, para el cual produjeron dos películas sin relación entre sí en 2004 y 2008. También son dueños del telefilme de bajo presupuesto Man-Thing (2005) y de las Marvel Animated Features (2006-2011), serie de ocho películas animadas para DVD y Blu-ray realizadas junto con Marvel Animation.

  • Walt Disney Pictures (The Walt Disney Company): La Casa del Ratón compró Marvel en diciembre de 2009, y cómo consecuencia, poco a poco se fue haciendo de los derechos cinematográficos de sus distintos personajes, más no así de sus películas. Aunque la mayor parte de la Primera Fase del UCM (2008-2012) fue realizada por Marvel en conjunto con Paramount Pictures (propiedad de Paramount Global), en 2010 adquirieron los derechos de distribución de Los Vengadores (2012) y Iron Man 3 (2013), la cuales ya habían entrado en pre-producción con Paramount, y en 2013 le adquirieron al mismo estudio los derechos de las primeras dos películas de Iron Man (2008-2010), así cómo la primera entrega tanto de Thor cómo del Capitán América (ambas de 2011). De ahí en adelante, Disney ha sido la propietaria de todas las películas del UCM, salvo por los filmes en solitario de Spider-Man, de las cuales Marvel fue productora, pero la distribución y posesión sigue corriendo por parte de Sony. Tampoco poseen los derechos de la película de Hulk de 2008, la cual sigue siendo propiedad de Universal.

  • 20th Century Fox/Studios: En 2019, Disney se fusiona con parte de 21st Century Fox, con lo cual no solo recuperan los derechos cinematográficos de los X-Men y los Cuatro Fantásticos, si no que también se hacen con la librería de 20th Century Fox (ahora 20th Century Studios), volviéndose propietarios de la saga de X-Men (2000-2019), los filmes de Deadpool (2016-2018) y Wolverine (2009-2017), la película The New Mutants (2020, estrenada después de la adquisición), la dúo-logía de Los Cuatro Fantásticos (2005-2007) y su respectivo reinicio de 2015. 20th Century también tuvo durante un buen tiempo la licencia de Daredevil, con la cual hicieron la película protagonizada por Ben Affleck de 2003 y su spin-off Elektra de 2005, las cuales también son propiedad de Disney por la adquisición de 2019.

Mickey Mouse felicitando a los héroes de Marvel por los 80 años de la editorial. Arte por Humberto Ramos.

Pasando a la televisión; aquí la cosa funciona de la misma manera que las películas en cuanto a las series live-action (con actores reales), con las productoras siendo las dueñas del material en cuestión. De ésta forma, Toei es dueña de su serie japonesa de 1977 de Spider-Man, mientras que Sony (vía Columbia Pictures) es dueña de la serie estadounidense de CBS del arácnido del mismo año, a la vez que Universal es dueña de la serie de Hulk (El Hombre Increíble) también del mismo año (demasiadas coincidencias). Por otro lado, las series producidas entre Marvel Studios y Netflix (2016-2019) son propiedad de Marvel, y aunque en un inicio se pensó que los derechos de distribución pertenecerían a Netflix a perpetuidad, recientemente se confirmó que éstas abandonarán la plataforma en marzo de 2022, por lo que muy probablemente estarán disponibles en las plataformas de Disney en un futuro no muy lejano. Finalmente, la serie de Blade de 2006, al igual que las películas, es propiedad de Warner.

De resto, casi todas las series de Marvel con actores reales son propiedad de Disney, ya que la gran mayoría de éstas fueron producidas después de la compra de 2009, al mismo tiempo que las dos series producidas por Fox (Legion y The Gifted) fueron parte de la adquisición de 20th Century en 2019 (ellos poseían los derechos para hacer series live-action, similar a Sony con Spider-Man). Aún así, Sony en éste momento posee los derechos para hacer series de acción real basadas en Spider-Man y relacionados, y actualmente se está desarrollando una serie basada en Silk para (potencialmente) Prime Video.

Daredevil ayudando a Spider-Man con ésta telaraña legal. Arte por John Romita (Sr.).

Ahora, en cuanto a series animadas; es un poco más complicado, por lo que haré otra lista para explicar las cosas de manera más sencilla:

  • Series de los 60s hasta los 80s: Marvel se quedó con los derechos de las series The Marvel Super Heroes (1966) y Spider-Man (1967) de Grantray-Lawrence Animation, así cómo de Los Nuevos Cuatro Fantásticos (1978) y La Mujer Araña (1979) de DePatie-Freleng Enterprises. Éste ultimo estudio sería comprado por la misma Marvel y renombrado cómo Marvel Productions (que produjo muchas series sin relación a sus propios personajes), con la que produjeron las series Spider-Man (1981), Spider-Man y sus Sorprendentes Amigos y El Increíble Hulk (1982). Hasta 1986 Marvel era propiedad de Candence Industries, la cual vende la compañía a New World Pictures ése mismo año. En 1989 Marvel es vendida (sin su estudio) a Andrews Group, la cuál compra también a la misma New World en 1990 (incluyendo el estudio). Para éste punto, Marvel sigue siendo dueña de su librería animada, pero no por mucho...

  • Series de los 90s: Marvel Productions es renombrada cómo New World Animation en 1993, y en 1994 Marvel funda Marvel Films (actual Marvel Studios). La primera produciría Hulk: El Hombre Increíble (1996) y la segunda se encargaría de Spider-Man (1994), ambas en conjunto con Saban Entertainment, quienes también produjeron por su lado X-Men (1992). En 1996, New World Entertainment (incluyendo toda la librería animada de Marvel hasta entonces) es vendida a Fox Entertainment, la cuál ése mismo año crea en alianza con Saban la cadena Fox Kids Worldwide, con toda la librería de Marvel trasladándose a ésta nueva división. Saban luego produciría Silver Surfer (1998)Spider-Man sin Limites y The Avengers: United They Stand (ambas de 1999), de las cuales mantuvieron los derechos. Finalmente, en 2001 Fox Kids y Saban son vendidas a The Walt Disney Company, con lo cual Disney se hace con los derechos de la librería animada de Marvel de 1966 hasta 1999. Aún así, Marvel se separó de toda ésta fiesta en 1998, volviéndose independiente hasta 2009.

  • Series de Hanna-Barbera: Los Cuatro Fantásticos (1967) y La Mole (1979) fueron producidas por Hanna-Barbera Productions, quienes conservaron los derechos. En 1991, el estudio y su librería son vendidos a Turner Entertainment, la cual se fusiona con Time Warner (actual Warner Bros. Discovery), la cual conserva los derechos de las dos series actualmente.

  • Series de los 2000s: Ésta parte es relativamente complicada, ya que Marvel técnicamente posee los derechos de éstas series, pero al mismo tiempo no. Me explico, con la excepción de las dos series de Spider-Man, éstas series fueron producidas bajo contratos en los cuales Marvel conservó los derechos locales (es decir, dentro de Estados Unidos) mientras que las co-productoras se quedaron con los derechos internacionales. De ésta manera, Warner mantiene los derechos internacionales de X-Men: Evolución (2000), Taffy Entertainment los de Los Cuatro Fantásticos: Súper-héroes del Mundo (2006), Toonz Entertainment los de Wolverine y los X-Men (2009) y PGS Entertainment los de Iron Man: Aventuras de Hierro (2009). Ésto no aplica para Spider-Man: La nueva serie animada (2003) y El Espectacular Spider-Man (2008), ya que Sony conserva los derechos a nivel mundial. Curiosamente, El Escuadrón de Súper Héroes (2009) no alcanzó a ser parte de éste método de distribución, ya que Marvel no encontró distribuidor internacional para el momento de la compra de Disney en 2009.

  • Marvel Anime: éste proyecto fue concebido antes de la compra de Disney, por lo que las cuatro series permanecen bajo el dominio de Sony, la cual fungió cómo co-productora junto con el estudio Madhouse. Las cuatro series de 12 episodios vendrían a ser Iron Man, Wolverine, X-Men y Blade, todas estrenadas en 2011.

  • Marvel Disk Wars - The Avengers (2014): Aunque ésta serie fue una co-producción entre Walt Disney Japan y Toei Animation, todo indica que la actual propietaria es la misma Toei, la cual ha mantenido su distribución solo dentro de Asia. Curiosamente, su secuela espiritual, Marvel Future Avengers (2017) de Madhouse sí es propiedad de Disney, y está incluida en Disney+ de Estados Unidos.

  • Series de 2009 en adelante: fuera de las excepciones ya mencionadas, todas las series animadas producidas desde 2009 son propiedad de Disney.

¿Hay casos similares al de Marvel?

Curiosamente, DC tiene un problema similar, pero en una escala infinitamente menor en lo que respecta a algunas de sus producciones: en los 40s Columbia Pictures produjo dos seriales cinematográficos de Batman (Batman de 1943 y Batman & Robin de 1949 respectivamente), los cuales actualmente son propiedad de Sony vía su posesión actual de Columbia. ¿Que qué son los seriales cinematográficos? Básicamente una serie de TV, pero en el cine. Curiosamente, el mismo estudio también produjo dos seriales de Superman (Superman de 1948 y Atom Man vs. Superman de 1950), pero éstos son propiedad de Warner debido a que DC compró los derechos de los mismos en un intento de protección de la propiedad intelectual del personaje. ¿Alguien dijo favoritismo? También, la serie de 1966 de Batman y su respectiva película fueron producidas por la entonces 20th Century Fox (manteniendo ellos los derechos), y son actualmente propiedad de Disney tras su adquisición del estudio en 2019. De resto, DC puede presumir de poseer la gran mayoría de sus series y películas.

Los Batman de 1943 y 1966 siendo retenidos por abogados de Sony y Disney respectivamente.

Un caso similar ocurre con las Tortugas Ninja, propiedad desde 2009 de Paramount Global. Cuándo la entonces Viacom adquiere la franquicia, logra hacerse con los derechos de toda la serie de 2003, pero fuera de éso, no logran obtener ninguna obra relacionada al cuarteto verde. Ésto se debe a que la franquicia era manejada de manera independiente por sus creadores (Peter Laird y Kevin Eastman), por lo que los derechos de los productos derivados del cómic original eran manejados por quienes producían todo. Por ejemplo, la serie de 1987 es propiedad de Fred Wolf Films (el estudio que la produjo), mientras que la serie La Nueva Mutación de 1997 fue producida por Saban Entertainment, adquirida inadvertidamente por Disney en 2001, recuperada por Saban Brands en 2010 y ahora propiedad de Hasbro.

Y si hablamos de sus películas, la cosa es más complicada aún. La trilogía live-action original (1990-1993) fue producida entre New Line Cinema y Golden Harvest, con 20th Century Fox uniéndose para la segunda y tercera parte. En consecuencia, Warner es dueña de los derechos de la trilogía en Estados Unidos, Fortune Star Media (propietaria de Golden Harvest) de los derechos internacionales y Disney de los derechos de distribución internacional de la segunda y tercera entregas (aunque Fortune Star distribuye al mismo tiempo que Disney dichos filmes junto con la primera cinta). Por otro lado, Warner produjo junto con la extinta Imagi Animation la película animada de 2007, a la vez que en 2019 produjeron (con el visto bueno de Viacom) el crossover animado Batman y las Tortugas Ninja, de las cuales poseen los derechos a nivel mundial.

Finalmente, haré mención especial de Garfield. El felino regordete fue comprado también por Paramount Global en 2019, pero todo el material hecho hasta éste momento es actualmente propiedad de terceros debido a los mismos motivos que con sus ahora hermanas tortugas. Por ejemplo; la serie Garfield y sus Amigos (1988-1994) y los doce especiales para TV (1982-1991) fueron adquiridos por 9 Story Media Group en 2016, la dúo-logía de 20th Century Fox es propiedad de Disney, las series El Show de Garfield (2009-2016) y Garfield Originals (2019-2020) son propiedad de la francesa Dargaud Media y la próxima película animada (en desarrollo desde 2016) será distribuida y propiedad de Sony. ¿Que por qué menciono el caso de Garfield? La verdadera pregunta debería ser "¿por qué no?"

El gato gordo y el cuarteto verde ya se conocen desde 1992. Arte por Jim Davis y Peter Laird.

Y bueno, así termino ésta columna. No soy arrogante, pero considerando el tiempo e investigación que ésto me llevó, espero aprecien el esfuerzo e información. Espero que con ésto los haya podido ayudar a entender el porqué detrás de una serie de Marvel en HBO Max o casos similares. Espero nos estemos leyendo pronto. ¡Sean libres de comentar!

"¡Excelsior!"

©2022 Adrian Sandoval